Más de 500 participantes en la Marcha Solidaria por la inclusión de las personas con discapacidad

Friday, 1 December 2017

Más de 500 personas han participado hoy, viernes, en la Marcha Solidaria con motivo del Día de las Personas con Discapacidad, organizada por el colectivo Asansull y por el Ayuntamiento. La marcha, con el lema “La inclusión, la meta de todos y todas”, duró algo menos de una hora y partió de la Alameda Alfonso XI para discurrir por varias calles del Casco.

MARCHA DISCAPACIDAD 1 DICIEMBRE 2017

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha encabezado la marcha junto a otros miembros de la Corporación y responsables de la Asociación Pro Personas con Necesidades Especiales del Campo de Gibraltar. Participaron en la misma casi doscientos estudiantes de los colegios de San Roque Casco; usuarios de los servicios gestionados por Asansull en toda la comarca; usuarios de la Residencia Municipal de la Tercera Edad y de los talleres de memoria; miembros de las asociaciones que integran el Consejo Local de Personas con Discapacidad; y ciudadanos particulares.

La marcha incluyó la lectura de un manifiesto elaborado por Asansull, ya que esta actividad era el acto central de los organizados por este colectivo este año en la comarca con motivo del Día de las Personas con Discapacidad. Además, Ana Díaz, la madre de una persona con discapacidad, leyó un poema. El colofón fue la plantación del árbol, que corrió a cargo de Claudio, un joven usuario del Centro de Día Ocupacional “Villa Carmela”, situado en Puente Mayorga, de titularidad municipal y gestionado por Asansull. Estuvo acompañado por la presidenta de este colectivo, María Luisa Escribano, por el primer teniente de alcalde, Juan Manuel Ordóñez, y por la concejal de Igualdad y Asuntos Sociales, María Teresa Benítez.

Antes de comenzar la marcha, el alcalde dio la bienvenida al municipio a todos los asistentes, y recordó que este acto tiene como objetivo conmemorar el día internacional que se celebra oficialmente el domingo, “una día para que todos visualicemos que hay que trabajar todo el año para conseguir la igualdad efectiva de todas las personas, cada cual con sus limitaciones”.

Agradeció a María Luisa Escribano la elección de San Roque para esta marcha, y recordó que “hace unos años la reconocíamos como Hija Adoptiva de la Ciudad. Trasladar también mi gratitud a todos los colegios de la Ciudad que se han sumado, a los centros, profesores y, sobre todo, a los alumnos”, entre los que incluyó a los “alumnos mayores, a los de los talleres de memoria”.

Finalizó el alcalde recordando que “este viernes coincide con el Día Internacional de la Lucha contra el Sida, y por tanto mi recuerdo para acabar con esa enfermedad que tanto daño hizo en los años 80 y 90, y para la que todavía que se necesitan muchos recursos para acabar con ella”.

Al finalizar la marcha, María Teresa Benítez agradeció a todos los asistentes su participación. “Lo hemos hecho entre todos y todas: los colegios, las asociaciones, Asansull, las delegaciones municipales de Juventud, Seguridad Ciudadana, Deportes, Protección Civil y Multimedia. Y, sobre todo, al personal de la Delegación de Igualdad y Asuntos Sociales”. “El Ayuntamiento -concluyó- se compromete en luchar para lograr esta meta de la inclusión los 365 días del año”.

María Luisa Escribano fue la encargada de leer el manifiesto, que tiene como objetivo reivindicar “la accesibilidad y la participación real y efectiva de las personas con discapacidad”. Explicó que su colectivo agrupa a más de 700 personas con discapacidad y sus familias, de todo el Campo de Gibraltar.

En el manifiesto, Escribano agradeció “la reciente Ley andaluza, que hará realidad la adopción de las medidas necesarias para el cumplimiento de los derechos” de las personas con discapacidad. Entre otras reivindicaciones, en el texto se exige “un compromiso político, social, económico y cultural”, que pasa por dotar económicamente la Ley para su cumplimiento.

“La mejora de la economía -dijo- tiene que reflejarse en la atención de las personas con dependencia”. Entre las medidas concretas, se reclaman plazas de atención residencial y de día que permita el acceso gratuito; el desarrollo de planes contemplados, con especial atención a las políticas activas de empleo; un concierto con las asociaciones y la financiación de programas; la eliminación de la brecha de género... “Somos más del 10% de la población andaluza -afirmó-, con mayoría de mujeres”, y subrayó la necesidad de atención temprana desde el nacimiento con criterios de gratuidad y calidad, así como la adaptación de la legislación educativa a esta realidad. Asansull considera también que tras más de diez años de Ley hay que evaluar el impacto en calidad de vida en personas con discapacidad intelectual.