Inicio | Multimedia

Los mayores de las viviendas tuteladas disfrutan de un almuerzo especial de Feria Real

Los usuarios de las viviendas tuteladas de la calle Málaga han disfrutado hoy, miércoles, de un almuerzo especial de Feria Real, que tenía como plato estrella una paella que ha cocinado una vecina de manera altruista. Autoridades municipales se han acercado al edificio para saludar a los mayores y desearles que disfruten al máximo de estos días de fiesta.

07/08/2019

En concreto, han asistido la teniente de alcalde delegada de Igualdad y Asuntos Sociales, Mónica Córdoba, y el concejal de la Zona San Roque Ciudad, David Ramos. Mónica Córdoba ha explicado que este almuerzo de convivencia se celebra por segundo año consecutivo, y agradeció a la vecina por su colaboración con el arroz. Destacó la edil el buen ambiente entre los usuarios, y deseó a todos una feliz Feria Real.

Las viviendas tuteladas han sido concebidas para personas mayores con un nivel de autonomía suficiente, pero con dificultades para mantenerse en su vivienda por grave deterioro de la misma o por problemas de convivencia, o que sean obligados a abandonarla, carezcan de vivienda propia o no dispongan de recursos económicos, familiares y sociales. Las 15 de la calle Málaga comenzaron a funcionar en octubre de 2010.

Los requisitos para tener acceso a estas viviendas son: tener 60 años o más cumplidos; estar empadronado en San Roque con dos años de antigüedad, como mínimo; no padecer enfermedad infecto-contagiosa, ni alteraciones psíquicas que puedan repercutir de una manera negativa en la convivencia o que requieran vigilancia y cuidados continuados de una tercera persona, o con limitaciones severas en su nivel de autonomía personal.

También se cuentan entre los requisitos el no disponer de vivienda en propiedad, o que ésta se encuentre en un grave estado de deterioro, no reuniendo las condiciones mínimas de habitabilidad y no siendo posible su rehabilitación mediante otros recursos de carácter social. En los casos de personas que aún no teniendo vivienda en propiedad sí dispongan de familiares con los que estén conviviendo, y estos estén obligados legalmente a su cuidado y atención, según el Código Civil, se valorará la no prioridad del caso.

Además, se considera un requisito el tener un estado físico y psíquico que permita realizar las actividades de la vida diaria de forma independiente y no presentar riesgo inminente de invalidación; y tener una conducta social y unos hábitos personales y de higiene que faciliten una convivencia normalizada. Finalmente, cualquier situación no contemplada en los requisitos anteriores podrá ser estudiada y valorada por el Departamento Municipal de Asuntos Sociales, que elaborará propuesta de ingreso o no, siendo sometida ésta ante el órgano competente (Comisión Municipal de Asuntos Sociales).