Inicio | Multimedia

La mejora radical de los polígonos de Campamento y Guadarranque atrae a nuevas empresas

La industria es uno de los pilares de la economía sanroqueña. Y no sólo las grandes empresas, como Cepsa, generan riqueza y empleo en el municipio, sino también otras de mediano y pequeño tamaño que se sitúan principalmente en los polígonos de Guadarranque y Campamento. En estos últimos años dichas zonas han experimentado una importante mejora en cuanto a infraestructuras, lo que ha convertido ambos polígonos en modernos parques empresariales y focos de atracción de nuevas empresas.

15/10/2017

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha explicado que “esta mejora en los polígonos industriales era una antigua demanda de las mismas empresas, que se quejaban con razón de lo precario de las instalaciones. También lo reclamaba el Ayuntamiento, ya que la falta de infraestructuras adecuadas hacía que los empresarios que barajaban instalarse en esas parcelas acabaran buscando otras ubicaciones a pesar de que San Roque se encuentra en un lugar muy atractivo y bien comunicado. Afortunadamente, hoy en día la situación es totalmente distinta, y cada vez son más las empresas que eligen San Roque para desarrollar su trabajo”.

“Son varios -añadió- los casos recientes. En agosto pasado se inauguró en el polígono de Guadarranque la planta de lavado de vehículos cisterna y contenedores de Lavaderos Europa, considerada la mejor de la Península. La empresa Air Liquide está inmersa en la sustitución de su planta de 1997 por otra más moderna. Pilsen Lake, dedicada al refino de hidrocarburos, apenas lleva funcionando dos años. Y en primavera del año pasado visitábamos la planta de TS Logística, situada en el Polígono de Campamento. Esto por citar sólo algunos casos”.

“Pero estos buenos resultados recientes -manifestó- contrastan con la situación de abandono que presentaban ambos polígonos hace sólo una década. Para cambiarla, Ayuntamiento y Sepes (Entidad Pública Empresarial del Suelo, dependiente del Ministerio de Fomento) firmaron un convenio por el cual este organismo estatal financiaba las obras y el Consistorio se encargaba de los proyectos y la licitación. El Sepes ingresó con este fin en las arcas municipales alrededor de 3 millones de euros en el periodo 2009/2010, en el principio de la crisis, y el gobierno municipal que en ese momento lideraba el PP destinó ese dinero a gastos corrientes”.

“Cuando en 2011 -continuó- fui nombrado por primera vez alcalde, me encontré que el Ayuntamiento tenía la obligación de sacar adelante las obras y costearlas con fondos propios, ya que el dinero del Sepes se había gastado. Gracias a la mejora progresiva de la economía del Ayuntamiento, ya en 2014 pudimos sacar a licitación la obra del polígono de Campamento, que se adjudicó por algo más de dos millones de euros”.

“El resultado -apuntó el primer edil- fue sobresaliente, y afectó no sólo al polígono en sí, sino también a la carretera que muchos conductores utilizan para transitar entre San Roque y La Línea. Se mejoró el alumbrado público, el asfaltado y los aparcamientos, las redes de saneamiento y pluviales, el ajardinamiento... En definitiva, lo que era un polígono deficitario se convirtió tras un año de obras en un moderno parque empresarial que ha ido atrayendo a nuevas empresas para establecerse en él”.

“En el Polígono de Guadarranque -continuó- se ha llevado a cabo una modernización similar. Esta zona industrial está dividida en cuatro áreas, denominadas PEI 01, PEI 02, PEI 03 y PEI 04. El PEI 01 está ocupado prácticamente en su totalidad por lo que ahora es Indorama, de manera que la urbanización se realizó por los primeros propietarios de esa planta industrial hace unas dos décadas”.

“Las obras de modernización del PEI 02 -apuntó el regidor sanroqueño- fueron promovidas directamente por el Sepes hace unos años, y esta misma semana hemos recepcionado las obras del PEI 03, proyectadas y licitadas desde el Ayuntamiento con financiación del Sepes. En cuanto a las del PEI 04, están a punto de finalizar, y han sido asumidas por la empresa Cepsa como una contraprestación de carácter urbanístico”.

“De manera que la conversión del Polígono de Guadarranque en parque empresarial -añadió- está prácticamente terminada. Pero los frutos de esta modernización se han empezado a recoger antes, porque se han ido ocupando las parcelas que estaban pendientes e incluso estamos enajenando unas de propiedad municipal que estaban en desuso. Se trata de dar respuesta a la demanda de empresas que quieren aprovechar esta renovación de las infraestructuras con su excelente situación, cercana a las grandes industrias y al puerto, y con acceso inmediato a la autovía”.

“Quiero dejar claro -recalcó Ruiz Boix- que esta política de atracción de empresas se supedita al cumplimiento de la normativa, especialmente en lo referente a medio ambiente. Se trata de unos terrenos de uso industrial, pero siempre con la exigencia de tratamiento de aguas y residuos, así como intentando bajar al mínimo el impacto en las emisiones de gases. Y así se está asumiendo por las nuevas empresas, que están poniendo en marcha instalaciones de tecnología punta”.

Por su parte, el primer teniente de alcalde y responsable de Urbanismo e Industria, Juan Manuel Ordóñez, indicó que “junto con el turismo, la industria es uno de los motores de la economía sanroqueña, aunque también queremos sumar la logística con el impulso a la ZAL de la Estación, para lo que contamos con la apuesta clara de la Junta de Andalucía. Existen numerosos polígonos industriales en el Campo de Gibraltar, y la mejor manera de convencer a las empresas medianas y pequeñas de asentarse en nuestro territorio es ofrecerles unos servicios e infraestructuras de primer nivel”.

“La conclusión de las obras en los parques empresariales de Campamento y Guadarranque -añadió Ordóñez- es buena prueba de este compromiso municipal. Porque si bien hemos contado con financiación externa, tanto la redacción de los proyectos como el proceso de contratación, así como el seguimiento de las obras, han sido responsabilidad del Ayuntamiento. El resultado es bastante notable, y no sólo tenemos las felicitaciones de los empresarios ubicados en ambas zonas, sino también de los vecinos”.

Las obras en el Polígono Industrial de Campamento, que estuvieron pendientes más de cuatro años, se iniciaron en noviembre de 2014 por importe de más de 2 millones de euros, finalizando un año después. El importe se elevó a 1.883.000 euros, a los que hay que sumar lo correspondiente al IVA.

Debido al deterioro causado por el paso del tiempo, el proyecto fue distinto al inicial de 2009, y fue redactado por la Delegación Municipal de Urbanismo.

El sector de referencia tiene una superficie aproximada de 453.545, 50 m2, de las que la superficie de la red viaria y anexa a la misma es de de 66.046,25 m2, coincidiendo esta superficie con el ámbito de actuación. Entre las obras más destacadas se incluían el soterramiento de varios tramos de la red de telefonía; la reparación y limpieza de la red de saneamiento y pluviales, ya que había tramos dañados y fuera de servicio; la ampliación del ancho de la Avenida Sevilla y la construcción de una glorieta en el lugar donde se encuentra con la N-351; y la ampliación de la superficie de aparcamientos reduciendo la destinada a zonas verdes y que se encuentran anexas al acerado.

En cuanto al PEI 03 del Polígono de Guadarranque, la actuación ha consistido en la mejora de redes e infraestructuras, así como la actuación sobre los deteriorados pavimentos existentes hasta ahora. Igualmente, se contempla la recuperación del entorno ambiental. El proyecto también recoge la mejora del alumbrado público en algunos lugares específicos y la construcción de un carril bici que une las barriadas de Guadarranque y Taraguilla.
Las obras consistieron en la recuperación ambiental del entorno, mediante la limpieza total de residuos industriales de la antigua red de unitaria existente; transporte a la depuradora de aguas industriales extraídas; localización de posibles acometidas de fecales no controladas; hormigonado de la red y eliminación y posterior transporte al vertedero.
Además, se contemplaba la repavimentación de la totalidad del polígono, así como la reparación de la red de alcantarillado y telefonía y la red de aparcamientos. También se han pavimentado las zonas verdes anexas al acerado para aumentar la superficie destinada a aparcamientos de vehículos, lo que supondrá la reducción de las zonas de jardinería que precisen mantenimiento.
También se incluía la mejora la señalización en todo el polígono. Finalmente, se ha realizado la plantación de alineaciones de árboles para mejorar la estética del polígono, así como la habilitación de un tramo de carril bici en la avenida principal que lleva a Guadarranque.

Finalmente Proyecto Ordinario de Obras Complementarias de Urbanización del Área 04-PEI del PEYSI, Vial Norte-Sur del Polígono Industrial de Guadarranque, tiene un presupuesto de 1.979.500 euros y está financiada por la empresa Cepsa en virtud del convenio que suscribió con el Ayuntamiento con arreglo al Plan Especial de Seguridad Industrial.

Se trata de dotar a esta vía de aparcamientos y acerado; la construcción de dos glorietas para mejorar las condiciones de seguridad del tráfico y su regulación; la mejora del firme; solucionar las deficiencias de algunos de los servicios básicos urbanisticos, en especial la evacuación de aguas pluviales y de alumbrado; y completar la señalización viaria. En definitiva, continuar con la mejora de la urbanización del vial norte-sur en las mismas condiciones y características que el tramo ya ejecutado por el Ayuntamiento.