El próximo domingo, novedosa ruta senderista por “La Muralla del Estrecho”

Domingo, 17 Abril 2016

Una de la novedades para este mes de abril en la agenda de turismo de San Roque, que fue destacada por la tte de alcalde Dolores Marchena, es una visita guiada a búnkeres y elementos defensivos de la segunda guerra mundial existentes entre San Roque y La Línea, en Sierra Carbonera, que tendrá lugar el domingo 24.

Con esta ruta guiada-sendero de la Segunda Guerra Mundial en Sierra Carbonera, organizada por la empresa sanroqueña "Arqueoroutes", se pretende poner en valor los elementos defensivos construidos durante la Segunda Guerra, y que junto a los Pirineos, nos distingue del resto de España.

En la ruta senderista prevista en Sierra Carbonera, donde además de los numerosos búnkeres, existe un túnel de uno 500 metros de longitud, con un puesto de mando, y que cruza las dos faldas de la sierra.

Para participar los interesados deben contactar bien con la delegación de Turismo, bien con al empresa Arqueoroutes en su pagina web.

Los fortines del "Sistema de defensa contemporáneo del Campo de Gibraltar" (también conocidos como nidos, búnkeres, casamatas...) surgieron en la difícil posguerra española. Símbolo del enroque del naciente régimen del general Franco frente a la amenaza de las democracias occidentales en la Segunda Guerra Mundial, contaron con mano de obra de republicanos represaliados y dibujaron un paisaje muy característico en el litoral norte del Estrecho.

El sistema campogibraltareño se extiende por la costa gaditana desde Guadiaro hasta las playas oeste de Conil. Es un sistema homogéneo donde el hormigón es el material predominante y que está compuesto por más de 500 fortines, murallas de casamatas, pozos de tiradores, plataformas artilleras, barracones, almacenes, puestos de mandos, y kilómetros de pistas de carreteras y trincheras, que aunan modelos europeos, especialmente alemanes, y la experiencia de la Guerra Civil.

Un muro cuyo objetivo era anular cualquier intento de invasión a través de la costa norte del Estrecho e incluso ayudar en una hipotética ocupación del Peñón de Gibraltar por parte del eje italo-alemán como la planteada en la operación Félix en 1940, la operación Illiona en 1942 o en la operación Gisela de 1943.

El Plan defensivo del Campo de Gibraltar, aprobado definitivamente el 23 de diciembre de 1939 contemplaba la construcción de más de medio millar de obras, entre ellas 498 búnkeres.

Estas construcciones fueron llevadas a cabo por el equipo de zapadores del Regimiento de Fortificaciones Nº4 junto a obreros civiles y entre 10.000 y 15.000 prisioneros de guerra agrupado en batallones de unos 800 presos bajo la supervisión del teniente coronel López Tienda y técnicos alemanes.

La zona fortificada comprendía el tramo de costa desde la ciudad de Conil de la Frontera hasta el Río Guadiaro si bien las zonas de mayor densidad de construcciones era la Bahía de Algeciras y más concretamente el istmo de Gibraltar.

En la zona de Sierra Carbonera se instalaron numerosos búnkeres defensivos, que eran apoyados por observatorios y torres de transmisión.

Estas construcciones se encuentran protegidas como Bien de Interés Cultural por la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español y para ello la Junta de Andalucía posee un detallado catálogo de estas construcciones que le permite mantener un seguimiento de todas aquellas acciones realizadas sobre ellas.

1 of 1