Inicio | Multimedia

El Ayuntamiento podría ahorrar 150.000 euros más del coste de la recaudación de impuestos

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y el concejal de Hacienda, Jesús Mayoral, han mantenido en la mañana de hoy, miércoles, una reunión de trabajo con el vicepresidente de la Diputación Provincial y responsable del Servicio de Recaudación y Gestión Tributaria, José Antonio Liaño. En el encuentro se ha avanzado que la liquidación de la recaudación municipal de 2013 podría provocar una mejora del coste del servicio en 150.000 euros, cifra que habría que añadir a los 300.000 que se ahorraron en su momento.

28/05/2014

El primer edil explicó al término de la reunión que “cuando a principios de 2013 se aprobó en Pleno de la Corporación un estudio de costes del Servicio de Recaudación, avanzamos que el ahorro para el Ayuntamiento podría situarse en unos 490.000 euros (460.000 más los ingresos por vía ejecutiva). La suma de estos 150.000 y los 300.000 que se nos reconocieron desde Diputación en otoño pasado supone un total de 450.000 euros, una cifra muy similar a la que nosotros defendíamos al inicio de este proceso de negociación”.

“En todo momento, desde el Ayuntamiento reclamábamos un encuentro institucional para poder exponer nuestros argumentos con calma -señaló Ruiz Boix-. En cuanto éste se produjo, desde la Diputación Provincial se constató que lo que pedíamos era lógico y justo, de manera que al final se ha conseguido la reducción de costes que defendíamos y nos hemos mantenido en el Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria. De hecho, quiero hacer una felicitación pública al equipo de Recaudación, porque realiza un gran trabajo”.

Explicó Ruiz Boix que “la recaudación municipal de 2013 se ha incrementado porque se han sumado nuevas unidades a los padrones (de impuestos) y porque se está trabajando en diversos planes de inspección. El año pasado la inspección se ha centrado en el ICIO (impuesto sobre construcciones), y en 2014 se seguirá trabajando en ese impuesto y se comenzará con el IAE (Impuesto de Actividades Económicas)”.

Agregó que “nuestro objetivo es que las inspecciones puedan provocar un incremento en la recaudación municipal para que, cuando trabajemos los presupuestos de 2015, podamos incluir una reducción del tipo del IBI para las familias sanroqueñas. Se verá en su momento, pero se está avanzando en la buena dirección”, concluyó el alcalde.