Inicio | Multimedia

Córdoba y Gavino mantienen reuniones técnicas y políticas para avanzar en el diseño de los presupuestos

La alcaldesa accidental, Mónica Córdoba, y el teniente de alcalde delegado de Economía y Hacienda, Ángel Gavino, están manteniendo reuniones técnicas y con otros miembros del Equipo de Gobierno para avanzar en la confección de los presupuestos municipales de 2020. El objetivo es contar con el borrador de las cuentas en el mes de septiembre, para que antes de finalizar el año pueda darse la aprobación definitiva.

27/08/2019

Córdoba explicó que “estas semanas son claves en la elaboración de los presupuestos, de manera que mi compañero Ángel Gavino y yo nos estamos implicando al máximo en avanzar en el diseño de las distintas partidas presupuestarias. Queremos cumplir con los plazos legales y, si podemos, volver a ser el primer ayuntamiento de la provincia en tener presentados sus presupuestos. Lo que está claro es que se aprobarán de manera definitiva antes de finalizar el año, y entrarán en vigor el 1 de enero de 2020”.

“Por mi parte -explicó-, he mantenido reuniones con los responsables técnicos de los departamentos que dirijo (Bienestar Social e Igualdad y Bibliotecas) para conocer las necesidades del servicio para el año próximo. Y, junto a Ángel, con el resto de miembros del Equipo de Gobierno, para saber las grandes líneas de actuación para 2020, que tienen que reflejar los contenidos del programa electoral con el que obtuvimos la mayoría absoluta el pasado mes de mayo”, concluyó.

Ángel Gavino, mientras, indicó que “es muy importante contar con la colaboración de mi compañera Mónica Córdoba porque, además de ejercer como alcaldesa accidental, durante los últimos cuatro años ha sido la responsable de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento. Conoce en profundidad la evolución de las partidas durante el pasado mandato, y qué programas necesitan un refuerzo en función de la ejecución presupuestaria reciente”.

Añadió que “en todo caso, tenemos la obligación de cumplir con los criterios de eficiencia en el gasto, conjugando los bajos impuestos con un alto gasto social. Así nos lo ha marcado el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y también es una convicción que compartimos todos los concejales del Gobierno municipal”.

Tras una de las primeras reuniones que mantuvo a inicios de julio con técnicos y concejales para comenzar a diseñar los presupuestos, el alcalde explicó que no se contempla aumentar la presión fiscal, por lo que el aumento de la recaudación debe venir tanto de la mejora en la inspección de los padrones como de los ingresos debidos a licencias. En este sentido, Ruiz Boix señaló que los presupuestos deben ser también una herramienta para fomentar las inversiones privadas en el municipio, aunque siempre bajo unos rigurosos parámetros medioambientales y de sostenibilidad.