Ilustre Ayuntamiento de San Roque

Inicio | Ayuntamiento

Muebles

Cualquier mueble puesto a disposición del consumidor debe tener una etiqueta con una información objetiva, veraz y suficiente sobre sus características esenciales. El etiquetado no debe inducir a engaño o error, ni contener indicaciones o sugerencias que puedan confundir respecto de la verdadera naturaleza del producto.

Asimismo debe advertir de los posibles riesgos que se deriven de su utilización.¿Qué deben contener las etiquetas?:-Nombre o denominación usual o comercial del producto, salvo que éste sea por sus propias características plenamente identificable. La denominación puede venir referida a un determinado grupo de mobiliario, según su función (muebles de asiento, auxiliares y de decoración, de descanso, etc.) o bien con referencia a un conjunto de piezas que se vendan de forma unitaria (comedor, dormitorio, salón, etc.). Si posee alguna característica esencial, ésta deberá figurar igualmente en la etiqueta junto con la denominación, por ejemplo: mesa apilable, sillón convertible, etc.-Identificación de la empresa, que debe contener los datos (nombre, razón social, domicilio) de la misma.-Composición: debe aparecer con claridad una referencia a la composición de las distintas partes del mueble, tanto visibles como ocultas:-estructura (madera, metálica, metacrilato, etc.)-revestimiento (chapa, melanina, etc.)-acabado (cuero, algodón, etc.)-aspectos decorativos (deberán contar con una referencia específica en el etiquetado.Cuando sea un mueble con revestimiento textil, la composición de éste debe constar sólo en el caso de que dicho material represente al menos el 80% del total del revestimiento.-Condiciones de uso o instalación: indicaciones necesarias para el uso adecuado y seguro, y también para un corresto mantenimiento.-Precio: será el precio final de venta al público, incluyendo todos los impuestos y, en su caso, coste adicional de portes, instalación y/o montaje. En aquellos productos integrados por un conjunto de piezas susceptibles de venta por separado, como un dormitorio, el precio se indicará de forma individualizada en cada una de ellas.Como todos los bienes de consumo, los muebles disponen de un plazo de garantía de dos años desde el momento de la compra. El responsable de la garantía es el vendedor.