Inicio | Multimedia

Exposición en el Espacio Joven sobre la Guerra Civil desde la perspectiva gibraltareña

La Sala de Exposiciones del Espacio Joven acoge la muestra “La lucha republicana y la dimensión gibraltareña”, un trabajo realizado por el sindicato Unite the Union, mayoritario en Gibraltar, en el que se muestra cómo se vivió la Guerra Civil al otro lado de la frontera. Se trata de una actividad complementaria al seminario sobre memoria histórica que se está impartiendo en el Palacio de los Gobernadores con motivo del 38 Curso de Verano de la Universidad de Cádiz (UCA) en San Roque.

25/07/2018

El concejal de Juventud, David Ramos, ha visitado la muestra junto a Michael Neto, de la ejecutiva del citado sindicato, y con Juan León Moriche, del Foro por la Memoria Histórica del Campo de Gibraltar, entidad que forma parte de la organización del seminario. Ramos indicó que “es muy interesante enterarnos gracias a esta exposición de un punto de vista que muchos no conocíamos”.

“Desde Gibraltar -apuntó- el sindicato Unite ha rescatado para sus ciudadanos qué ocurrió allí durante la Guerra Civil, en especial cómo la población apoyó al bando republicano. Agradezco al sindicato y a la Universidad de Cádiz esta oportunidad para colaborar a través de una exposición que en principio permanecerá en el Espacio Joven hasta el sábado, cuando finalice el Curso de Verano, aunque esperamos tenerla un poco más de tiempo”.

Por su parte, Michael Neto señaló que “cuando en 2016 se cumplieron los 80 años del golpe de Estado en España, decidimos darle a conocer al pueblo de Gibraltar qué supuso la Guerra Civil en Gibraltar, porque nunca se había tratado este asunto. Nos sorprendió el interés, porque para una población de 30.000 personas tuvimos a 500 en un simposio escuchando a distintos oradores hablar sobre este tema”

“En esta exposición -explicó- se puede ver qué supuso la entrada en Gibraltar de 10.000 trabajadores que huían del fascismo. Se puede ver también la solidaridad de sindicalistas e invididuos del movimiento obrero, unos que murieron peleando por la democracia en España, y otros que fueron encarcelados o torturados. Una parte de la historia del pueblo obrero en Gibraltar que no se conoce”.

“Fue tal el interés -apuntó Neto- que hubo personas que nos han quitado el habla porque no pudimos conseguir entradas para todos los que nos lo habían pedido. Hemos podido adquirir materiales que no están aquí, como la bandera del barco José Luis Díez, un barco republicano que hundieron los fascistas, y los tripulantes fueron a Gibraltar. La bandera está hoy en el Museo de Gibraltar”.

“Y también -prosiguió el sindicalista- una placa hecha de monedas de plata fundidas en la que los republicanos dan las gracias al pueblo de Gibraltar. Hay que tener en cuenta que Gibraltar tenía entonces 20.000 personas, y que se plantaron 10.000 republicanos de golpe. La República no tuvo el apoyo de los militares, de la Iglesia y ni del 'establishment', pero el pueblo sencillo, el pueblo trabajador, se volcó con la República”, concluyó.

Finalmente, Juan León Moriche explicó que si bien los textos de la exposición “La lucha republicana y la dimensión gibraltareña. Una historia de compañerismo, solidaridad obrera y ayuda internacional” están en inglés, se han hecho traducciones en español a disposición del público. Además, incluye dos paneles de otra muestra organizada por el Foro por la Memoria que trata sobre estos temas.

“Esta exposición -resumió- muestra la múltiples facetas que la guerra tuvo en Gibraltar, comenzando por la ayuda a los refugiados que huyeron de los fusilamientos masivos en La Línea, San Roque y Algeciras. Aunque los fascistas y las autoridades gibraltareñas cerraron la frontera, la gente escapaba a nado o en barcos de pesca. Todavía en 1939 quedaban más de 1.400 refugiados españoles en Gibraltar”.

“También -dijo el representante del colectivo memorialista- se cuenta lo que ocurrió con el barco José Luis Díez, que intentó pasar a Cartagena para unirse a la flota republicana, fue atacado y se refugió en Gibraltar, donde fue reparado gracias al trabajo voluntario de los trabajadores de los astilleros. También se habla de los gibraltareños, cuatro o cinco, que lucharon junto a la República en las Brigadas Internacionales, la primera vez que ocurría. Además, de los que fueron fusilados en La Línea por su militancia a favor de la República”.

“Las autoridades coloniales -señaló- mantenían una supuesta neutralidad pero en realidad favorecían a los fascistas, a cuyo ejército les daban facilidades, carburantes, ropa... pero nada a la flota republicana. Otro momento importante fue el mitin Queipo de Llano en La Línea, cuando dijo que iba a invadir Gibraltar, y las repercusiones que tuvieron esas palabras”.

“El objetivo -subrayó León Moriche- es hacer ver a los campogibraltareños que tenemos una historia común con los gibraltareños, y que la memoria histórica traspasa las barreras. Por encima de las fronteras está la humanidad y la lucha contra el fascismo”, concluyó.