Inicio | Multimedia

El programa de empleo de la Junta para mayores de 30 años generará unos 50 trabajos en San Roque

El denominado Programa Emple@30+, que promueve la Junta de Andalucía, creará al menos 50 puestos de trabajo en San Roque. El Ayuntamiento será el encargado de gestionar la contratación de estos desempleados mayores de 30 años, que desempeñarán distintas labores a lo largo de seis meses. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha aplaudido este plan de empleo autonómico, que cuenta con un presupuesto global de 106 millones de euros, con los que se pretenden crear unos 15.000 empleos en toda Andalucía.

19/07/2014

El primer edil ha señalado que “contando este programa, que funcionará entre noviembre de 2014 y abril de 2015, a lo largo del presente año estarán en funcionamiento cuatro planes de empleo en el municipio de San Roque. El primero, promovido desde el Ayuntamiento, consiste en los trabajos de temporada de Emadesa, que ha permitido contratar durante seis meses y hasta octubre a 61 personas en situación de desempleo”.

“Los otros tres -continuó- han sido a iniciativa de la Junta de Andalucía. En primer lugar, el Plan de Empleo Joven, que beneficiará a 104 jóvenes de entre 18 y 29 años, para los que ya hemos establecido desde el Ayuntamiento las actuaciones que se les asignarán. Quiero insistir en que los que quieran optar a estos empleos tienen que pasarse por Andalucía Orienta. En segundo lugar, el Plan de Inclusión Social, del que se beneficiarán otras 40 personas, procedentes de las familias con menos recursos, quienes están a tiempo para presentar las solicitudes”.

“Y, finalmente, este Programa Treinta Plus, del que no conocemos todavía la cuantía para San Roque, pero que beneficiará a unos 50 desempleados mayores de esa edad y que lleven al menos un año en el paro de manera ininterrumpida. Quiero recordar que en todos los casos las ofertas de empleo llegan a través del Servicio Andaluz de Empleo (SAE)”, recalcó el alcalde. Los 106 millones de euros del Programa Emple@30+ se reparten de dos maneras: 80 millones para los municipios andaluces; y otros 26 para entidades y colectivos sociales.

Para el primer edil, “es muy importante que para este plan Treinta Plus se hayan establecido dos baremos lógicos, en los que no se tienen en cuenta los colores políticos: el total de la población de cada municipio; y el total de la población afectada (por lo tanto, desempleados mayores de 30 años con más de un año ininterrumpido en el paro)”.

“Estos baremos puestos por la Junta de Andalucía -dijo Ruiz Boix- contrastan con los que ha puesto el Gobierno Central para el Plan de Pobreza Infantil, que ha dotado de 16 millones de euros. Aunque la cantidad global parece alta, teniendo en cuenta el gran número de niños en situación de pobreza que existe en España, a cada uno corresponderían unos siete euros, lo que supone una cantidad irrisoria”.

“Pero además -insistió-, no se destina este dinero de manera equitativa entre las distintas comunidades autónomas, y Andalucía ha sido nuevamente discriminada y castigada, al recibir comparativamente menos recursos que otras regiones españolas”, finalizó el alcalde.

El Programa Emple@30+ incluye dos grandes líneas de ayudas: la Iniciativa Cooperación Social y Comunitaria, que facilitará contrataciones en proyectos de obras y servicios por parte de los ayuntamientos, y la Iniciativa Proyectos de Interés General y Social Generadores de Empleo, para servicios de utilidad colectiva a cargo de entidades sin ánimo de lucro. Ambas estarán cofinanciadas con fondos europeos.

La primera de las iniciativas incluidas en el decreto ley, denominada Cooperación Social y Comunitaria para el Impulso del Empleo 30+, tiene como objetivo promover la contratación en obras y servicios de ámbito social o de interés.

El reparto exacto de los 106 millones de euros está todavía por determinar, y variará según el peso poblacional y el porcentaje de desempleados. La Junta garantiza una ayuda mínima de 7.800 euros por municipio. La Junta sufragará antes los empleos que ofrecen trabajo a jornada completa. Se vigilará con lupa a los ayuntamientos y a las ONG que reciban dinero, para evitar que se repita otro fraude millonario como el de los cursos de formación para desempleados.