Ilustre Ayuntamiento de San Roque

Inicio | Ayuntamiento

Decálogo del buen inversor

1) Compruebe que la empresa a la que entrega su dinero está habilitada para prestar servicios de inversión, es decir, está registrada en la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) o en el Banco de España.2) Conozca exactamente las actividades que está autorizada a realizar la entidad a la que confía su dinero.3) Infórmese previamente sobre los servicios de inversión que le ofrece la entidad y conozca el coste de los mismos.4) Formalice las relaciones con la entidad en un documento contractual, del que debe exigir que le entreguen una copia firmada que usted debe conservar.5) Exija que le remitan todos aquellos documentos acreditativos sobre la posesión de valores y del efectivo depositado, y guárdelos ordenadamente una vez recibidos. No olvide que son la expresión de las inversiones que usted ha realizado y que usted debe ser el primer interesado en tener en su poder las pruebas documentales de lo que posee.6) Asegúrese de que la empresa le va a remitir información periódica por escrito sobre el estado de sus inversiones, de los valores y del efectivo depositado.7) No permita que los extractos que le remita la entidad sobre sus inversiones sean genéricos. Exija concreción: usted debe saber con exactitud los valores o productos financieros que posee, conocer con detalle las comisiones, gastos y retenciones aplicadas, y debe poder comprobar las ganancias y pérdidas que ha tenido.8) Exija que la empresa de servicios de inversión se comporte de acuerdo con los principios generales de las normas de conducta en los mercados de valores y con las recogidas en su reglamento interno de conducta. Si tiene dudas al respecto, hágalo saber, en primer lugar, a la propia entidad.9) Sepa que ante cualquier duda puede acudir a:-la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).-el Servicio de Reclamaciones del Banco de España.10) Recuerde que las asociaciones de consumidores y usuarios tienen como misión la defensa de los intereses legítimos de sus socios, y en general de todos los ciudadanos.