El alcalde anuncia los sextos Talleres de Memoria para septiembre

Thursday, 15 June 2017

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha anunciado que el Ayuntamiento pondrá en marcha en septiembre los sextos Talleres de Memoria, en colaboración con Asansull y Fundación Cepsa. Hizo este anuncio en el Club de Golf Municipal La Cañada, que ha acogido hoy, jueves, el acto de cierre del curso 2016/17 de los Talleres de Memoria.

ENTREGA DIPLOMAS TALLERES DE MEMORIA 15 JUNIO 2017

Se trata de la quinta edición de esta iniciativa de la Delegación Municipal de Igualdad y Asuntos Sociales, que ha contado con el patrocinio de la Fundación Cepsa y ha sido gestionado por Asansull. Un total de 195 alumnos han asistido a diez talleres distribuidos por todo el término municipal.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, la concejal de Igualdad y Asuntos Sociales, María Teresa Benítez, y la representante de la Fundación Cepsa, Amalia Puigdengolas, junto a otros ediles, compartieron a los usuarios de estos talleres (todos ellos mayores de 60 años), un almuerzo, tras su llegada en autobuses fletados por el Ayuntamiento.

Tras el almuerzo de hermandad en el restaurante de la Casa Club La Cañada, se celebró el tradicional acto de clausura de talleres y entrega de diplomas a los alumnos, junto a tareas para el verano.

En el mismo, el primer edil confirmó que en septiembre comenzarán los sextos Talleres de Memoria de San Roque, en colaboración con Asamsull y Fundación Cepsa.

Agradeció la participación de todos los que acuden cada día a estos Talleres, en 10 clases en todas las barriadas, y seguimos ampliando, pese a que hace 5 años comenzamos con 15 personas en un sólo taller, ya somos más de 200 en 10 talleres en todo el municipio.

Ruiz Boix tuvo palabras de elogio para Asansull y para Jorge, su monitor, “con el que se hace tareas de matemáticas, lenguaje, tareas de memoria cognitivo, y otras muchas tareas, entre las que se encuentra la amistad entre los miembros de los Talleres”.

Aseguró el alcalde que el proyecto se ha consolidado, y la parte principal la asume el Ayuntamiento a través de la Delegación de Igualdad, y así va a seguir desarrollándose.

La edil de Igualdad, Maite Benitez, agradeció la participación en los talleres, su amabilidad y sus gamas de aprender, les deseó que aprovecharan el verano, con las tareas que se le han encomendado por el profesor, y les emplazó a septiembre, cuando se inicien la sexta edición de estos Talleres de Memoria.

La responsable de Comunicación de la Fundación Cepsa, Amalia Puigdengolas, anunció igualmente el apoyo a estos Talleres para el próximo año y deseó que a los asistentes que los Talleres le hayan sido de provecho.

El acto finalizó con la actuación de la joven artista sanroqueña Luna, muy conocida tras su paso por el programa “Se llama Copla”, que animó a los asistentes durante más de una hora, en la que muchos de los mayores bailaron las canciones interpretadas por Luna.

Esta quinta edición de los Talleres de Memoria, Atención y Percepción se ha llevado a cabo entre el 15 de septiembre y el 15 de junio. Se han impartido diez talleres: cuatro en San Roque Casco, entre los que se cuenta uno adaptado para personas de mayor edad; uno en Estación-Taraguilla; dos en Puente Mayorga, Campamento y Guadarranque; uno en San Enrique; y dos en Guadiaro. El número total de alumnos ha ascendido a 195 personas, todas ellas mayores de 60 años.

Asansull se hizo con la gestión este servicio tras la pertinente licitación. Como ocurrió en el curso anterior, Ayuntamiento y Fundación Cepsa firmaron un convenio por importe de 5.888 euros. Hay que señalar que gracias al este acuerdo, durante la sexta edición de estos talleres (que comenzará en septiembre) se llevarán a cabo distintas iniciativas complementarias. Entre ellas se contarán actividades de animación o la realización de los platos contenidos en el libro “Mis recetas memorables”. Además, se va a adquirir material sanitario (fonendoscopio, esfingomanómetro, pulsiómetro, tensiómetro digital y kit nivel de glucosa en sangre) para el control básico de salud de los alumnos.

Los Talleres de Memoria, Percepción y Atención para personas mayores se pusieron en marcha por primera vez en 2012. Están concebidos como espacios en los que desarrollar tareas de estimulación cognitiva; definiéndose ésta como el conjunto de todas aquellas actividades dirigidas al desarrollo, estímulo y mantenimiento de las capacidades cognitivas existentes, permitiéndose así mejorar la calidad de vida de las personas. Todo ello gracias a la obtención de objetivos más específicos tales como el mantenimiento de las capacidades mentales el máximo tiempo posible, la potenciación de la autonomía y la autoestima de la persona, la mejora de la interacción de ésta con su entorno y la disminución de la ansiedad y la confusión, así como otras reacciones psicológicas adversas.

Los beneficios que conllevan los talleres son múltiples, destacándose de forma significativa los siguientes: mejora de funciones básicas cognitivas mayor autonomía y permanencia en su medio habitual; inicio precoz del tratamiento, en casos de demencia, antes de que se produzca un mayor deterioro, así como diferenciar los casos benignos de los que puedan evolucionar a demencia; implicación de las personas mayores y sus familiares sobre la planificación de su futuro en cuanto a los cuidados necesarios; mejoría a nivel psico-afectivo, contrarresta la soledad y sentimiento de abandono en pacientes; posibilita la realización de actividades complementarias de “Educación para la Salud” (control mensual de aspectos como la tensión, niveles de glucosa, dieta equilibrada, ejercicio físico, etc., que son de especial relevancia en esta franja de edad, etc.).

La Asociación Asansull es la encargada de impartir los talleres, para lo cual pone a disposición personal técnico propio (terapeutas ocupacionales), además del material específico que se requiere para llevar a cabo las actividades.

En el curso pasado, que fue la cuarta edición, se logró mayor estabilidad a los talleres, respondiendo así a las reiteradas peticiones de las personas beneficiarias. Se amplió la duración del periodo lectivo para hacerlo coincidir con el curso académico (septiembre a junio). También se aumentó el número de grupos de nueve a diez, con lo que se dio respuesta a demandantes que estaban en lista de espera.

 

 

1 of 9