Inicio | Multimedia

Visita a las instalaciones de Greif Packaging, que fabrica contenedores plásticos en San Roque

Responsables municipales, entre los que se encontraba el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y varios ediles, han realizado una visita a la planta de fabricación de contenedores plásticos que la empresa Greif Packaging posee en San Roque.

16/05/2019

Los responsables municipales fueron invitados por la empresa para conocer los trabajos de modernización de la misma.

Esta planta, que lleva en funcionamiento desde hace 30 años, se ha modernizado en su totalidad, con una inversión de casi 10 millones de euros para la producción de contenedores IBC de mil litros, que se utilizan para el transporte de líquidos, en especial aceites de Cepsa.

La planta, que era totalmente manual y bastante obsoleta, tanto en su edificio como en su maquinaria, ha sido completamente remodelada, y ya es la más moderna del mundo, creando 30 nuevos puestos de trabajo.

Greif es una multinacional estadounidense especializada en la fabricación de envases industriales. La multimillonaria inversión ha servido para modernizar la planta de San Roque, que ha estado produciendo bidones metálicos durante los últimos 30 años.

Tras esta actualización, la fábrica está equipada con la más moderna tecnología para envases IBC del mundo, e incluye una línea completamente automatizada que asegura la producción y el suministro ininterrumpidos de contenedores IBC.

Además, las instalaciones también cuentan ahora con un nuevo almacén totalmente automatizado donde se van guardando los contenedores llenos.

El director general de Greif Iberia, Joaquim Duarte, explicó que “de esta manera, la fábrica sanroqueña de Greif ha sido equipada para producir el portfolio completo de productos GCube, disponible a través de 12 fábricas en todo el mundo”.

“La idea con esta nueva tipología de envases de alta calidad es dar respuesta a la industria del aceite de oliva, uno de los principales motores económicos de Andalucía”, explicó. La producción de envases IBC GCube en San Roque se espera que alcance las 150.000 unidades anuales.

Para Joaquim Duarte “éste es un importante paso adelante para Greif y la economía local, ya que nos permitirá atender mejor a nuestros clientes y las demandas del mercado local en el sur de España, así como en los mercados del norte de África como Marruecos, Argelia y Túnez”.

Greif entró en el mercado de contenedores IBC con la adquisición de Fustiplast en 2010. En los últimos ocho años se ha convertido en una de las empresas con mayor crecimiento y mayor inversión en la producción de este tipo de envases industriales.

El contenedor intermedio a granel Greif GCUBE supone la nueva generación de IBC: eficiente, seguro y robusto, ideal para el envío de grandes cantidades de productos peligrosos y no peligrosos. Greif tiene actualmente 13 instalaciones IBC en todo el mundo.