Inicio | Multimedia

Unos 35 abuelos disfrutan de un gran día en la playa de Guadarranque

Alrededor de 35 abuelos de la Residencia Municipal de Mayores, de la Unidad de Estancia Diurna y de las viviendas tuteladas han podido disfrutar hoy, jueves, de un día de playa en Guadarranque. Protección Civil de San Roque se encargó de trasladarlos hasta la playa, así como de montar una carpa para protegerlos del sol, atenderlos y velar por su seguridad. Personal de Mensajeros de la Paz y de la Delegación de Bienestar Social llevaron a cabo el resto del dispositivo.

28/08/2014

Los socorristas de Protección Civil se encargaron, junto al personal de asilo, de atender a los ancianos, que almorzaron en la misma playa y regresarán al casco urbano por la tarde.

La alcaldesa accidental de San Roque, Dolores Marchena, señaló que “estamos compartiendo un día de playa en Guadarranque con los ancianos de la residencia municipal de mayores y de las viviendas tuteladas consiguiendo que disfruten de una jornada de convivencia”. “Esta actividad se enmarca entre las muchas que se han organizado por parte del Ayuntamiento de San Roque a lo largo de todo el verano para que los mayores tengan un momento para el ocio”, indicó la edil.

Marchena recordó que “Estas actividades comenzaron hace dos semanas con la visita al puerto de Sotogrande y el paseo en barco. En este día además de disfrutar de la playa quien lo desee de los mayores podrán darse un baño gracias a la ayuda de Protección Civil”.

La concejal de Bienestar Social, Ana María Rojas, comentó que “todos los años coordinamos desde el Ayuntamiento al menos una visita de los abuelos a la playa, porque sabemos que agradecen mucho el salir de su monotonía. También las organizamos, pero en fechas de menos calor, en el Pinar del Rey, y en otras instalaciones del municipio. Quiero agradecer a Protección Civil que siempre está ahí para echarnos un cabo”.

El teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Juan Manuel Ordóñez, comentó que “desde Protección Civil participamos con mucho gusto en estos dispositivos, ayudando a trasladar a los abuelos y luego velando por su bienestar en la playa. Pero no quiero olvidar el gran trabajo que realiza la ONG Mensajeros de la Paz, que gestiona el asilo y las viviendas tuteladas con mucho acierto y cariño. En cuanto a los ancianos, solo hay que verlos para darse cuenta de lo que disfrutan con estas salidas, y seguiremos colaborando siempre que haga falta”, finalizó.