Segunda reunión, en Castellar, para impulsar el distrito ecuestre de la Vega del Guadiaro

Thursday, 5 June 2014

Autoridades municipales han participado hoy, jueves, en la segunda reunión del grupo de trabajo para la creación de un distrito equino en el Valle del Guadiaro. En el encuentro se ha aprobado el presupuesto para este primer año de trabajo y, principalmente, los tres ayuntamientos implicados (San Roque, Castellar y Jimena) han aportado sus propuestas sobre los terrenos susceptibles de incluirse en este distrito, enfocado hacia la práctica del polo y la hípica.

REUNION DISTRITO ECUESTRE 5 JUNIO 2014

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha participado en la reunión, que ha tenido lugar en Castellar y que ha presidido el primer edil de dicho municipio, Juan Casanova. También asistió el concejal Jesús Mayoral. Entre los miembros de este grupo de trabajo se cuentan también el Ayuntamiento de Jimena, las federaciones andaluzas de Polo e Hípica, la Universidad de Córdoba, la Junta de Andalucía, la Confederación de Empresarios de Andalucía y Santa María Polo, cuya fundación se ha encargado de los primeros estudios y de trasladar al resto de los participantes la importancia del proyecto. De plasmarse, a medio y largo plazo podrían crearse varios miles de empleo en los tres municipios y multiplicar por diez la riqueza generada por el sector en la actualidad.

El regidor sanroqueño valoró “la implicación de todos los agentes en este proyecto, que parte de una gran idea de la Fundación Santa María Polo. Se pretende crear una zona especializada en los deportes hípicos y del polo, donde se asienten los principales equipos durante todo el año y se generen numerosos puestos de trabajo y también mucha riqueza”.

“Desde el Ayuntamiento de San Roque -continuó- apostamos fuerte por este distrito equino, que se mira en el espejo del que funciona en el estado norteamericano de Florida, y que tanto éxito está teniendo”. Hay que recordar que el sanroqueño Palacio de los Gobernadores acogió hace unos meses la presentación de este proyecto a cargo de la Fundación Santa María Polo, así como la primera reunión del grupo de trabajo, a principios de abril.

En cuanto al presupuesto inicial, en la reunión de hoy se aprobó la cifra de 20.000 euros, que se invertirán principalmente en la elaboración de estudios y en comenzar a esbozar un Plan Director del Caballo para el Campo de Gibraltar. Se pretende que este dinero se consiga del patrocinio privado, principalmente de los clubes de polo e hípicos de la zona, si bien las dos federaciones deportivas se han ofrecido a hacer unas pequeñas aportaciones.

El arquitecto municipal sanroqueño, Nicolás Moncada, expuso un mapa del área del municipio susceptible de ser incluida en este distrito equino. Se trata de unas 800 hectáreas de terrenos principalmente llanos que se corresponden en la actualidad con grandes superficies de suelo donde se asientan cortijos, unos de uso residencial y otros que compaginan este uso con el agrario. En resumen, se habló de tres grandes áreas: una que coincide en su mayor parte con los terrenos ocupados por Ayala España; otra en la zona del arroyo Micaela; y otra en la margen derecha del río Guadiaro, en gran parte ocupada ya por las canchas de Puente de Hierro de Santa María Polo.

En cuanto a Jimena de la Frontera, la propuesta es de unos 120 kilómetros cuadrados, que se corresponden tanto con terrenos llanos como en pendiente, destinados estos últimos a usos ganaderos principalmente.

Respecto a Castellar de la Frontera, se ha tenido en cuenta que en el municipio no existe una tradición hípica comparable a la de San Roque, de manera que el Ayuntamiento ofrece incluir todo el suelo no urbanizable ni protegido del que dispone para que, en coordinación con los otros dos municipios, se delimite su parte del distrito equino con mayor precisión.

Según los estudios preliminares elaborados por la Fundación Santa María Polo, la Vega del Guadiaro cumple con las tres características básicas para lograr este objetivo de un distrito equino: un clima idóneo, infraestructuras turísticas de primer nivel y la cultura del caballo propia de Andalucía. Sin embargo, fallan algunas condiciones particulares, porque si bien existen clubes de polo y de hípica que pueden servir de base para el proyecto así como torneos de primer nivel internacional, la legislación no es claramente favorable y faltan una serie de infraestructuras.

Este proyecto no precisa de subvenciones públicas, porque se puede sostener por la misma iniciativa privada, pero antes hay que solventar una serie de trabas administrativas. Este es el objetivo principal del grupo de trabajo: generar la documentación previa para que desde la Junta de Andalucía se consiga la aprobación de la creación de este distrito equino.

En cuanto a la riqueza que se puede crear, si en la actualidad Santa María Polo genera entre 25 y 35 millones de euros al año y cien empleos directos en temporada alta, la conversión de la zona en distrito equino podría suponer 500 millones de euros anuales y entre 2.000 y 3.000 empleos (entre directos e indirectos).

1 of 3