Inicio | Multimedia

Reunión de la comisión de absentismo escolar para analizar los casos detectados

La Comisión Municipal de Absentismo Escolar ha mantenido hoy, miércoles, la primera reunión del presente curso 2018/19. En este encuentro se ha presentado una memoria sobre el periodo 2017/2018 y se han avanzado los datos del primer trimestre del curso actual. En la actualidad se está interviniendo con 27 menores y se llevan a cabo medidas de carácter preventivo y también para reconducir las conductas absentistas, trabajando además con sus familias.

13/02/2019

La concejal de Educación, Belén Jiménez, ha presidido la reunión junto a la edil de Igualdad y Asuntos Sociales, María Teresa Benítez. También han participado el inspector de Educación, miembros de ambas delegaciones, de la Policía Local, de las directivas de los centros educativos y representantes de las asociaciones de madres y padres.

La responsable de Educación explicó que “en esta comisión vamos a exponer algunos de los trabajos que estamos realizando para luchar contra el absentismo escolar en el municipio. Por un lado, la Policía Social ha llevado a cabo quince charlas de carácter preventivo en colegios para estudiantes de Quinto y Sexto, con muy buenos resultados. Además, desde la Delegación de Educación hemos seguido desarrollando los talleres y charlas dirigidas a los padres de niños absentistas, que también están siendo muy productivas”.

“Como novedad -añadió-, estamos a la espera de que llegue la subvención que nos ha sido concedida desde la Junta de Andalucía para contratar a un maestro o maestra que se encarguen, junto a la Asociación Aires, del trabajo de refuerzo educativo, tanto para alumnos en riesgo de ser absentistas como para otros que han sido expulsados”.

“En esta reunión -agregó Belén Jiménez- también vamos a hablar sobre un protocolo de actuación que queremos consensuar con la comunidad educativa para que las distintas administraciones y agentes que tratamos el tema del absentismo escolar tengamos claro qué pasos dar en cada momento, para ser más eficaces y agilizar la respuesta. Todo ello con el objetivo final de seguir reduciendo el absentismo escolar en el municipio”.

En la memoria del curso pasado se apunta que se atendió a 40 alumnos de 34 familias, que fueron citadas por la Delegación Municipal de Educación para abordar el problema. En las tres etapas educativas disminuye el número de alumnos y alumnas absentistas respecto al curso pasado. Como siempre, la mayor incidencia se da en la Educación Secundaria Obligatoria. Un total de cuatro casos fueron denunciados a Fiscalía de Protección de Menores.

En cuanto al curso actual, se está interviniendo en 27 casos de absentismo, de los que 20 iniciaron esta conducta en cursos anteriores. Se ha denunciado un nuevo caso a la Fiscalía de Protección de Menores.

La Delegación Municipal de Educación continúa planificando actuaciones para erradicar el absentismo escolar y todas ellas van encaminadas, por un lado, a disminuir el número de nuevos absentistas y, por otro lado, a impulsar la asistencia a clase de los menores ya absentistas. Las mismas van dirigidas tanto a los estudiantes en esta situación como a sus padres y madres.

El Protocolo de Absentismo Escolar es la actuación mejor valorada, puesto que es la que más influye en la disminución del absentismo escolar. Centros educativos, Delegación de Educación, Delegación de Servicios Sociales, Unidad de Policía Social y la Fiscalía de Protección de Menores trabajan de manera coordinada para el seguimiento y control del absentismo escolar.

En cuanto a las actuaciones preventivas, el programa municipal sobre absentismo escolar incluye hasta el momento dos medidas: charlas sobre absentismo escolar con la Policía Social, de las que se han impartido 15 para alumnos de Quinto y Sexto de Primaria; y talleres de familias, dirigidos a todos los padres de los alumnos y alumnas absentistas, dándoles orientación educativa familiar y promoción de la parentalidad positiva.

Finalmente, gracias a una subvención de la Junta de Andalucía se va a contratar a un maestro de Educación Primaria durante tres meses para compensar el desfase curricular de estos chicos, reforzar su asistencia y permanencia en el sistema educativo. Por la mañana se impartirán clases a los estudiantes en situación de riesgo de absentismo en sus mismos centros, mientras que por las tardes se dirigirán a alumnos expulsados por problemas de convivencia, que serán atendidos en dos aulas, una en San Roque Casco y otra en Miraflores.