Inicio | Multimedia

Reunión con la Fundación Cepsa para hablar de los Talleres de Memoria

Representantes de la Fundación Cepsa han visitado hoy, miércoles, San Roque para conocer los proyectos más inmediatos de los Talleres de Memoria, una iniciativa del Ayuntamiento que gestiona Asansull y en la que colabora la citada fundación. Primero mantuvieron una reunión en el Edificio de Asuntos Sociales, y luego se desplazaron al taller que se imparte en el Centro de Día La Ermita.

10/10/2018

La concejal de Igualdad y Asuntos Sociales, María Teresa Benítez, y la técnico municipal responsable de este proyecto han explicado a los representantes de la Fundación Cepsa cómo se originaron los Talleres de Memoria y su evolución hasta su situación actual, cuando se han convertido en un referente para las personas de la Tercera Edad del municipio, contando con más de 200 usuarios. Además, les han adelantado algunos de los proyectos más inmediatos, como la realización de una publicación que recogerá varias de las recetas que han aportado alumnos de los talleres.

Los Talleres de Memoria, Atención y Percepción empezaron a funcionar en abril de 2014, con un taller por cada zona (uno en casco urbano, uno en la zona Estación-Taraguilla, uno en la zona Guadiaro-San Enrique-Torreguadiaro y otro en la zona Puente Mayorga-Campamento), pero debido al buen funcionamiento y a la gran demanda realizada por los mayores, en la actualidad se cuenta con 14 talleres (6 en casco urbano, 2 en Puente Mayorga y Campamento, 2 en Torreguadiaro, 2 en Guadiaro, 1 en Estación- Taraguilla y 1 en San Enrique).

Desde el curso 2016-2017, los Talleres son un servicio municipal con fondos propios del Ayuntamiento, al figurar en el presupuesto municipal de 2018 una partida para a este fin, lo que ha permitido darle estabilidad y continuidad a este proyecto. Eso sí, la Fundación Cepsa sigue colaborando con el Ayuntamiento en este servicio para cuestiones como la adquisición de material y para la realización de actividades de dinamización.

Los talleres pretenden estimular todas las áreas de memoria, el lenguaje, las actividades sensoriales, la atención y concentración y actividades de la vida diaria, como forma de mantener por más tiempo activos y ágiles a nuestros mayores.

Están dirigidos a hombres y mujeres mayores de 60 años, con un grado de salud suficiente para vivir de manera autónoma y con capacidad para realizar tareas, que se muestren preocupados por su salud física y mental, y que presenten un interés especial por mejorar los problemas de memoria que puedan empezar a tener.

Estos talleres sirven para la prevención de situaciones de dependencia y en el mantenimiento de un buen estado de salud y fomentando un envejecimiento activo a los mayores y frenando el avance del deterioro cognitivo.