Inicio | Multimedia

Minuto de silencio por el asesinato de 37 mujeres este año, cuatro más que en el mismo periodo del 2013

San Roque ha vuelto ha mostrar hoy, martes, su rechazo a la violencia machista y su solidaridad con las víctimas, en este caso con una mujer de 38 años que fue asesinada por su pareja ayer en Barro (Pontevedra).

26/08/2014

Por ella y por las otras 36 restantes mujeres asesinadas este año, hoy se ha guardado un minuto de silencio tras una pancarta con el siguiente texto: “¡No más asesinatos de mujeres! San Roque contra todo tipo de violencia de género”. Los sanroqueños, entre los que se contaban varios ediles, han rendido así homenaje a las fallecidas.

La delegada de Igualdad, Mercedes Sánchez, señaló que “lamentablemente tenemos que estar aquí un día más, un minuto de silencio más por esta mujer víctima de violencia de género”.

“Tenemos que eliminar por completo la violencia machista, por la cifra de muertes, en lo que llevamos de años es espeluznante, y estamos dolidos y dañados, porque se sufre por estos temas”, indicó la edil.

“La educación -señaló Sánchez- para conseguir la igualdad es primordial para que en el futuro no se produzcan estas agresiones a mujeres. Entre tanto, la denuncia es la soluciñon má seficaz”.

En el Pleno Ordinario celebrado el 29 de noviembre de 2012 se aprobó por unanimidad una moción de toda la Corporación contra la violencia machista. En ella se decidía que tras cada muerte de este tipo registrada en España se organizara una concentración frente a la Casa Consistorial y se guardara un minuto de silencio de condena.

Mónica, una gallega de 38 años, es la última víctima mortal de la violencia machista, la número 37 en lo que va de año, 4 cuatro más que en el mismo periodo en 2013, y a 24 el de menores huérfanos tras los asesinatos de violencia de género en 2014, .

Su marido, un hombre de 48 años asesinó la noche del lunes a su mujer, de 38, de dos disparos y se ha suicidado ahorcándose en Barro (Pontevedra). Los cuerpos fueron encontrados a las ocho de la mañana de ayer después de que el presunto asesino realizara una llamada a los servicios de emergencias avisando de que iba a acabar con su vida.

La Delegación del Gobierno en Galicia ha informado de que no hay constancia de que la mujer hubiese presentado denuncias previas.