Inicio | Multimedia

Manuel Piña exalta, con el Pregón Oficial, la excelencia de la Semana Santa de San Roque

La parroquia Santa María la Coronada ha sido testigo hoy, domingo, de un magnífico Pregón Oficial de la Semana Santa a cargo de Manuel Piña Batista, que con amabilidad y sentimiento repasó fielmente las bondades de la Semana de Pasión en San Roque.

07/04/2019

Tras la Misa que se celebró en el templo a partir del mediodía, se dieron cita el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix y otros miembros de la Corporación, el presidente del Consejo Local y Sacramental de Hermandades y Cofradías de San Roque, Juan Angulo, el párroco de Santa María La Coronada, José Manuel Sánchez Cote, personalidades del mundo cofrade de la localidad, y autoridades civiles y militares.

Con el trasfondo musical durante todo el acto de la banda Amando Herrero, de Algeciras, comenzó el acto al ser presentada la antecesora de Piña, la pregonera oficial de la Semana Santa 2018, Mercedes Caravaca.

caravaca hizo un recorrido por la vida de Manuel Piña, “el segundo de 7 hermanos, natural de Tánger, donde formó su numerosa familia. Fue educado en una familia convencional de la época, heredando el sentimiento religioso-espiritual de su madre, con el sentimiento cofrade de su padre”.

Caravaca hizo alusión a la figura paterna desaparecida, quien le ha guiado en todo momento. Carga por primera vez en 1979 hasta 2018, y acompañó durante años a la junta de gobierno, codo con codo con el siempre recordado Manolo Morata...

Tras la introducción de Mercedes Caravaca, el pregonero oficial de la Semana Santa de 2019 eligió cuidadosamente cada texto, cada palabra, equilibrando verso y prosa “entrando en lo desconocido, así caminamos en la aventura de llegar y experimentar a Dios...”.

Manuel Piña reconoció su emoción al ser designado pregonero y se mostró honrado “para expresar los sentimientos de un creyente, seguidor de Jesucristo, cofrade y mariano”.

Comenzó haciendo alusión a su vida, a su padre cuando se hizo cargo del Santo Entierro, siguiendo toda la familia sus pasos. Creció, fue monaguillo y se mostró orgulloso de pertenecer a la parroquia. Tuvo momentos de recuerdo de influencias positivas, donde mostró mucho sentimiento al recordar a su hermano Juan.

“Nuestra Señora de las Angustias ha sido mi cofradía, ha enriquecido mi ser cofrade hasta el pasado año, pero me siento orgulloso de que mi hijo Ángel siga mis pasos”, manifestó.

Entre otras personalidades, Piña se dirigió especialmente a la figura de Manolo Morata, “por compartir ambos la devoción a la Virgen durante muchos años, quien nos ha unido”. Luego llegó Susana y sus hijos, pilares de su vida por los que se mostró muy agradecido.

A través de ella, el pregonero reconoció que comenzó a conocer la hermandad del Cristo de la Buena Muerte, a quien pertenece también desde entonces; a este respecto se dirigió con cariño hacia el imaginero sanroqueño Luis Ortega Brú y su sensibilidad creadora.

También recordó su época como vocal de la junta de gobierno de su cofradía, siendo Morata el hermano mayor, “todo un placer compartir esa experiencia durante esos años, con otro punto de vista distinto al cofrade, ya que son los que tiran del carro...”.

No pudo olvidarse de la figura del entonces presidente del Consejo Local Luis Rodríguez. Dentro de esta perspectiva reconoció que se trata de “un mundo que también se antoja complicado a veces, pero siempre se trata de una buena experiencia, sentirnos verdaderos hermanos y tener de bandera el amor a los demás”, aclaró.

Entre versículos, continuaba Manuel Piña recordando su vida personal y cofrade evocando los caminos practicados por Jesús, agradeciendo a Dios el don de la fe.

Manuel Piña llegó así a la Semana Santa de San Roque. Sin olvidar el Viernes de Dolores, el Vía Crucis, detalló el pregonero cada cofradía desde el Lunes Santo en San Roque con mucho detenimiento y con una sensibilidad impoluta, expresando cada una de las bondades de cada hermandad, cada imagen, las calles del Casco Histórico, las personas vinculadas a cada cofradía y el sentimiento que evoca cada imagen en particular y la Semana Mayor en general en el pueblo.

Así llegó al Viernes Santo, con La Magna, desde el Escuadrón de Romanos y con la última imagen, la Señora de la Soledad, también con mucha repercusión familiar.

Mientras Manuel Piña proseguía con su pregón, contó además con la colaboración vocal de Francisco Collado y el acompañamiento musical formado por Jesús Piña (su hermano), Gonzalo Rojas y Diego Verdugo.

El pregonero finalizó homenajeando a los patrones: San Roque, “un ciudadano rico que lo dejó todo para estar al servicio de los pobres, todo un ejemplo de servicio..., y Santa María la Coronada, coronada porque es nuestra reina, siempre ahí acompañando en las alegrías y en las penas, y que intercede por nosotros ante ese hijo...”.

Finalizado el acto, el pregonero recibió un recuerdo en agradecimiento del acto por parte del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, a través de su presidente, Juan Angulo. También hizo lo propio el hermano mayor de la Venerable Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias, José Ángel Ramírez.

Una vez entregados sendos recuerdos, recibió un caluroso aplauso y abrazo de muchos de los presentes, emocionados por sus palabras en una iglesia totalmente llena.

Manuel Piña Batista nació en 1961 en Tánger. Trabaja en el Registro de la Propiedad de La Línea de la Concepción. Casado y con dos hijos, Piña está muy vinculado a la Parroquia de Santa María la Coronada, habiendo pertenecido al coro parroquial. En la actualidad forma parte del equipo que imparte la catequesis de formación de los cursos prematrimoniales.

Cofrade en la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias, forma parte de la misma desde que se fundó como Cofradía de la Juventud, habiendo salido desde entonces como cargador del paso de las Angustias. También ha ocupado distintos cargos en la junta de gobierno de la hermandad de penitencia del Miércoles Santo, como tesorero durante del mandado de Antonio Pérez Chito y vocal con Manuel Morata Tineo.

También es hermano de la Hermandad del Cristo de la Buena Muerte. Su dilatada vida cofrade muestra una fuerte vinculación con el Consejo Local y Sacramental de Hermandades y Cofradías, en el que ocupó los cargos de vocal y tesorero durante la presidencia de Luis Rodríguez Ramos.

Cuando se dio a conocer la elección de Piña por parte del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, el pasado mes de septiembre, se indicó que se pretendía “reconocer una larga trayectoria cofrade al servicio de las hermandades de San Roque”.