Inicio | Multimedia

La Unidad de Estancia Diurna “Carteia” retoma la actividad tras el estado de alarma

Tras el parón durante el estado de alarma por coronavirus, la Unidad de Estancia Diurna “Carteia”, que utilizan diez mayores del municipio, se ha vuelto a poner en funcionamiento. La concejal María del Mar Collado ha visitado la Residencia Municipal de San Roque Casco, donde se ubica este centro de día, para saludar a la responsable de este servicio y entregar unas mochilas con material para que los ancianos realicen distintas actividades.

29/06/2020

Collado, que ha asumido las responsabilidades de la teniente de alcalde Mónica Córdoba al frente de Igualdad y Asuntos Sociales mientras ésta se encuentra de baja por maternidad, entregó las mochilas a Patricia Pérez, directora de la Residencia Municipal de Mayores y responsable también de la Unidad de Estancia Diurna. Hay que recordar que la gestión de ambos servicios se han adjudicado a la empresa Clece.

La concejal explicó que “este centro de día reanudó la actividad la semana pasada, tras el cierre obligado durante el estado de alarma. Hoy damos un paso adelante en la nueva normalidad, y visitamos este centro donde se ofrece atención a las personas mayores. Desde la empresa Clece se han tomado todas las medidas necesarias para evitar cualquier tipo de contagio”.

“Desde el Ayuntamiento -añadió- queremos transmitir a las familias tranquilidad y recordarles que tenemos muy en cuenta que se trata de un colectivo muy vulnerable al coronavirus. Irán reanudando las actividades según lo que se vaya estableciendo por Ley”.

“Todas las personas que han vuelto al centro de día -precisó la edil- han pasado tests de coronavirus, y ninguno padece la enfermedad. Esperamos poco a poco ir avanzando en la normalidad en algo tan importante como son nuestros mayores”. Finalizó mostrando su agradecimiento “a todos los trabajadores y trabajadoras de Clece por el esfuerzo y profesionalidad con la que han desempeñado su labor durante el estado de alarma”.

Por su parte, Patricia Pérez Téllez explicó que habitualmente “recogemos a nuestros mayores a las ocho de la mañana, y luego empiezan con las actividades. Tenemos actividades de psicomotricidad, en el patio tenemos un huerto urbano, sesiones con una psicóloga, con una terapeuta ocupacional... Después almuerzan y disponen de una hora para descansar y ver la telenovela. A la cinco vuelven a casa”.

Pero la rutina ha cambiado radicalmente debido al coronavirus. “Hemos tenido que poner en marcha nuevos protocolos -indicó-, tanto a la hora de recogerlos en casa, como al llevarlos en coche, que hay que hacer de dos en dos, lo que provoca más viajes. También, deben entrar de manera escalonada en el centro. Además, hemos tenido que acondicionar el comedor y comen en sitios distintos al resto de los usuarios de la residencia, para tener mayor seguridad”.

En cuanto a las sensaciones de los usuarios al volver al centro, señaló Pérez que “están muy contentos. Volvieron pidiendo hacer muchas actividades de cerámica, pintar... Y nosotros también muy contentos de verlos de nuevo, aunque sabíamos de ellos: les llamábamos por teléfono, llevábamos actividades a sus casas... Pero no es lo mismo”, concluyó.

La Unidad de Estancia Diurna “Carteia” es un servicio concertado con la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía. En horario de 9.00 a 17.00 horas, sus diez usuarios pueden realizar distintas actividades para estimular cuerpo y mente.