Firmado el contrato para la reforma superficial y subterránea de las calles Málaga y Almoraima

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y Cristina Martín, la representante de la empresa Guamar S.A., han firmado el contrato para la Rehabilitación de las calles General Lacy (Málaga) y Almoraima. Las obras tienen un plazo de ejecución de seis meses y un importe superior a los 700.000 euros (IVA incluido), lo que supone una rebaja de alrededor de 300.000 euros respecto al precio inicial de licitación.

2018-04-14 09:37

La Mesa de Contratación tuvo que elegir entre las 28 ofertas que se presentaron para llevar a cabo esta obra. Se trata de la remodelación tanto de la superficie como de las canalizaciones subterráneas de ambas calles, que en el caso de General Lacy fue objeto de una actuación previa hace 16 años.

Ruiz Boix explicó que se va a actuar “en una calle emblemática del municipio”, como es la calle Málaga, una obra incluida en el Plan de Inversiones de 2017. Recordó que previamente se consultó a los empresarios de la zona y se realizó una encuesta en la que participaron más de 500 ciudadanos. Se les preguntaba “sobre cómo querían que quedara la calle, en base a tres posibilidades: que fuera totalmente peatonal; abierta al tráfico rodado; o una fórmula mixta. Ésta fue la que logró más apoyos”.

En resumen, apuntó el alcalde, “se va a permitir el cierre peatonal de la calle para permitir el negocio de las terrazas, pero la mayor parte del tiempo será abierta al tráfico rodado, lo que beneficiará a los vecinos de esta vía y también a los comercios, para el trafico de los vehículos de suministros”.

Explicó que “el contrato es por importe de más de 700.000 euros (incluyendo el IVA), y se ha suscrito con una empresa con la que tenemos experiencia por su labor en el Centro de Salud de San Enrique. Esperamos contar con diligencia y eficacia en la ejecución de las obras, para que las molestias sean las mínimas. Queremos que la calle Málaga sea motivo de verdadero orgullo para todos los sanroqueños, y que esta calle céntrica consiga una estética de la que hoy en día no disfruta”.

Apuntó Ruiz Boix que las obras supondrán una mejoría fundamentalmente en “las zonas más afectadas por la carga y descarga, así como en los cruces de las calles. Han sufrido bastante deterioro y hace 16 años que se realizó la última actuación”. Finalizó el alcalde mostrando su deseo de que “esté finalizada antes de Semana Santa de 2019”.

La Mesa de Contratación aprobó adjudicar el contrato a Guamar SA, que había ofertado un precio de 539.771,07 euros más IVA. Hay que recordar que la Rehabilitación de las calles General Lacy y Almoraima, contaba con un presupuesto inicial  de 1.030.000 euros (IVA incluido).

En enero de 2017, el Ayuntamiento convocó a los comerciantes de la calle General Lacy para hablar sobre la remodelación y restauración de la misma. También se planteó a través del portal web municipal una encuesta con el mismo objetivo. La pregunta era sobre las posibilidades de habilitar una calle totalmente peatonal o no, y la respuesta mayoritaria fue a favor de una calle de uso compartido, con prioridad al peatón. Fruto de esta reunión se encargó al Área de Urbanismo la redacción del proyecto.

Las obras consistirán en la completa rehabilitación y restauración de las calles General Lacy y Almoraima, realizando la sustitución de las infraestructuras de saneamiento existentes, que se encuentran en muy mal estado, así como la pavimentación y mejora superficial de ambas calles para adaptarlas a las exigencias actuales de los itinerarios accesibles.

Visto el estado actual de ambas calles, se propone realizar un cambio radical de las mismas, en cuanto a crear calles con espacios compartidos, siempre con preferencia del peatón. De esta forma se podrá organizar el tráfico rodado, por horas, días o periodos, siempre en función de las necesidades de la ciudad.

Las actuaciones a realizar en la calle General Lacy consisten en realizar una nueva pavimentación de la superficie y ejecutar una nueva red de saneamiento desde el inicio de la calle hasta la intersección con calle Almoraima. La red de agua potable también es necesario cambiarla, pero debido a la limitación en el presupuesto, se ha llegado a un acuerdo con Arcgisa, por el cual, en este proyecto se incluirá la ejecución da las zanjas para alojar la nueva red de abastecimiento, que ejecutará Arcgisa.

Para ejecutar el saneamiento, debido a los muchos servicios existentes en la calle se ha optado por mantener una única red de saneamiento para aguas fecales y pluviales, sustituyendo la red actual y sus acometidas, ejecutando nuevos pozos de registro donde se encuentran los existentes y colocando nuevos sumideros en el eje de la calle. A partir de la calle Almoraima tan solo es necesario cambiar los sumideros existentes por el nuevo modelo elegido en el Proyecto, recuperando los existentes para otras actuaciones.

En la calle Almoraima, también se realiza la nueva pavimentación, se sustituyen las redes de saneamiento y abastecimiento existentes y se dejan previstas las canalizaciones para soterrar las redes de BT, telefonía y alumbrado público.

En cuanto a la pavimentación, en las dos calles se ha optado por crear en torno al eje actual de la calle, una zona de calzada, de uso compartido, seguida de las aceras. La calzada está formada por un pavimento de adoquín granito gris de dimensiones similares al existente, confinado a ambos lados por dos adoquines de granito color amarronado a modo de encintado.

En el centro de la calzada, marcando el eje, se colocan dos adoquines de granito gris con pendiente hacia el centro para conducir las aguas de lluvia. El resto del espacio de la calle estará formado por aceras de losas de granito gris, donde se colocará el mobiliario urbano formado por bancos, papeleras, alcorques y pilonas, para evitar atropellos.

Al comienzo de las calles General Lacy y Almoraima y en cada uno de los cruces con otras calles (Historiador Montero, Los Reyes, Tesoro, Correos, Colón, de la Cruz, San Nicolás y Naranjo) se indicará por medio de señalización vertical que se trata de una zona de uso mixto, donde el tráfico es compartido con prioridad del peatón.

Estos cruces se han proyectado siguiendo los criterios marcados en la legislación vigente, como se muestra en los detalles de los planos. Según cada situación se ha colocando tanto el pavimento táctil indicador direccional como el táctil indicador de advertencia (de botones) en cada uno de los cruces, así como la señalización vertical correspondiente.

Para completar la actuación se colocará un tubo de PVC en el fondo de los contenedores soterrados de la calle General Lacy, que cruce hasta calle Los Reyes, para evitar los problemas de inundaciones que sufren en la actualidad.

 

Redes Ayuntamiento de San Roque