Inicio | Multimedia

Familiares, amigos y autoridades asisten a la inauguración del Legado de Juan Luis Galiardo

Autoridades municipales y autonómicas, familiares y amigos de Juan Luis Galiardo han asistido en la tarde de hoy, sábado, a la inauguración de la Exposición-Legado del fallecido actor sanroqueño, abierta en el teatro al que da nombre. Se cumple así el deseo del genial intérprete, quien encomendó a su esposa, María Elías, tanto la cesión a San Roque de los objetos personales ligados a su vida profesional como la supervisión de cómo iban a ser mostrados los mismos.

Esta inauguración se ha realizado un 2 de marzo al ser ésta la fecha de nacimiento del actor, quien falleció el 22 de junio de 2012 a los 72 años de edad. Mañana domingo se llevará a cabo una jornada de puertas abiertas, entre las 11.00 y las 13.00 horas, para que las personas que lo deseen puedan conocer el interesante legado del actor sanroqueño. Entre los asistentes se contaban numerosos familiares de Galiardo, así como amigos y dirigentes de distintos colectivos sociales sanroqueños. Además de la mayoría de los miembros de la Corporación municipal, se contó con la presencia del delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, y del subdelegado de la Junta en el Campo de Gibraltar, Ángel Gavino. La Exposición-Legado de Juan Luis Galiardo ha sido posible gracias al trabajo de la Delegación Municipal de Cultura, que ha contado con la colaboración de los departamentos municipales de Emadesa, Multimedia, Amdel, Turismo y Juventud. También han colaborado las empresas Halcourier, Suites San Roque Club y Viajes Sotogrande Tour. El acto de esta tarde comenzó con unas breves palabras de bienvenida a cargo del alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix. A continuación, la esposa y la hija de Galiardo, María, procedieron a descubrir la placa inaugural, tras lo cual comenzó la visita a la exposición, que se divide en cuatro partes. Así, en el vestíbulo de la planta superior se han colgado fotografías en blanco y negro de gran formato procedentes de la serie “Camerinos” del artista Sergio Parra. En ellas se reflejan distintos momentos de la preparación del actor antes de salir a escena, y destaca una con Juan Carlos Rubio, bajo la cual aparece un breve texto de homenaje a Galiardo escrito por el citado autor y director teatral, pieza clave en la realización de esta muestra. También en la planta alta se encuentra una sala presidida por la estatuilla del Goya al Mejor Actor Protagonista de 2001, que ganó Juan Luis Galiardo por su trabajo en “Adiós con el corazón”. En esta habitación también hay recuerdos personales, distintos trofeos de cine, teatro y televisión, placas de homenaje y algunas medallas y copas ligadas a sus aficiones deportivas: tenis, natación y atletismo. En cuanto al vestíbulo de la planta inferior, se ha dispuesto un ordenador con pantalla táctil para que los visitantes puedan acceder a varios vídeos protagonizados por Galiardo. Además, en cinco vitrinas se disponen objetos de todo tipo: guiones teatrales marcados por el actor, libros, objetos de atrezzo, recortes de prensa, un llavero que le regaló Francisco Rabal, hojas de citación para un rodaje, un audiolibro del Quijote... En las paredes, asimismo, se han colgado 16 carteles de películas y obras de teatro protagonizadas por el intérprete sanroqueño. Finalmente, en una sala a la que se accede desde el vestíbulo se pueden contemplar unos maniquíes con las ropas que utilizó Juan Luis Galiardo en tres de sus papeles más recordados: el del Quijote en la película sobre el hidalgo manchego; los dos para la obra teatral “El Avaro”; y el mayordomo de la serie televisiva “Gran Hotel”. En las paredes, además, se encuentra la biografía del actor, tanto en su vertiente teatral, cinematográfica y televisiva. Hay que recordar, asimismo, que en el teatro se dispone de una colección de 55 películas de la filmografía del intérprete sanroqueño. Tras la visita a los cuatro espacios expositivos, los asistentes se dirigieron a la sala del teatro, donde comenzó un homenaje presidido por una silla en medio del escenario con el rótulo “Galiardo”. En primer lugar, se pudo disfrutar de vídeo de cuatro minutos, realizado en su día por la empresa municipal Multimedia (con textos de Salvador Serrano) para la promoción de San Roque y sus barriadas, trabajo al que puso voz el actor. Seguidamente se procedió a la lectura de varios discursos. La primera en hablar fue María Elías, quien recordó que Galiardo venía a su ciudad de nacimiento “para desconectar. Le gustaba hablar con la gente, y cuando salíamos nunca sabíamos cuándo íbamos a regresar, porque se detenía a conversar con todo el mundo”, y también habló sobre momentos muy íntimos, como cuándo le contó en la playa de Campamento cómo se conocieron sus padres. Agradeció la viuda del actor la labor de los distintos componentes de la Delegación de Cultura “por su buen hacer e ilusión”, y adelantó que “el año que viene tenemos que inaugurar la segunda fase de este legado, también el día de su cumpleaños”. Mostró su agradecimiento “infinito” a Juan Carlos Rubio, al que denominó “el artífice de la exposición” por sus “ideas, gusto y sensibilidad”, y finalizó leyendo unas poéticas palabras dedicadas a Galiardo por el doctor Ventura Anciones, neurólogo que le atendió tras sufrir un ictus. A continuación, tomó la palabra Juan Gómez Macías, gestor cultural, quien destacó que “mi familia disfrutó de su amistad y confianza”, de manera que “compartió a manos llenas sus alegrías y pesares”. Recordó cuando el actor lo nombró su “hermano adoptivo”, y subrayó que “en sus años de madurez nos mostró su altura como artista y como persona”. Tras resaltar su labor como don Quijote, opinó que el papel de Harpagón en “El Avaro” de Moliere fue “su testamento artístico y moral”, convirtiéndose en “su manera de protestar ante un mundo corroído por la codicia y la corrupción”. La siguiente en tomar la palabra fue la teniente de alcalde delegada de Cultura, Dolores Marchena, quien agradeció a Galiardo “su generosidad por elegir San Roque para depositar su legado”, y recordó la primera vez que habló con el actor por teléfono y cómo le impactó su voz. Rememoró como el intérprete le mostró su enorme interés en traer “El Ávaro” al teatro sanroqueño, así como su deseo de compartirlo con los estudiantes del municipio. En este sentido, Marchena dijo que desde las delegaciones de Cultura y Educación se ha puesto en marcha un programa para que los alumnos sanroqueños y del resto de la comarca puedan visitar esta exposición. También agradeció al actor “la oportunidad de conocer a una gran mujer, María Elías”, así como a Juan Carlos Rubio. Dedicó palabras de agradecimiento a los trabajadores de su departamento, así como a Emadesa, Amdel, Multimedia, Turismo y Juventud. Finalizó sus palabras con un “adiós con el corazón”. A continuación tomó la palabra María Victoria Marenco Galiardo, prima del actor, quien comenzó recordando como su madre, madrina del intérprete, “lo arropaba cuando era niño tras cometer alguna fechoría”. Señaló que “nunca dejó de proclamar que era de San Roque”. “Fue galán, quijote, hombre de teatro y cine. Pero para mí era mi primo querido”, explicó. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, dio el último discurso. Indicó que “éste es uno de los grandes momentos” de su labor como primer edil, tanto por su relación con el mundo de la cultura como porque “se rinde homenaje a un sanroqueño singular”. “El gran día que vivimos -continuó- se produce gracias al deseo del propio Galiardo y a la generosidad de su esposa”, tras lo cual agradeció el trabajo y la ilusión puesta en este proyecto por los trabajadores municipales, en especial los de Cultura: “Quiero agradecer -dijo- esta muestra de responsabilidad y amor a nuestra ciudad”. Finalizó el alcalde señalando que el actor “también hoy está con nosotros y su gente, en este mismo escenario que tanto quería”. A continuación, se procedió a la entrega de un ramo de flores a María Elías, como obsequio del municipio y muestra de agradecimiento. El acto finalizó con la proyección de un documental “Galiardo”, coordinado por José Luis Sánchez y Pedro Costa con la realización de Agustín Pisonero, con el que la Academia de Cine rindió homenaje el pasado mes de noviembre al actor. La cinta intercala secuencias de las películas en las que participó el actor sanroqueño con entrevistas e imágenes de su prolífica trayectoria, desde sus inicios en la Escuela de Cine en los años sesenta hasta la última representación del que fue Don Quijote en la película de Manuel Gutiérrez Aragón. El Teatro Juan Luis Galiardo fue inaugurado en el verano de 1995. Tomó el nombre del conocido actor sanroqueño el 10 de febrero de 2001. Anteriormente se llamaba Cine Teatro Alameda. Tiene un aforo para 686 personas: 486 en el patio de butacas y 200 en el anfiteatro. Es la sede de la Semana Internacional del Cortometraje de San Roque, un prestigioso certamen que se celebra desde 1979. El actor sanroqueño Juan Luis Galiardo falleció en la jornada del viernes 22 de junio a los 72 años de edad. El Ayuntamiento decretó tres días de luto oficial, durante los cuales las banderas ondearon a media asta. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, trasladó a la familia las condolencias de la Corporación municipal y de todo el pueblo de San Roque. Ediles de los partidos presentes en la Corporación rindieron al día siguiente un homenaje a Juan Luis Galiardo, en un acto en el Palacio de los Gobernadores, en el que se guardó un minuto de silencio y se escucharon las cuñas promocionales de San Roque que elaboró en su día Multimedia y a las que puso voz el actor. Un retrato de Galiardo al que se habían puesto flores presidía la estancia. Además del nombre del teatro, existe una placa en la casa donde Juan Luis Galiardo nació en la que se recuerda este hecho. Además, fue pregonero de la Feria Real e impartió la ponencia inaugural de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz en San Roque, en la que habló sobre Don Quijote, personaje que encarnó como actor. Juan Luis Galiardo nació en 1940, y comenzó su carrera artística a principios de los años sesenta del siglo pasado, convirtiéndose en uno de los principales galanes del cine español y mexicano. En los años ochenta su registro evoluciona y madura, de manera que interpreta papeles tanto cómicos como dramáticos en los roles de protagonista y secundario tanto en el cine como en el teatro, así como en la televisión, cobrando gran prestigio por su papel en “Turno de oficio”. Ganó el premio Goya al Mejor Actor en el año 2001 por su papel protagonista en la película “Adiós con el corazón”. Entre otros, intervino en los filmes “Soldadito español” (1988), “Guarapo” (1989), “Don Juan, mi querido fantasma” (1989), “Madregilda” (1993), “Familia“ (1996), “Pajarico” (1997), “Adiós con el corazón” (1999), ”Lázaro de Tormes” (2000), “El caballero Don Quijote” (2001) y “Miguel y William” (2007).