El director de Personas con Discapacidad de la Junta explica la nueva Ley autonómica

El director general de Personas con Discapacidad de la Junta de Andalucía, Gonzalo Rivas, ha explicado hoy, lunes, las líneas básicas de la nueva Ley de Discapacidad autonómica, en un acto que ha tenido lugar en el Salón de Actos del Edificio Diego Salinas. Se trata de una ley ambiciosa, que cuenta con una dotación de 1.300 millones de euros para su desarrollo en 2018 y que “amplía, supera o recoge como nuevos una serie de derechos que ya existían”.

2017-12-11 19:47

Rivas estuvo acompañado por el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y por la concejal de Igualdad y Asuntos Sociales, María Teresa Benítez. El público estaba compuesto principalmente por miembros de los distintos colectivos que conforman el Consejo Local de Personas con Discapacidad. Esta charla era el último de los actos programados desde el Ayuntamiento con motivo de la celebración, el pasado día 3 de diciembre, del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

El acto comenzó con una presentación a cargo de Ruiz Boix. Explicó que Gonzalo Rivas es licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla, y que ha ostentado distintos cargos en representación de las personas con discapacidad, entre ellos el de asesor del Defensor del Pueblo Andaluz. “Siempre -dijo el alcalde- ha trabajado tratando de lograr la igualdad efectiva de las personas con discapacidad”. Antes de dar paso a la intervención del director general, el primer edil presentó un vídeo elaborado por Multimedia en el que se reflejan los cometidos, funciones y actuaciones del Consejo Local de Personas con Discapacidad.

En cuanto a la charla en sí, Gonzalo Rivas comenzó haciendo una serie de consideraciones previas antes de enumerar las principales novedades de la Ley de Discapacidad de Andalucía, que entró en vigor el pasado mes de octubre. En primer lugar, explicó que la discapacidad “es una realidad heterogénea” en la que hay que tener en cuenta las distintas tipologías, intensidades, medios y familias. “Pero hay algo en común -sostuvo-. La persona con discapacidad aspira a la conquista de lo cotidiano, de una normalidad de la que el resto ni se da cuenta”.

“La discapacidad -dijo Rivas- no es la seña de identidad de una persona, sino un estado”. Explicó que, aunque existen casos como el del astrofísico Stephen Hawking, “las personas con discapacidad no son héroes. Tienen que tener los mismos derechos y ser partícipes de las mismas cuestiones que el resto. Eso sí, son conscientes de la dificultad que tiene la normalidad”. Entre otras frases, señaló que “después de la silla de ruedas hay vida”.

Para el director general, “hay que reivindicar los derechos porque se tienen. Desde lo público, hay que luchar por la accesibilidad y por los apoyos”. Es precisamente en esa línea en la que se mueve la nueva Ley, dijo, porque “no da nuevos derechos, pero los amplía, supera o recoge otros como nuevos. No es una declaración de intenciones”.

Entre las cuestiones contempladas en el texto legal, se da una gran importancia a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, ya que el 70% de las personas con discapacidad son mujeres. Así, se incluye un plan específico y que los centros de información a la mujer, las casas de acogida y el teléfono de atención sean accesibles, así como medidas de prevención de la violencia de género.

Además, se amplía hasta los seis años la atención temprana, y se recoge la sanidad buco dental para algunos colectivos de discapacitados así como las salas ginecológicas adaptadas. En educación, por su parte, se impide que se deniegue el acceso a las actividades extraescolares, y se introducen medidas para el ámbito universitario.

En empleo, se reserva el 5% de las plazas en todos los cursos, escuelas de oficio y escuelas taller de la Junta, además de que en Andalucía se amplía del 7% estatal al 10% las plazas de las ofertas públicas de empleo. También se reserva un 1% para las personas con enfermedad mental. Además, se privilegiará los méritos frente a los exámenes, que deberán reunir una serie de condiciones que faciliten su realización por estas personas (tiempo, claridad en la exposición...).

La Ley obliga a desarrollar lo concerniente a la asistencia personal, y se defiende una remuneración adecuada para estos trabajadores. En Vivienda, por otro lado, se incluyen las viviendas compartidas, como medio temporal para preparar para una vida autónoma. También se habla de las viviendas convertibles, de manera que con una mínima reforma la vivienda se convierta en accesible.

Tras la intervención de Gonzalo Rivas llegó el turno de preguntas, y el alcalde explicó cuatro actuaciones que lleva a cabo el Ayuntamiento o que va a presentar en breve: un ascensor para facilitar el acceso al Palacio de los Gobernadores y otro al Centro de Salud de Taraguilla, un Plan de Eliminación de Barreras Arquitectónicas ahora en licitación y un plan de empleo específico para personas con discapacidad, a través del Centro Especial de Empleo Amanecer.

Redes Ayuntamiento de San Roque