El Ayuntamiento se plantea alegar la no concesión por el Gobierno de las ayudas EDUSI

El Gobierno de la Nación ha resuelto no conceder al Ayuntamiento de San Roque los cinco millones de euros para el proyecto “Ecociudad San Roque 2016-2020”, que se había confeccionado para concursar al programa europeo EDUSI. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha anunciado que “necesitamos más datos al respecto, y en los próximos días decidiremos si presentamos alegaciones. Lo único que podemos decir es que nos esmeramos en cumplir los requisitos de la convocatoria, y lamentamos que de nuevo el Ejecutivo de Mariano Rajoy de un varapalo a este Ayuntamiento y a los ciudadanos sanroqueños”.

2017-05-22 15:52

La Corporación Municipal aprobó por unanimidad el proyecto “Ecociudad San Roque 2016-2020” en el Pleno Extraordinario celebrado el pasado 12 de diciembre. Se trataba de la rehabilitación integral de la zona de Los Olivillos, Simón Susarte y Vallecillo Luján, que agrupa a unas 500 viviendas, muchas de ellas de medio siglo de antigüedad. La inversión se situaba en seis millones de euros, de los cuales cinco llegarían a través de las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), y el resto correría a cargo del Ayuntamiento.

El alcalde recordó que “en octubre pasado supimos que San Roque se había quedado fuera de la primera convocatoria de las estrategias DUSI porque, según el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, nuestro proyecto no consiguió alcanzar la puntuación necesaria. Aunque no estuvimos de acuerdo, nos propusimos lograr el máximo de puntos en la segunda convocatoria. Para ello pulsamos la opinión de los ciudadanos y de las asociaciones, especialmente de las zonas de actuación de este proyecto, e incorporamos sus sugerencias, muchas de ellas expresadas a través de Internet, al documento técnico que, finalmente, fue supervisado por una empresa especializada en este tipo de asuntos”.

“Concurrimos en esta segunda ocasión -dijo Ruiz Boix- con la seguridad del trabajo bien hecho, y por eso es muy frustrante el haber sido rechazados. Queremos conocer las razones que se esgrimen desde el Gobierno Central, y recurriremos en el plazo estipulado de diez días si no nos convencen”.

“En cualquier caso -continuó- existe una ventana más a la esperanza, porque en una jornada informativa, que organizó la Diputación de Cádiz y en la que participó nuestra concejal Belén Jiménez, desde el Ministerio se anunció una tercera convocatoria, en la que el presupuesto para Andalucía sería mayor que en esta ocasión, y que de nuevo contemplaba partidas de cinco millones de euros para los municipios de nuestro tamaño”.

“Esperamos -agregó el primer edil- que no sea necesario concurrir por tercera vez a estas ayudas, en el caso de que finalmente se convoquen, y que el Ministerio de marcha atrás tras analizar nuestras alegaciones. Pero que sepan los ciudadanos y ciudadanas de San Roque que no vamos a renunciar a conseguir la financiación de un proyecto que aspira a mejorar las condiciones de vida de miles de vecinos de las barriadas de Los Olivillos y Simón Susarte, donde se precisa una actuación integral”, concluyó.

Estas subvenciones estarían destinadas a la zona de Los Olivillos, Simón Susarte y Vallecillo Luján, que agrupa a unas 500 viviendas, muchas de ellas de medio siglo de antigüedad. Por lo tanto, se precisa una actuación integral que podría ser abordada con esta inversión total de seis millones de euros. En el proyecto aprobado entonces, el enfoque de realización de la estrategia DUSI Eco Ciudad San Roque 2016-2020 se elaboró partiendo de la base de las líneas marcadas por la Comisión Europea y abarcando las necesidades y retos concretos del municipio.

La estrategia contempla cuatro aspectos esenciales: Participación de los distintos agentes económicos, sociales e institucionales del municipio; Integración global abordando aspectos físicos, medioambientales, demográficos, sociales y económicos; Planificación financiera en coherencia con los objetivos seleccionados; y Sinergias orientadas a la contribución de los objetivos estratégicos.

San Roque ha definido una estrategia de Ecociudad compuesta por barrios de configuración compacta, pensados para el uso peatonal, capaces de albergar múltiples funciones, con un sistema eficiente de transporte colectivo que conecte los diferentes núcleos de población e integrados en un sistema urbano policéntrico.

Se pretende configurar una ecociudad, creando condiciones de sostenibilidad y habitabilidad para mejorar la salud y la calidad de vida de su población, facilitando el proceso de identificación con el lugar donde residen.

Los valores del proyecto son minimizar el consumo de energía primaria y los efectos perjudiciales sobre el medio ambiente; maximizar el respeto al entorno natural y paisajístico; satisfacer las necesidades básicas a los ciudadanos; crear un marco adecuado de participación ciudadana y buena gobernabilidad del municipio; maximizar la concienciación ciudadana sobre la importancia del desarrollo sostenible; y desarrollar una economía local diversificada con innovación y emprendimiento

Las metas son crear una ciudad accesible, con zonas verdes integradas, con sistemas integrados de eficiencia energética y uso de energías renovables; una ciudad bioclimaticamente confortable y saludable, construida y gestionada por sus habitantes, que reutiliza, reduce y recicla residuos; que tenga una economía local fuerte y una identidad cultural propia y diversidad social.

La línea 1 de trabajo se basa en la rehabilitación, regeneración, renovación urbana y recualificación del espacio publico degradado, con una rehabilitación integrada y la recuperación de los espacios públicos urbanos y mejora del entorno y medio ambiente urbano en todas sus vertientes en operaciones integradas, y la puesta en valor de zonas verdes y del patrimonio natural. Esta actuación se centra en los espacios públicos de las barriadas de Los Olivillos, Simón Susarte, revitalización del parque del Ejido, parque Simón Susarte y su conexión con el centro histórico.

La línea 2 trabajará en el fomento del transporte sostenible, eficiente y accesible, fomentando la movilidad urbana sostenible con un transporte urbano limpio, colectivo, con conexión urbana-rural, con mejoras de la red viaria. En resumen, con la implantación de planes de movilidad sostenible y en particular el transporte eficiente y accesible para todos.

La tercera línea de trabajo está dedicada a la Eficiencia enérgetica, con la meejora de la eficiencia energética y el aumento de las energías renovables en las áreas urbanas mediante la rehabilitación integral energética de edificios, incluidos los edificios públicos, con actuaciones sobre la envolvente térmica, las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, y la iluminación, entre otras, y la puesta en marcha de un plan de mejora energética del alumbrado exterior municipal. Todas las operaciones envueltas en esta línea de actuación deben estar ligadas a auditorías o certificados energéticos previos.

La línea 4 se dedica al fomento de empleo y ayudas al desarrollo empresarial, con la regeneración económica y social de barrios desfavorecidos mediante la rehabilitación del tejido productivo y comercial, con especial énfasis en la creación de empleo, la formación y las acciones que faciliten la conciliación de la vida laboral, como cursos de formación y jornadas de sensibilización, ayudas de apoyo a los comercios y a la creación de nuevas iniciativas empresariales, iniciativas sociales como banco del tiempo, actividades de promoción y dinamización de iniciativas culturales y artísticas, fomento de la diversidad cultural.

Una quinta línea de actuación va a promover la revitalizacion económica y social, con la regeneración física, económica y social de barrios desfavorecidos mediante la revitalización del espacio público de las comunidades urbanas desfavorecidas, a través de la infraestructura para realizar actividades deportivas o culturales, etc. En plazas y otros lugares públicos, así como proyectos de compra y rehabilitación integral de viviendas.

Por último, una sexta línea de actuación se destina a la dotación de Tecnología de Información y Comunicación (TIC) de las dependencias de servicios públicos, modernizando la administración electrónica y los servicios públicos a través de las TIC, que tengan en cuenta las diferentes necesidades de mujeres y de hombres, evolucionando los servicios públicos urbanos para que sean personalizables, proactivos, accesibles y adaptados a las necesidades de los usuarios y fáciles de utilizar. Se quiere impulsar la oferta de servicios basados en el patrimonio cultural, favorecer la mejora de los servicios públicos urbanos a través de la dotación TIC y mejorarla para que el acceso a los servicios públicos se realice en condiciones de igualdad, teniendo en cuenta la perspectiva de género en la utilización y en los contenidos de las TIC.