El alcalde lamenta el recurso para obstaculizar la labor de gobierno

Viernes, 1 Junio 2018

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha lamentado tras el Pleno Ordinario celebrado ayer, el recurso interpuesto para obstaculizar la labor de gobierno y que se retrase la inversión de 18 millones de euros del remanente de tesorería.

NOTICIA PLENO 1 JUNIO 2018

Sin embargo, el alcalde destacó en positivo “la modificación de la ordenanza del taxi, para seguir prestando un servicio de igualdad de oportunidades para que las algo más de 50 licencias del taxi puedan compartir ese servicio público”.

Explicó el alcalde que se pretende “que haya un reparto más equitativo, más plural y que podamos contar con ese de teléfono único al que estén conectados todas las licencias de taxi y que sobretodo presten un servicio un buen servicio al ciudadano”.

Se persigue que “cuando se les llame al servicio que haya un reparto de que durante las 24 horas del día y en función de la demanda, tengamos un vehículo cerca, y ese es el reto que tiene esa nueva ordenanza”.

Adelantó que la Ordenanza “va a someterse a exposición pública, y va a estar abierto un periodo para que los propios usuarios y también los propietarios de licencias puedan presentar las alegaciones que crean oportuno y que estimen que son necesarios para prestar un buen servicio al ciudadano”.

En el plano negativo de la valoración del Pleno está “la pérdida de tiempo en lo que supone la interrupción del inicio de la modificación de presupuesto que suponía sumar 18 millones de euros de inversión al conjunto de San Roque, con hasta 18 actuaciones, que desgraciadamente se retrasan”.

El alcalde entiende que “ desde el Ministerio de Hacienda hay una búsqueda de problemas a las administraciones locales, que piensan que son administraciones menores de edad”.

“Siempre he defendido la autonomía local, la mayoría de edad de una administración que son las que están provocando mayor superávit en el conjunto de las administraciones de España y que desgraciadamente nos impiden el tener la libertad y la autonomía para que los ingresos que nos prestan los vecinos podamos trabajar con libertad en cubrir aquellas carencias o necesidades que cada gobierno municipales tiene”, opina Ruiz Boix.

El alcalde defiende no buscar “generación de déficit, pero si libertad para que el superávit que obtengamos de los años anteriores podamos destinarlo a aquello que veamos necesario”.

Explicó que “por unas alegaciones del edil del PIVG, Jesús Mayoral, que habitualmente su único objetivo es trabar, obstaculizar y frenar la acción del gobierno, pues nuevamente nos retrasa un par de meses”.

A ello se suman “las exigencias del Ministerio de Hacienda de cumplir con un periodo medio de pago, que por una cuestión de habilitar el nuevo programa contable, se nos ha ido de días, pero que ya está solventado y que con una tesorería elevada que tiene este Ayuntamiento, podríamos comenzar ya los trámites del inicio de la modificación de presupuestos, que luego también tendría que tener una exposición pública, un periodo de alegaciones, y por tanto se va a retrasar al menos 2 meses”.

“Espero y deseo que los ciudadanos de San Roque sigan confiando en la palabra dada por el gobierno municipal de que en un máximo de 2 años todas estas actuaciones recogidas en el Plan de remanente de tesorería se puedan llevar a cabo”, indicó.

Por último el alcalde hace un llamamiento a los grupos políticos a que “si tienen alguna demanda o alguna propuesta nos la haga llegar para ver si entre todos podemos encontrar las prioridades que demandan los ciudadanos de San Roque”.

Aún así, “hay que decir que tenemos un ritmo vertiginoso en las obras, que se viene finalizando el plan de inversiones 2017, que se viene ya realizando actuaciones de contratación de las inversiones del Plan 2018, y que esto era de todas formas una cuestión extraordinaria que también va a llegar, pero que en este caso vamos a interrumpir hasta que cumplamos con ese objetivo del periodo medio de pago por debajo de los 30 días”.

1 of 1