Inicio | Multimedia

El alcalde hace balance del polémico pleno ordinario de hoy

Al término de la sesión, el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha hecho un balance del Pleno Ordinario celebrado hoy, miércoles. Tras destacar la importancia de la aprobación de la adjudicación a Asansull del centro en Villa Carmela donde se atenderá a discapacitados psíquicos, el primer edil se refirió al polémico asunto de las disponibilidades de la Policía Local. En este sentido, recalcó que no se tocan derechos de los trabajadores, sino que se evitan privilegios.

Para el regidor sanroqueño, “lo más importante del Pleno” ha sido la aprobación por unanimidad de la adjudicación “a una asociación tan prestigiosa como Asansull” de la gestión del centro social de Villa Carmela, en el que se atenderá a treinta discapacitados psíquicos. También destacó la aprobación de los pliegos para la concesión de ocho chiringuitos de playas, “ya que generarán mayor actividad económica y, por lo tanto, puestos de trabajo”. Asimismo, subrayó que el Ayuntamiento se ha sumado al pacto por la vivienda promovido por la Junta de Andalucía, centrado en la atención a familias en riesgo de desahucio hipotecario, y mostró su “perplejidad porque no se ha sumado la oposición (PP y USR se abstuvieron)”. En cuanto a la cuestión relativa a las disponibilidades de la Policía Local, el alcalde recordó que “después de cinco llamadas a que los asistentes (agentes policiales de paisano) intentaran controlarse y mantuvieran el respeto debido al Pleno, como órgano representativo de los ciudadanos de San Roque, ordené el desalojo de la sala. Era importante mantener el desarrollo del pleno dentro de los cauces de la normalidad”. Recordó que este asunto se aprobó gracias a su voto de calidad como alcalde (al darse un empate a diez entre los votos a favor y en contra), y recalcó que esta medida “no supone ningún atentado económico a los miembros de la Policía Local, a los que se les ofrecen los mismos nueve servicios extraordinarios de 2012”. “Existen -apuntó- tres diferencias respecto al acuerdo para el año pasado: se garantiza que habrá agentes en la calle todo el año, y en especial en los momentos en los que se registra una mayor afluencia de personas, como las fiestas navideñas y los carnavales; a este acuerdo se pueden sumar todos los vigilantes municipales que lo deseen, no solo unos pocos, como hasta ahora; y todos los servicios extraordinarios que se cobren deberán realizarse”. “Se trata de unas cuestiones -añadió Ruiz Boix- que cualquier ciudadano puede comprender, pero la oposición ha mantenido una actitud demagógica y electoralista para acercarse a algunos miembros de la Policía Local. Quiero indicar a los trabajadores municipales que gracias a este Equipo de Gobierno todos tienen la seguridad de mantenerse en sus puestos de trabajo, porque algunos no parecen recordar que en los planes de ajuste de la anterior etapa de gobierno se incluían eres y ertes (expedientes de regulación de empleo)”. “En materia de derechos laborales -aseguró el primer edil- no vamos a tocar nada. Pero sí vamos a seguir trabajando para que la igualdad entre todos los trabajadores sea la nota predominante de nuestra gestión en el Ayuntamiento”, concluyó.