Clausurada otra edición de las Escuelas de Familias

Monday, 10 June 2013

El pasado sábado se clausuró la actividad municipal “Escuelas de Familias” integrada en el programa “Jóvenes contra las drogas”, que cuenta con la colaboración de la empresa Cepsa y la delegación de Bienestar Social. En el acto estuvo presente la teniente alcalde delegada de educación, Mercedes Sánchez, y la concejal Ana María Rojas, de Bienestar Social.

Con un almuerzo de convivencia entre todas las escuelas de familias del municipio sanroqueño, el sábado pasado se clausuraba este proyecto que como en ediciones anteriores se ha centrado en aportar conocimientos a padres, madres y tutores sobre cómo resolver las tensiones que día a día se dan en la educación de los niños. Las escuelas de familias se ponen en marcha en todo el municipio con el patrocinio de Cepsa y quien las ha impartido ha sido la técnico municipal del programa, Silvia Camacho. En el acto de clausura la teniente alcalde delegada de Educación, Mercedes Sánchez, apuntaba que este programa quiere mejorar las relaciones entre educadores e hijos lográndose una educación más sana. Por su parte, la concejal de bienestar social, Ana María Rojas, recordó que esta actividad se enmarca en el programa de Ciudades contra las Drogas, con lo que la Escuelas de Familia logran un doble objetivo, educar y prevenir. Además la concejal apuntó que este año los padres también habían participado. La Escuela de Familia pretende ser un lugar de formación para los tutores de los niños. El planteamiento es el de ampliar conocimientos sobre asuntos como castigos, normas y estudios; ofrecer recursos y habilidades para mejorar la relación con los menores; y reflexionar sobre las situaciones cotidianas que nos preocupan. Estos talleres también deben entenderse como una labor de prevención frente al consumo de drogas. Muchas de las situaciones conflictivas que en ellos se enseñan a solucionar, en la adolescencia pueden derivar si no se remedian en exclusión y consumo de estas sustancias. Además, no se trata  de decir a los padres lo que hace bien o hacen mal, sino darles recursos para afrontar cuestiones del día a día con los niños, desde preescolar hasta la adolescencia. También hay que señalar que estas Escuelas no están dirigidas a padres con niños con problemas, sino todo lo contrario, ya que se trata de dar armas a los padres para afrontar los problemas que puedan surgir y saber cómo actuar. Las escuelas se dividen por edades entre padres con niños o adolescentes, y en las mismas se abordan asuntos como resolución de conflictos, comunicación con los hijos, expresión corporal, y las expectativas hacia los hijos. Además, en cada Escuela de Familia se tratan cuestiones personales con los padres, para abordar situaciones concretas que preocupen a cada padre.        

1 of 1