Inicio | Multimedia

Abierto en Carteia el primer búnker musealizado

El primer búnker de la comarca acondicionado para poder ser visitado y musealizado con elementos propios y fotografías de mediados del siglo XX ha sido abierto esta mañana en el yacimiento de Carteia. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha acompañado a la delegada provincial de Cultura, Cristina Saucedo, y al director de Cepsa, Ramón Segura, a la inauguración de este nuevo atractivo del yacimiento.

06/11/2013

Se trata del primero de los más de 300 búnkeres existentes en la comarca que puede ser visitado en su interior y que ha sido dotado de elementos y fotografías de la época, y que viene a explicar la red de fortines construIda en la primera mitad de los años 40 para defender la zona de un hipotético ataque desde Gibraltar.

La red defensiva, construida tras la guerra civil y en ocasiones con mano de obra de presos republicanos, constaba inicialmente de unas 500 fortificaciones desde Conil al río Guadiaro, de las que actualmente se conservan unas 300. En el yacimiento arqueológico de Carteia, además del búnker 178, existen otro similar al hoy inaugurado, además de un puesto de observación y varias trincheras, que en un futuro serán rehabilitados.

La inauguración de este nuevo atractivo turístico y parte de la historia de nuestra comarca ha sido posible gracias a la colaboración del Grupo Cepsa, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, y el Ayuntamiento de San Roque.

En el recorrido por el búnker y por el yacimiento de Carteia, han participado también las concejales del equipo de gobierno de San Roque Dolores Marchena y Pilar Nuñez, el subdelegado del Gobierno de la Junta en el Campo de Gibraltar, Angel Gavino, yel director del enclave, Manuel Jaen.

En el interior del búnker, al que se accede en las inmediaciones de la torre Carteia, y tras descender por un pasillo a unos 6 metros de profundidad, se llega a uno de los puntos artilleros, en el que se ha colocado una ametralladora de la época, así como fotografías.

En la segunda tronera, la silueta de dos soldados miran hacia la zona a defender: la playa de Guadarranque, tal y como estaba en los años 40. La exposición se completa con útiles de guerra, mapas y fotografías con la historia de estas fortificaciones del siglo XX.

Un tercer espacio acoge recortes de periódicos, folletos, radio y sonidos. Para realzar aún más las sensaciones en la visita, cada uno de los espacios huele de manera distinta, como por ejemplo a pólvora junto a la ametralladora.

Tras la inauguración, el alcalde señaló que “sin duda la apertura de este búnker es un atractivo para que los que conozcan el yacimiento de Carteia, volver a visitarlo, y lo que no lo conozcan, tener un aliciente más”.

Agradeció Ruiz Boix “a la Junta de Andalucía por seguir poniendo en valor este yacimiento arqueológico y al grupo Cepsa por su colaboración para poder seguir realizado aportaciones que permitan seguir realizando esas excavaciones en el yacimiento”.

Por su parte, la delegada territorial de Cultura, Cristina Saucedo, ha agradecido la colaboración de Cepsa y del Ayuntamiento sanroqueño, ha destacado que el de Carteia es el primer

búnker de Andalucía en ser abierto al público, en 2012, y también el primero que ahora se pone en valor, con el objetivo de hacer su visita mucho mas pedagógica, y con la vista puesta, fundamentalmente, en la comunidad escolar. Además, se han hecho trabajos de mejora de la accesibilidad para personas con discapacidad en el tramo del circuito de visitas, junto a la vivienda romana próxima a la Torre del Rocadillo.

En cuanto a las actuaciones previstas para este curso en el enclave arqueológico de Carteia, la delegada ha destacado que los trabajos van a seguir cuatro líneas generales: un estudio geofísico del Teatro Romano (que permitirá conocer mejor su estado para su conservación y

realzamiento); el acondicionamiento y restauración de una villa romana (la conocida como "Domus del Rocadillo"); la conservación y acondicionamiento de parte del circuito de visitas (concretamente la zona comprendida entre la "Domus del Rocadillo", el vial romano y el

nuevo tramo de visitas realizado en 2012), y la reedición y revisión de las guías y de los folletos informativos.

"Todas estas intervenciones servirán para que Carteia sea aún más conocida. De hecho, las visitas se han ido multiplicando en los últimos años, pasando de las 3.264 visitas que se registraron en 2010 a las 6.071 registradas en 2012", comentó la delegada territorial de Cultura.

Asimismo, Cristina Saucedo destacó la importancia que la apuesta por este enclave tiene para el Campo de Gibraltar. "En el desarrollo económico, cultural y social de la comarca también está presente el patrimonio histórico y arqueológico, y dentro de él, Carteia tiene un papel muy importante, de ahí que la Junta de Andalucía siga teniendo presente su desarrollo, como se viene haciendo desde 2001, cuando se abrió al público el yacimiento".

El director de Cepsa, Ramón Segura, señaló que “para el grupo Cepsa el patrocinio de Carteia es especial, y llevamos más de 18 años colaborando y es uno de nuestros patrocinios predilectos”.

Desveló Segura que “en nuestras jornadas de puertas abiertas hemos incluído una visita a Carteia y es uno de los puntos más exitosos y atractivos para los ciudadanos”.

La fortificación de la Bahía de Algeciras durante el siglo XX fue uno de los principales proyectos llevados a cabo por el régimen franquista en los primeros años de la posguerra para garantizar la estabilidad de la frontera entre España y Gibraltar.

Tras el final de la Guerra civil el recién creado gobierno español tuvo como prioridad garantizar la integridad de sus fronteras ante eventuales ataques principalmente tras la caída de los regímenes fascista y nacionalsocialista de Europa.

Para proteger estas fronteras decidió crearse un sistema de fortificaciones a base de búnkeres anticarro y nidos de ametralladoras similar al creado en otras zonas de Europa. Según la mentalidad de la época el mejor modo de fortificar una zona fronteriza era el establecimiento de diferentes líneas de defensa formadas por búnkeres con artillería anticarro y nidos de ametralladoras.

Siguiendo el esquema desarrollado por Francia debía establecerse una única línea de fortines que defendiera la totalidad de la frontera, según los esquemas alemanes en la Línea Sigfrido debían construirse varias líneas de defensa sucesivas de tal modo que unas pudieran defender a otras en caso de un ataque masivo.

Con el final de La Segunda Guerra Mundial el sistema de fortificaciones creado en torno a la ciudad de Gibraltar perdió todo su papel estratégico en cuanto a una posible invasión de la ciudad del peñón por parte de España o alguno de sus aliados. Poco a poco todas las construcciones realizadas durante los años 40 fueron cayendo en el abandono y una gran parte de ellas fueron destruidas para permitir el crecimiento de las ciudades en las que se encontraban.

La mayoría de los fortines que aún hoy pueden encontrarse en la zona se encuentran en estado de total abandono si bien muchos de ellos han sido recuperados para uso público y reconstruidos. Ejemplos de recuperación de los búnkeres pueden encontrarse tanto en La Línea de la Concepción, donde el Ayuntamiento estableció la llamada Ruta de los búnkeres que permitía visitar varias de estas estructuras.

Estas construcciones se encuentran protegidas como Bien de interés cultural por la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español y para ello la Junta de Andalucía posee un detallado catálogo de estas construcciones que le permite mantener un seguimiento de todas aquellas acciones realizadas sobre ellas.