Busqueda

The search found 6 results in 0.327 seconds.

Search results

    Una exposición colectiva, colofón del año Ortega Brú

    Una exposición colectiva de 13 autores sanroqueños o relacionados con la ciudad, pone el colofón al ano de Ortega Brú, en el que se ha celebrado el centenario de su nacimiento con multitud de actividades. La exposición puede verse hasta el 16 de diciembre en la Galería de Arte del Palacio de los Gobernadores.

    Obras de 13 autores relacionados con San Roque conforman la Exposición Colectiva titulada “Ortega Brú y la mirada de los otros”, que el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, la edil de Cultura, Dolores Marchena, otros ediles y los propios autores, inauguraron anoche en la Galería de Arte Ortega Brú del Palacio de los Gobernadores.

    La exposición cierra los actos del Centenario de Luis Ortega Brú que ha organizado en 2016 la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de San Roque, que preside Dolores Marchena, y puede visitarse en la Sala de Exposiciones hasta el 16 de diciembre.

    La exposición consta de obras de 13 autores distintos, como Manu Ortega, Angel Ortega, Sergio Galea, Andrés Vázquez de Sola, Juan Gómez Macías, Pepe Barroso, Sylvain Marc, Carlos Cruces, Isaac Cruces, Antonio Lopez Canales, Miguel Núñez Torres, Paco Guzmán, y Castilla Zurita.

    La exposición consta de fotografías, pinturas y esculturas, a las que se enfrentará otra de Ortega Brú. Por eso la muestra se llama “Ortega Brú y la mirada de los otros”, por esa dualidad de reinterpretar su obra por autores conocidos y afamados

    En la Exposición se muestra el cuadro original del cartel del año del Centenario, obra de Andrés Vázquez de Sola, Hijo Predilecto de la Ciudad, en el que se reproduce al genial escultor e imaginero tallando un perro, uno de los iconos de San Roque.

    Tras la inauguración, el alcalde señaló que “se trata de un colofón importante a este año de homenaje a nuestro Hijo Predilecto y el mejor imaginero español del Siglo XX, en que hemos desarrollado una gran actividad para conmemorar su centenario”.

    El alcalde destacó “el gran nivel de las obras expuestas, dignas de la exposición que cierra los actos de homenaje a Ortega Brú, y que recomiendo a todos lso sanroqueños y en general a los amantes de la cultura visitarlas”.

     

    Exposición de la Agrupación Fotográfica Artística Linense, desde el miércoles en la Galería Ortega Bru

    Socios de la Agrupación Fotográfica Artística Linense (AFAL) expondrán a partir del miércoles, día 27, algunos de sus trabajos más recientes en la Galería Municipal de Arte Ortega Brú. La muestra, que recoge la obra de 20 fotógrafos, cuenta con la colaboración de la Delegación Municipal de Cultura, que dirige la teniente de alcalde Dolores Marchena.

    Esta exposición colectiva será inaugurada a las 20.30 horas del miércoles, y permanecerá abierta hasta el 12 de abril, en horario de 11.00 a 14.00 y de 19.00 a 21.00 horas. Las fotografías que componen esta muestra tienen diversa temática: paisajes, vida cotidiana, escenas marinas... Los autores que expondrán son: Amparo Adam Sendra, Antonio Cañete Gil, Bernardo Gómez Lachica, Carlos Jorge Ruiz Espinosa, Daniel Saborido Marzo, David Santos Febrero, Francisco Manuel Benítez Fernández, Francisco Núñez Rey, Ignacio Ábalos Nuevo, Inmaculada Blanca Espinosa, Inmaculada Torres Lima, Jesús Manuel Gómez Chacón, Jorge Reguera Romero, José Manuel Camacho Martínez, José Manuel Maíquez Mijare, Juan Carlos Campos Mansinho, Juan Carlos Fernández Genál, Juan Luís Corrales García, Manuel Muñoz Roca y Rubén Vázquez Trujillo.

    La Agrupación Fotográfica Artística Linense es probablemente la entidad más veterana de Andalucía en su campo, ya que comenzó su andadura en 1956. Tiene su sede en la calle Zaragoza de La Línea. Para más información puede consultarse la web https://afal-lalinea.jimdo.com/informacion/.

    Exposición de la Agrupación Fotográfica Artística Linense en la Galería Ortega Brú

    La Galería Municipal de Arte Ortega Brú acoge desde anoche y hasta el próximo 12 de abril una exposición con la obra de 20 fotógrafos, socios de la Agrupación Fotográfica Artística Linense (AFAL). La muestra cuenta con la colaboración de la Delegación Municipal de Cultura, que dirige la teniente de alcalde Dolores Marchena.

    El concejal de Participación Ciudadana, David Ramos, junto al presidente de AFAL, Carlos Campos, y varios de los autores que cuelgan sus fotografías, procedió a la inauguración de la muestra, consistente en 26 instantáneas.

    Ramos agradeció a AFAL la posibilidad que brindaba de poder contemplar estas fotografías de tan diversa temática, todas con una gran calidad.

    Por su parte, el presidente de AFAL, Carlos Campos, agradeció “a la delegación de Cultura la invitación para exponer por primera vez como colectivo en San Roque, mostrando una selección de las últimas fotografía sde nuestro socios”

    Esta exposición colectiva permanecerá abierta hasta el 12 de abril, en horario de 11 a 14 y de 19 a 21 horas. Las fotografías que componen esta muestra tienen diversa temática: paisajes, vida cotidiana, escenas marinas...

    Los autores que exponen son: Amparo Adam Sendra, Antonio Cañete Gil, Bernardo Gómez Lachica, Carlos Jorge Ruiz Espinosa, Daniel Saborido Marzo, David Santos Febrero, Francisco Manuel Benítez Fernández, Francisco Núñez Rey, Ignacio Ábalos Nuevo, Inmaculada Blanca Espinosa, Inmaculada Torres Lima, Jesús Manuel Gómez Chacón, Jorge Reguera Romero, José Manuel Camacho Martínez, José Manuel Maíquez Mijare, Juan Carlos Campos Mansinho, Juan Carlos Fernández Genál, Juan Luís Corrales García, Manuel Muñoz Roca y Rubén Vázquez Trujillo.

    La Agrupación Fotográfica Artística Linense es probablemente la entidad más veterana de Andalucía en su campo, ya que comenzó su andadura en 1956. Tiene su sede en la calle Zaragoza de La Línea. Para más información puede consultarse la web https://afal-lalinea.jimdo.com/informacion/.

    Inauguración, anoche, de la exposición “Éxodo, visiones y sueños”, de Ángel Ortega Bru

    En la mayoría de los casos piezas de madera tallada, pero también realizadas en gres e incluso fotografías tratadas componen la exposición “Éxodo, visiones y sueños” que desde anoche se puede disfrutar en la Galería Ortega Bru. Se trata de la primera muestra de Ángel Ortega Bru León, hijo del imaginero sanroqueño del que este año se celebra el primer centenario de su nacimiento. Es una propuesta de la Delegación Municipal de Cultura, que dirige la teniente de alcalde Dolores Marchena.

    Numerosos amigos de la familia Ortega Bru asistieron a la inauguración, así como varios ediles de la Corporación. La teniente de alcalde Mónica Córdoba presentó al escultor, del que dijo que “con motivo del Centenario de Ortega Bru, la Delegación Municipal de Cultura ha organizado multitud de actividades. No podía faltar la obra de su hijo, e invito a los vecinos y vecinas de todo el Campo de Gibraltar a que se acerquen a conocer la exposición”, que estará abierta hasta el día 26.

    Por su parte, Ángel Ortega Brú explicó que esta muestra “ha supuesto un experimento valioso, costoso, que parte de una idea de inspiración de mi padre, que fueron las piezas que denomino 'Éxodos' y que he realizado con un equipo muy potente. Entre ellos, cuento con un compositor musical muy importante de Sevilla y con técnicos muy preparados”.

    “Es una gozada -continuó- entender la escultura no como individuo, porque en grupo es una experiencia muy bonita. Mi padre me ha ido llevando poco a poco, hasta que he encontrado lo que yo quiero hacer. Es muy difícil ser escultor, pero hoy me siento uno y sé lo que quiero hacer y cómo lo quiero hacer. El año 2016 va a ser uno de los más felices de mi vida, y lo celebro con vosotros los sanroqueños, porque yo me siento de aquí, sois mi pueblo”.

    Explicó el artista que “en un momento que todos vivimos con gran cantidad de información, se está perdiendo la sabiduría. Una de las cosas que puede ayudar es el arte, haciendo propuestas que sirvan para hacer síntesis, pequeños bloques de información. El arte tiene una potencia muy grande de comunicación y de creación de lenguaje”.

    En este sentido, dijo, se inscribe su “Proyecto Soñarte”, que forma parte también de la muestra. “Trabajo -continuó Ángel Ortega Bru- con unos lesionados cerebrales, de los que lo que me interesa es que maduren. Y esa tarea continuada da unos resultados increíbles, te sorprendes cada día con su trabajo, una obra increíblemente buena”.

    La exposición, titulada “Éxodo, visiones y sueños” se compone de dos propuestas. La primera, denominada “Proyecto Éxodo”, consiste en una serie de piezas realizadas por Ángel Ortega Bru en las que aborda la abstracción y la escultura como experimento de comunicación, y se complementa con un audiovisual con música compuesta por el compositor Francisco Javier Torres Simón.

    La segunda propuesta es el “Proyecto Soñarte”, en el que se enfoca la escultura como tarea educativa, y que es fruto de dos años de trabajo continuado de Ángel Ortega Bru con un grupo de seis afectados por daño cerebral leve.

    En total, se trata de 27 piezas, la mayoría de madera tallada pero algunas también realizadas en gres, a las que se suma una proyección en español e inglés en la que se cuenta el proceso creativo del artista, convirtiendo así la Galería Ortega Bru en una especie de escenario.

    Ángel Ortega Bru comenzó su labor como escultor y restaurador con 32 años, pero admite que no maduró como escultor hasta los 60. Hijo de Luis Ortega Bru, se siente sanroqueño y sevillano, y tiene su taller en Alcalá del Río. En los años 2000 y 2001 restauró las primeras piezas de su padre que se expusieron en el Palacio de los Gobernadores, y también ha trabajado en otras seis obras de imaginería de su progenitor situadas en distintos lugares del Campo de Gibraltar. En la actualidad colabora con la Hermandad del Descendimiento de Málaga “para completar las figuras que pide ese Cristo”.

    Reconoce que no se considera imaginero, sino escultor, y que la oportunidad de trabajar la madera en mayores dimensiones le ha servido para madurar como artista, “me ha enseñado lo que es la escultura”, indica.

    Málaga rinde homenaje a Ortega Brú con una gran exposición

    La ciudad de Málaga rinde homenaje a Ortega Brú, en el centenario de su nacimiento, con gran una exposición titulada “Ortega Brú: vanguardia, mísitica, rebeledía, sueños”. San Roque colabora con este homenaje cediendo alguna de las piezas del Museo.

    La exposición, que se inauguró anoche, ha sido organizada por la Archicofradía Sacramental de la Pasión y ArsMálaga, y podrá verse hasta finales de enero en la sede de Ars Málaga, en el Palacio Episcopal, ubicado en la Plaza Obispo de la capital malagueña.

    La tte de alcalde de Cultura, Dolores Marchena, ha aplaudido la exposición, en la que colabora la Fundación Unicaja y que puede visitarse de martes a domingo de 11 a 20 horas.

    La edil recordó que “en San Roque se han realizado múltiples actividades para conmemorar el Centenario del Nacimiento de Luis Ortega Brú, el genial pintor, escultor e imaginero Hijo Predilecto de San Roque”.

    Marchena detalló que durante 2016 “se han realizado exposiciones de diferente tipo, talleres didácticos, seminario en Curso de Verano, actividades especiales del Museo, encuentro de hermandades andaluzas, proyecciones cinematográficas, ciclo de conferencias en asociaciones, ciclo de conciertos de música clásica, actividades conjuntas con colectivos y asociaciones del municipio, publicaciones de libros, vía crucis del Cristo de la Buena Muerte (esto a cargo de la hermandad con la colaboración del Ayuntamiento)”.

    La exposición monográfica dedicada a Luis Ortega Brú es la más completa de las escasas realizadas hasta fecha. Reúne por vez primera a lo largo de 400 metros cuadrados una selección de las creaciones claves de este escultor y pintor.

    Para la ocasión, el Ayuntamiento de San Roque ha cedido temporalmente -hasta el 28 de enero- varias piezas, como los vaciados en yeso de los medallones de la puerta de la Secretaría de Estado del Vaticano; el busto del Cristo de la Hermandad de San Gonzalo, de Sevilla, o el Eco.

    También se ha trasladado a Málaga el busto del Cristo de la Pasión de Málaga; las Tres Gracias; y el Exodo de Málaga, en yeso.

    El discurso expositivo, siguiendo un criterio estético-biográfico, trata de contrastar la obra procesional con otras piezas, profanas y religiosas, en las que puede observarse el conocimiento que el artista tuvo de las vanguardias históricas y la adecuación, instrumentalización y proyección de las mismas sobre el lenguaje manierista y barroco.

    De entre las cerca de 100 esculturas, pinturas y dibujos que podrán verse en la exposición, destaca la propia imagen de Jesús de la Pasión, titular de la entidad organizadora. Junto a ella podrán verse otras obras religiosas de cofradías andaluzas que se dispondrán de tal forma que, respetándose su valor devocional, puedan advertirse los recursos estéticos y formales aplicados por su creador.

    Se muestran obras pertenecientes a las hermandades de: Santa Marta (Sevilla), Sagrada Cena (Sevilla), Macarena (Sevilla),  Vera+Cruz (Huelva), Huerto (Puerto de Santa María, Cádiz) y Angustias (Jerez de la Frontera, Cádiz).

    El grupo principal de las piezas proceden del patrimonio familiar del artista, conservadas por sus hijos Ángel Luis, Carmen y Débora Ortega León. El Museo Ortega Brú, contribuye cediendo para la ocasión siete obras de su colección permanente, así como otras aportaciones procedentes de coleccionistas privados y parroquias.

    A la par de la exposición, se ha diseñado un encuentro científico en el que, desde distintas disciplinas, se reivindique la fortuna crítica de Ortega Brú como uno de los autores más relevantes del arte español, afirmación que es producto de las investigaciones que se han desarrollado en los últimos años.

    Se celebrarán los jueves 15 y 22 de diciembre de 2016, así como 12, 19 y 26 de enero de 2017, a las 20 horas. En ellos participarán los profesores-doctores que integran el comité científico-técnico: Juan Antonio Sánchez López (Universidad de Málaga), Andrés Luque Teruel (Universidad de Sevilla), Jesús Miguel Palomero Páramo (Universidad de Sevilla) y Javier González Torres (Fundación Victoria-Universidad de Málaga).

    Se completa con una mesa redonda, moderada por el doctor Francisco José González Díaz, en la que participarán: Ángel Luis Ortega León, Irene Aranega López (directora del Museo Ortega Bru de san Roque), Antonio Pérez Girón (cronista de San Roque), Benito Rodríguez Gatíus (historiador del arte y primer biógrafo de Ortega Bru) y Suso de Marcos (escultor).

    Luis Ortega Brú (San Roque, Cádiz, 16 de septiembre de 1916-Sevilla, 21 de noviembre de 1982) fue un imaginero y escultor español.

    Su padre era un alfarero, que influyó en que desde bastante pequeño se dedicase a modelar figuras en barro, lo que le llevó a decir que “sus principios fueron la alfarería y la cerámica”. En el año 1931, estudia escultura en la escuela de Artes y Oficios de la Línea de la Concepción, y en 1934 recibe clases de dibujo con el maestro y poeta de San Roque, José Domingo de Mena. La Guerra Civil marcó su trayectoria, ya que sus padres fueron fusilados durante la contienda y él que también militó en el bando republicano, fue condenado en 1940 a tres años de prisión por un delito de auxilio a la rebelión.

    En el año 1944 se trasladó a Sevilla, matriculándose en la Escuela de Artes Aplicadas. En esta ciudad comenzó a ser conocido en los círculos artísticos, realizando su primera exposición en 1949. En 1952 recibió el primer premio nacional de Escultura por “la Piedad”. En 1955 se trasladó a Madrid como maestro escultor de los Talleres Arte de Granada, abriendo posteriormente un taller propio en la capital. En 1978 regresó a Sevilla, trabajando en el taller de Guzmán Bejarano.

     

     

    Hasta el sábado 28, exposición en Málaga sobre Ortega Brú

    Hasta el próximo sábado 28 de enero puede verse en Málaga una gran exposición sobre Ortega Brú, titulada “Ortega Brú: vanguardia, mística, rebeldía, sueños”. San Roque colabora con este homenaje cediendo alguna de las piezas del Museo, y el pasado jueves dos técnicos municipales participaron en una mesa redonda sobre el imaginero sanroqueño.

    La Archicofradía Sacramental de la Pasión de Málaga, junto al espacio expositivo Ars Málaga, celebra el centenario del nacimiento de Luis Ortega Brú. Este pasado jueves, dos técnicos de la Delegación Municipal de Cultura de San Roque, Irene Aranega en calidad de coordinadora del Museo Municipal y Antonio Pérez Girón, en calidad de Cronista Oficial y coautor del libro "Pasión y triunfo de Luis Ortega Brú (el drama de la Guerra Civil)", participaron en una mesa redonda.

    En la Mesa redonda “El hombre, el artista, el esteta, el místico”, desarrollada en la sede de Ars Málaga, en el Palacio Episcopal, ubicado en la Plaza Obispo de la capital malagueña, participaron Ángel Luis Ortega León (hijo del artista homenajeado); Irene Aranega López (coordinadora del Museo Ortega Brú de San Roque); Antonio Pérez Girón (cronista oficial de San Roque); Benito Rodríguez Gatíus (historiador del arte y primer biógrafo de Ortega Brú) y Suso de Marcos (escultor y académico). Estuvo moderada por el profesor Francisco José González Díaz, de la Fundación Victoria.
    El Museo Municipal de San Roque ha colaborado para la ocasión con la cesión temporal de algunas piezas: Las tres gracias, El Eco, El Éxodo de Málaga, Cabeza Cristo de la Pasión y los seis mediorrelieves sobre la vida de María que conforman la Puerta de secretaría de Estado del Vaticano.

    La tte de alcalde de Cultura, Dolores Marchena recordó que “se han realizado múltiples actividades para conmemorar el Centenario del Nacimiento de Luis Ortega Brú, el genial pintor, escultor e imaginero Hijo Predilecto de San Roque”.

    Marchena detalló que durante 2016 “se han realizado exposiciones de diferente tipo, talleres didácticos, seminario en Curso de Verano, actividades especiales del Museo, encuentro de hermandades andaluzas, proyecciones cinematográficas, ciclo de conferencias en asociaciones, ciclo de conciertos de música clásica, actividades conjuntas con colectivos y asociaciones del municipio, publicaciones de libros, vía crucis del Cristo de la Buena Muerte (esto a cargo de la hermandad con la colaboración del Ayuntamiento)”.

    La exposición monográfica dedicada a Luis Ortega Brú en Málaga es la más completa de las escasas realizadas hasta fecha. Reúne por vez primera a lo largo de 400 metros cuadrados una selección de las creaciones claves de este escultor y pintor.

    Para la ocasión, el Ayuntamiento de San Roque ha cedido temporalmente -hasta el 28 de enero- varias piezas, como los vaciados en yeso de los medallones de la puerta de la Secretaría de Estado del Vaticano; el busto del Cristo de la Hermandad de San Gonzalo, de Sevilla, o el Eco.

    También se ha trasladado a Málaga el busto del Cristo de la Pasión de Málaga; las Tres Gracias; y el Exodo de Málaga, en yeso.

    El discurso expositivo, siguiendo un criterio estético-biográfico, trata de contrastar la obra procesional con otras piezas, profanas y religiosas, en las que puede observarse el conocimiento que el artista tuvo de las vanguardias históricas y la adecuación, instrumentalización y proyección de las mismas sobre el lenguaje manierista y barroco.

    De entre las cerca de 100 esculturas, pinturas y dibujos que podrán verse en la exposición, destaca la propia imagen de Jesús de la Pasión, titular de la entidad organizadora. Junto a ella podrán verse otras obras religiosas de cofradías andaluzas que se dispondrán de tal forma que, respetándose su valor devocional, puedan advertirse los recursos estéticos y formales aplicados por su creador.

    Se muestran obras pertenecientes a las hermandades de: Santa Marta (Sevilla), Sagrada Cena (Sevilla), Macarena (Sevilla), Vera Cruz (Huelva), Huerto (Puerto de Santa María, Cádiz) y Angustias (Jerez de la Frontera, Cádiz).

    El grupo principal de las piezas proceden del patrimonio familiar del artista, conservadas por sus hijos Ángel Luis, Carmen y Débora Ortega León. El Museo Ortega Brú, contribuye cediendo para la ocasión siete obras de su colección permanente, así como otras aportaciones procedentes de coleccionistas privados y parroquias.

    A la par de la exposición, se ha diseñado un encuentro científico en el que, desde distintas disciplinas, se reivindique la fortuna crítica de Ortega Brú como uno de los autores más relevantes del arte español, afirmación que es producto de las investigaciones que se han desarrollado en los últimos años.

    Se celebraron los jueves 15 y 22 de diciembre de 2016, así como 12, 19 y 26 de enero de 2017, a las 20 horas. En ellos participaron los profesores-doctores que integran el comité científico-técnico: Juan Antonio Sánchez López (Universidad de Málaga), Andrés Luque Teruel (Universidad de Sevilla), Jesús Miguel Palomero Páramo (Universidad de Sevilla) y Javier González Torres (Fundación Victoria-Universidad de Málaga).

    Se completa con una mesa redonda, moderada por el doctor Francisco José González Díaz, en la que participaron: Ángel Luis Ortega León, Irene Aranega López (directora del Museo Ortega Bru de san Roque), Antonio Pérez Girón (cronista de San Roque), Benito Rodríguez Gatíus (historiador del arte y primer biógrafo de Ortega Bru) y Suso de Marcos (escultor).

    Luis Ortega Brú fue un imaginero y escultor español, que nació en San Roque el 16 de septiembre de 1916 y falleció en Sevilla el 21 de noviembre de 1982.

    Su padre era un alfarero, que influyó en que desde bastante pequeño se dedicase a modelar figuras en barro, lo que le llevó a decir que “sus principios fueron la alfarería y la cerámica”. En el año 1931, estudia escultura en la escuela de Artes y Oficios de la Línea de la Concepción, y en 1934 recibe clases de dibujo con el maestro y poeta de San Roque, José Domingo de Mena. La Guerra Civil marcó su trayectoria, ya que sus padres fueron fusilados durante la contienda y él que también militó en el bando republicano, fue condenado en 1940 a tres años de prisión por un delito de auxilio a la rebelión.

    En el año 1944 se trasladó a Sevilla, matriculándose en la Escuela de Artes Aplicadas. En esta ciudad comenzó a ser conocido en los círculos artísticos, realizando su primera exposición en 1949. En 1952 recibió el primer premio nacional de Escultura por “la Piedad”. En 1955 se trasladó a Madrid como maestro escultor de los Talleres Arte de Granada, abriendo posteriormente un taller propio en la capital. En 1978 regresó a Sevilla, trabajando en el taller de Guzmán Bejarano.