Busqueda

The search found 2 results in 0.394 seconds.

Search results

    Adrián Torres expone en el Espacio Joven algunas de sus coloridas y vitales pinturas

    El pintor Adrián Torres expone en el Espacio Joven de San Roque (antiguos juzgados de la Alameda) algunos de sus trabajos más recientes, cuadros (la mayoría de ellos de gran formato) de un estilo propio repleto de color y texturas. La muestra estará abierta hasta el próximo 5 de abril, en horario de mañana de lunes a viernes y de tarde los martes y los jueves.

    El teniente de alcalde delegado de Juventud, José Antonio Rojas, acompañó en la tarde de ayer, viernes, al pintor durante la inauguración de la exposición. El edil señaló que “afortunadamente estamos consiguiendo llevar a cabo nuestra idea inicial, de que siempre hubiera una exposición en este Espacio Joven. Los apellidos de Adrián, Torres y Ledesma, son muy de San Roque, y estamos muy contentos de que exponga aquí sus cuadros, que llaman mucho la atención por la forma como utiliza los colores. Son trazos muy fuertes, y muestra valentía a la hora de pintar estos cuadros de gran formato. Espero que mucha gente de San Roque y del resto del Campo de Gibraltar se acerque a este Espacio Joven para disfrutar de esta maravillosa exposición”. Por su parte, Adrián Torres indicó que “tengo muchos lazos con la ciudad, donde he estado muchas veces desde pequeño, y mis padres y mis abuelos son de aquí, al igual que el resto de mi familia. Ya tocaba exponer aquí”. Señaló que los cuadros están pintado “en el estilo que me he ido creando yo mismo con los años. He traído mi obra personal, en la que se ve mi evolución. Están hechos de mucho color, fuerza, de mover mucho el trazo... Me gusta que reflejen energía positiva, y que a la gente le de alegría verlos. A diferencia de otros pintores, yo pinto cuando estoy contento, que es casi siempre. Utilizo muchos colores fluorescentes, mucho amarillo, naranja...”. Adrián Torres nació en 1982. Estudió Bellas Artes en Sevilla y Barcelona, y ha vivido en Mallorca y Sao Paulo (Brasil), además de residir dos años en Texas. En la actualidad reside en Conil, donde tiene un estudio en el que realiza principalmente retratos. Entre la obra que expone en San Roque se cuentan cinco cuadros inéditos. Ha participado en numerosas exposiciones en varios puntos de España, pero también en Brasil, Qatar, Francia, Alemania y Estados Unidos.

    Ángel Ortega Bru expone a partir del viernes su obra escultórica en la galería a la que da nombre su padre

    El artista Ángel Ortega Bru León expone por primera vez su obra escultórica en la Galería Ortega Bru, dedicada a su padre y situada en el Palacio de los Gobernadores. Organizada por la Delegación Municipal de Cultura, que dirige la teniente de alcalde Dolores Marchena, dentro de los actos con motivo del centenario del nacimiento del genial imaginero sanroqueño, la inauguración tendrá lugar el viernes 5 a las 21.00, y la muestra estará abierta hasta el día 26.

    La exposición, titulada “Éxodo, visiones y sueños” se compone de dos propuestas. La primera, denominada “Proyecto Éxodo”, consiste en una serie de piezas realizadas por Ángel Ortega Bru en las que aborda la abstracción y la escultura como experimento de comunicación, y se complementa con un audiovisual con música compuesta por el compositor Francisco Javier Torres Simón.

    La segunda propuesta es el “Proyecto Soñarte”, en el que se enfoca la escultura como tarea educativa, y que es fruto de dos años de trabajo continuado de Ángel Ortega Bru con un grupo de seis afectados por daño cerebral leve.

    En total, se trata de 27 piezas, la mayoría de madera tallada pero algunas también realizadas en gres, a las que se suma una proyección en español e inglés en la que se cuenta el proceso creativo del artista, convirtiendo así la Galería Ortega Bru en una especie de escenario.

    Ángel Ortega Bru comenzó su labor como escultor y restaurador con 32 años, pero admite que no maduró como escultor hasta los 60. Hijo de Luis Ortega Bru, se siente sanroqueño y sevillano, y tiene su taller en Alcalá del Río. En los años 2000 y 2001 restauró las primeras piezas de su padre que se expusieron en el Palacio de los Gobernadores, y también ha trabajado en otras seis obras de imaginería de su progenitor situadas en distintos lugares del Campo de Gibraltar. En la actualidad colabora con la Hermandad del Descendimiento de Málaga “para completar las figuras que pide ese Cristo”.

    Reconoce que no se considera imaginero, sino escultor, y que la oportunidad de trabajar la madera en mayores dimensiones le ha servido para madurar como artista, “me ha enseñado lo que es la escultura”, indica.