Busqueda

The search found 5 results in 0.439 seconds.

Search results

    María Torres, Mar García y Ángel Ayora representarán a Andalucía en el Campeonato de España Interautonómico de golf

    El Comité Técnico Infantil y Juvenil de la Real Federación Andaluza de Golf ha hecho pública la lista definitiva de los jugadores que representará a la RFGA en el Campeonato de España Interautonómico Infantil Masculino y Femenino REALE 2018, “VII Memorial Blanca Mayor” que se disputará en el recorrido municipal de Golf La Cañada del 4 al 7 de octubre.

    El recorrido municipal de La Cañada ejercerá de sede del Campeonato de España Interautonómico Infantil Masculino y Femenino REALE 2018, “VI Memorial Blanca Mayor”, cita en la que los 17 equipos participantes ponen en liza a sus mejores golfistas en la que es una fiesta del golf juvenil. Andalucía vuelve a estar representada por siete destacados golfistas que atesoran handicap top, entre los que están los alumnos de la escuela municipal de golf La Cañada: María Torres, Mar García y Ángel Ayora.

    Completa el listado de convocados: Rebeca Linares, Luis de Miñón, Pablo Cervantes y Álvaro Gómez.

    El buen nivel y la igualdad son dos de las notas habituales de la prueba, dentro de un recorrido municipal por el que han pasado la práctica totalidad de los jugadores españoles que hoy triunfan en los principales circuitos profesionales.

    Los 17 equipos participantes, representantes de otras tantas Federaciones Autonómicas, todos ellos en edad infantil o alevín, afrontarán una competición donde la primera de las jornadas, disputada bajo la modalidad stroke play (juego por golpes), es clave ya que únicamente los ocho conjuntos mejor clasificados al término de esos 18 hoyos podrán optar a la victoria en las fechas sucesivas, reservadas para las eliminatorias directas.

    El palmarés de este Campeonato de España Interterritorial Infantil REALE, señala a Andalucía como la mejor, con triunfo en nueve ediciones (1995, 1997, 1998, 1999, 2000, 2008, 2009, 2011 y 2013) desde que se instaurase el torneo en 1995.

     

     

    Fútbolchapas: Ángel Ruiz empieza la segunda vuelta con una victoria

    Comenzó la segunda vuelta de la décimo-cuarta jornada de Fútbolchapas Campamento I División con la victoria de un Ángel Ruiz que no ganaba en competición desde el cuarto encuentro.

    Ruiz ha empezado esta segunda vuelta con una merecida victoria por 4-2 contra José Miguel Molina, que en las últimas jornadas estuvo mostrando un gran nivel. El buen juego desplegado por el jugador más veterano del club hizo que en ningún momento peligrase al terminar el encuentro con una derrota.

    Juanlu Jiménez sigue comandando una semana más esta liga tras ganar, por paliza, a Kevin Torres por un aplastante 2-7. Torres sigue hundiéndose más cada semana, manteniendo esa última plaza con tan solo 6 puntos, mientras que Jiménez contabiliza 35 puntos.

    Antonio Fernández, que es segundo en la general, queda a cinco del líder tras vencer por otro claro 4-1 a Miguel Casado, jugador que parece estar desinflándose en las últimas jornadas al no mostrar el buen estado de forma que tenía al principio de la temporada. Casado cae a la séptima posición con 18 puntos, igualado con sus tres inmediatos perseguidores José Miguel Molina, Juan Algeciras y Alejandro Molina.

    Sergio Panes es tercero con 27 puntos. Esta semana venció a Lale Jiménez por 1-4. El único empate de la jornada fue el del enfrentamiento entre Javi Fernández, quinto en la general, y Alejandro Molina, décimo. El partido finalizo 1-1.

    Carlos Cabeza, tras el varapalo la semana pasada, conseguía en ésta imponerse con comodidad a Juan Algeciras por 3-0. Cabeza sigue en la sexta plaza mientras Juan queda relegado a la novena posición .Por último hay que reseñar la victoria de Mejías ante Manuel Coleto por 2-0.

    Ángel Ortega Bru expone a partir del viernes su obra escultórica en la galería a la que da nombre su padre

    El artista Ángel Ortega Bru León expone por primera vez su obra escultórica en la Galería Ortega Bru, dedicada a su padre y situada en el Palacio de los Gobernadores. Organizada por la Delegación Municipal de Cultura, que dirige la teniente de alcalde Dolores Marchena, dentro de los actos con motivo del centenario del nacimiento del genial imaginero sanroqueño, la inauguración tendrá lugar el viernes 5 a las 21.00, y la muestra estará abierta hasta el día 26.

    La exposición, titulada “Éxodo, visiones y sueños” se compone de dos propuestas. La primera, denominada “Proyecto Éxodo”, consiste en una serie de piezas realizadas por Ángel Ortega Bru en las que aborda la abstracción y la escultura como experimento de comunicación, y se complementa con un audiovisual con música compuesta por el compositor Francisco Javier Torres Simón.

    La segunda propuesta es el “Proyecto Soñarte”, en el que se enfoca la escultura como tarea educativa, y que es fruto de dos años de trabajo continuado de Ángel Ortega Bru con un grupo de seis afectados por daño cerebral leve.

    En total, se trata de 27 piezas, la mayoría de madera tallada pero algunas también realizadas en gres, a las que se suma una proyección en español e inglés en la que se cuenta el proceso creativo del artista, convirtiendo así la Galería Ortega Bru en una especie de escenario.

    Ángel Ortega Bru comenzó su labor como escultor y restaurador con 32 años, pero admite que no maduró como escultor hasta los 60. Hijo de Luis Ortega Bru, se siente sanroqueño y sevillano, y tiene su taller en Alcalá del Río. En los años 2000 y 2001 restauró las primeras piezas de su padre que se expusieron en el Palacio de los Gobernadores, y también ha trabajado en otras seis obras de imaginería de su progenitor situadas en distintos lugares del Campo de Gibraltar. En la actualidad colabora con la Hermandad del Descendimiento de Málaga “para completar las figuras que pide ese Cristo”.

    Reconoce que no se considera imaginero, sino escultor, y que la oportunidad de trabajar la madera en mayores dimensiones le ha servido para madurar como artista, “me ha enseñado lo que es la escultura”, indica.

    Pesar municipal por el fallecimiento de Luis Ángel Ortega-Brú León

    El escultor Luis Ángel Ortega-Brú León, hijo del genial imaginero sanroqueño Luis Ortega Brú, ha fallecido hoy, martes, en San Roque. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha mostrado su pesar en su nombre y en el de toda la Corporación.

    El primer edil ha destacado “su personalidad solidaria y su sensibilidad artística, además de que siempre fue un firme defensor de que la obra de su padre se pudiera atesorar en San Roque . Ha sido una gran pérdida para San Roque y mostramos nuestras condolencias a su familia y amigos”.

    En la misma línea se ha expresado la teniente de alcalde delegada de Cultura, Dolores Marchena, quien además se mostró “muy afectada en lo personal. En estos años habíamos entablado una relación más allá de lo profesional, y siempre encontré en Luis Ángel un gran apoyo a la hora de poner en marcha cualquier proyecto ligado a dar a conocer la obra de su padre. Además, quisiera destacar su compromiso con los demás, en especial con las personas que han sufrido daño cerebral”.

    Ángel Ortega Brú nació en 1953. Comenzó su labor como escultor y restaurador con 32 años, pero él mismo admitía que no maduró como escultor hasta los 60. Hijo de Luis Ortega Bru, decía sentirse sanroqueño y sevillano, y tenía su taller en Alcalá del Río.

    En los años 2000 y 2001 restauró las primeras piezas de su padre que se expusieron en el Palacio de los Gobernadores, y también trabajó en otras seis obras de imaginería de su progenitor situadas en distintos lugares del Campo de Gibraltar. Asimismo, colaboró con la Hermandad del Descendimiento de Málaga.

    En agosto de 2016 expuso en San Roque la muestra “Éxodo, visiones y sueños”, que se componía de dos propuestas. La primera, denominada “Proyecto Éxodo”, consistía en una serie de piezas realizadas por Ángel Ortega Bru en las abordaba la abstracción y la escultura como experimento de comunicación, y se complementaba con un audiovisual con música compuesta por el compositor Francisco Javier Torres Simón.

    La segunda propuesta era el “Proyecto Soñarte”, en el que se enfocaba la escultura como tarea educativa fruto de dos años de trabajo continuado de Ángel Ortega Bru con un grupo de seis afectados por daño cerebral leve.

     

    En total, se trataba de 27 piezas, la mayoría de madera tallada pero algunas también realizadas en gres, a las que se sumaba una proyección en español e inglés en la que se contaba el proceso creativo del artista, convirtiendo así la Galería Ortega Bru en una especie de escenario.

    Inauguración, anoche, de la exposición “Éxodo, visiones y sueños”, de Ángel Ortega Bru

    En la mayoría de los casos piezas de madera tallada, pero también realizadas en gres e incluso fotografías tratadas componen la exposición “Éxodo, visiones y sueños” que desde anoche se puede disfrutar en la Galería Ortega Bru. Se trata de la primera muestra de Ángel Ortega Bru León, hijo del imaginero sanroqueño del que este año se celebra el primer centenario de su nacimiento. Es una propuesta de la Delegación Municipal de Cultura, que dirige la teniente de alcalde Dolores Marchena.

    Numerosos amigos de la familia Ortega Bru asistieron a la inauguración, así como varios ediles de la Corporación. La teniente de alcalde Mónica Córdoba presentó al escultor, del que dijo que “con motivo del Centenario de Ortega Bru, la Delegación Municipal de Cultura ha organizado multitud de actividades. No podía faltar la obra de su hijo, e invito a los vecinos y vecinas de todo el Campo de Gibraltar a que se acerquen a conocer la exposición”, que estará abierta hasta el día 26.

    Por su parte, Ángel Ortega Brú explicó que esta muestra “ha supuesto un experimento valioso, costoso, que parte de una idea de inspiración de mi padre, que fueron las piezas que denomino 'Éxodos' y que he realizado con un equipo muy potente. Entre ellos, cuento con un compositor musical muy importante de Sevilla y con técnicos muy preparados”.

    “Es una gozada -continuó- entender la escultura no como individuo, porque en grupo es una experiencia muy bonita. Mi padre me ha ido llevando poco a poco, hasta que he encontrado lo que yo quiero hacer. Es muy difícil ser escultor, pero hoy me siento uno y sé lo que quiero hacer y cómo lo quiero hacer. El año 2016 va a ser uno de los más felices de mi vida, y lo celebro con vosotros los sanroqueños, porque yo me siento de aquí, sois mi pueblo”.

    Explicó el artista que “en un momento que todos vivimos con gran cantidad de información, se está perdiendo la sabiduría. Una de las cosas que puede ayudar es el arte, haciendo propuestas que sirvan para hacer síntesis, pequeños bloques de información. El arte tiene una potencia muy grande de comunicación y de creación de lenguaje”.

    En este sentido, dijo, se inscribe su “Proyecto Soñarte”, que forma parte también de la muestra. “Trabajo -continuó Ángel Ortega Bru- con unos lesionados cerebrales, de los que lo que me interesa es que maduren. Y esa tarea continuada da unos resultados increíbles, te sorprendes cada día con su trabajo, una obra increíblemente buena”.

    La exposición, titulada “Éxodo, visiones y sueños” se compone de dos propuestas. La primera, denominada “Proyecto Éxodo”, consiste en una serie de piezas realizadas por Ángel Ortega Bru en las que aborda la abstracción y la escultura como experimento de comunicación, y se complementa con un audiovisual con música compuesta por el compositor Francisco Javier Torres Simón.

    La segunda propuesta es el “Proyecto Soñarte”, en el que se enfoca la escultura como tarea educativa, y que es fruto de dos años de trabajo continuado de Ángel Ortega Bru con un grupo de seis afectados por daño cerebral leve.

    En total, se trata de 27 piezas, la mayoría de madera tallada pero algunas también realizadas en gres, a las que se suma una proyección en español e inglés en la que se cuenta el proceso creativo del artista, convirtiendo así la Galería Ortega Bru en una especie de escenario.

    Ángel Ortega Bru comenzó su labor como escultor y restaurador con 32 años, pero admite que no maduró como escultor hasta los 60. Hijo de Luis Ortega Bru, se siente sanroqueño y sevillano, y tiene su taller en Alcalá del Río. En los años 2000 y 2001 restauró las primeras piezas de su padre que se expusieron en el Palacio de los Gobernadores, y también ha trabajado en otras seis obras de imaginería de su progenitor situadas en distintos lugares del Campo de Gibraltar. En la actualidad colabora con la Hermandad del Descendimiento de Málaga “para completar las figuras que pide ese Cristo”.

    Reconoce que no se considera imaginero, sino escultor, y que la oportunidad de trabajar la madera en mayores dimensiones le ha servido para madurar como artista, “me ha enseñado lo que es la escultura”, indica.