Busqueda

The search found 1 result in 0.408 seconds.

Resultados de la búsqueda

    Visita a la calle Almoraima para conocer la opinión de los vecinos sobre la próxima ornamentación

    El Ayuntamiento está recabando la opinión de los vecinos para conseguir que la obra de las calles Málaga y Almoraima satisfaga a todos. Así, en la jornada de hoy, viernes, autoridades y técnicos municipales y responsables de la Asociación del Casco Histórico “Lorenzo Valverde” han visitado la calle Almoraima para hablar con los residentes y pedirles ideas sobre la ornamentación de la vía.

    La teniente de alcalde delegada de Turismo, Dolores Marchena, el teniente de alcalde delegado de Obras y Servicios y Zona Casco, José Antonio Rojas, y una técnico de la Delegación de Urbanismo han recorrido la calle Almoraima junto a la presidenta del colectivo vecinal, María Antonia Piñel, y otras miembros de la asociación.

    Marchena explicó que “aunque las obras avanzan a buen ritmo, queremos anticiparnos a su finalización en lo referente a la ornamentación que va a tener la calle Almoraima, con la coordinación de la Delegación de Obras y Servicios, que dirige mi compañero José Antonio Rojas, con la Delegación de Turismo y, por supuesto, con la encomiable labor que realizan los miembros de la Asociación de Vecinos del Casco Histórico 'Lorenzo Valverde'”.

    “Mi agradecimiento -dijo la edil- a todas las personas que me acompañan, y especialmente a María Antonia Piñel. Con su trabajo hacen que se coordine esa voluntad de que la calle Almoraima se convierta también en un eje turístico, y la ornamentación floral será fundamental en este objetivo.

    Estamos acordando todo el material que se incorporará a la calle, valorando la entidad de los materiales que se van a utilizar para que respeten también la normativa urbanística del Casco Histórico. Espero que el resultado sea del agrado de los sanroqueños y de quienes nos visiten”, finalizó.

    María Antonia Piñel, mientras, indicó que “como queda la ornamentación, estamos hablando con los vecinos para que decidan y opinen sobre lo más idóneo para su calle, tanto en lo referente a maceteros como a macetas en las fachadas, mantenimiento...”.

    “Hemos pedido -explicó la representante vecinal- una reunión con la Junta de Hermandades y con la Alcaldía para que después de Semana Santa no exista el problema de la cera pegada en el pavimento, que afea, ensucia y estropea a la larga. A ver qué solución se le da, si con una limpieza instantánea en cuanto termine la Semana Santa o incluso las mismas procesiones, como se hace en Málaga y en otras ciudades. La calle va a quedar muy bonita y hay que mantenerla así luego”, finalizó.

    La Rehabilitación de las calles General Lacy (Málaga) y Almoraima, a cargo de la empresa Guamar SA, tiene un plazo de ejecución de seis meses y un importe superior a los 700.000 euros, lo que supone una rebaja de alrededor de 300.000 euros respecto al precio inicial de licitación.

    La Mesa de Contratación aprobó adjudicar el contrato a Guamar SA, que había ofertado un precio de 539.771,07 euros más IVA. Hay que recordar que la Rehabilitación de las calles General Lacy y Almoraima, contaba con un presupuesto inicial de 1.030.000 euros (IVA incluido).

    En enero de 2017, el Ayuntamiento convocó a los comerciantes de la calle General Lacy para hablar sobre la remodelación y restauración de la misma. También se planteó a través del portal web municipal una encuesta con el mismo objetivo. La pregunta era sobre las posibilidades de habilitar una calle totalmente peatonal o no, y la respuesta mayoritaria fue a favor de una calle de uso compartido, con prioridad al peatón. Fruto de esta reunión se encargó al Área de Urbanismo la redacción del proyecto.

    Las obras consisten en la completa rehabilitación y restauración de las calles General Lacy y Almoraima, realizando la sustitución de las infraestructuras de saneamiento existentes, que se encontraban en muy mal estado, así como la pavimentación y mejora superficial de ambas calles para adaptarlas a las exigencias actuales de los itinerarios accesibles. Se proponía realizar un cambio radical de las mismas, en cuanto a crear calles con espacios compartidos, siempre con preferencia del peatón. De esta forma se podrá organizar el tráfico rodado, por horas, días o periodos, siempre en función de las necesidades de la ciudad.

    Las actuaciones en la calle General Lacy consisten en realizar una nueva pavimentación de la superficie y ejecutar una nueva red de saneamiento desde el inicio de la calle hasta la intersección con calle Almoraima. La red de agua potable también se está cambiando, pero debido a la limitación en el presupuesto, se ha llegado a un acuerdo con Arcgisa, por el cual, en este proyecto se incluye la ejecución da las zanjas para alojar la nueva red de abastecimiento, que ejecutará Arcgisa. Para ejecutar el saneamiento, debido a los muchos servicios existentes en la calle, se ha optado por mantener una única red de saneamiento para aguas fecales y pluviales, sustituyendo la red actual y sus acometidas, ejecutando nuevos pozos de registro donde se encontraban los existentes y colocando nuevos sumideros en el eje de la calle. A partir de la calle Almoraima tan solo era necesario cambiar los sumideros existentes por el nuevo modelo elegido en el Proyecto, recuperando los existentes para otras actuaciones.

    En la calle Almoraima, también se ha realizado la nueva pavimentación, se han sustituido las redes de saneamiento y abastecimiento existentes y se dejan previstas las canalizaciones para soterrar las redes de BT, telefonía y alumbrado público.

    En cuanto a la pavimentación, en las dos calles se ha optado por crear en torno al eje actual de la calle, una zona de calzada, de uso compartido, seguida de las aceras. La calzada está formada por un pavimento de adoquín granito gris de dimensiones similares al existente, confinado a ambos lados por dos adoquines de granito color amarronado a modo de encintado. En el centro de la calzada, marcando el eje, se colocan dos adoquines de granito gris con pendiente hacia el centro para conducir las aguas de lluvia. El resto del espacio de la calle está formado por aceras de losas de granito gris, donde se ha colocado el mobiliario urbano formado por bancos, papeleras, alcorques y pilonas, para evitar atropellos.

    Al comienzo de las calles General Lacy y Almoraima y en cada uno de los cruces con otras calles (Historiador Montero, Los Reyes, Tesoro, Correos, Colón, de la Cruz, San Nicolás y Naranjo) se indicará por medio de señalización vertical que se trata de una zona de uso mixto, donde el tráfico es compartido con prioridad del peatón. Estos cruces se han proyectado siguiendo los criterios marcados en la legislación vigente, como se muestra en los detalles de los planos. Según cada situación se ha colocando tanto el pavimento táctil indicador direccional como el táctil indicador de advertencia (de botones) en cada uno de los cruces, así como la señalización vertical correspondiente.

    Para completar la actuación se ha colocado un tubo de PVC en el fondo de los contenedores soterrados de la calle General Lacy, que cruza hasta calle Los Reyes, para evitar los problemas de inundaciones que se han sufrido anteriormente.