Busqueda

The search found 1 result in 0.315 seconds.

Search results

    Inauguración del Centro Cívico “La Esquina”, un local para los vecinos de Puente Mayorga

    Los habitantes de Puente Mayorga cuentan desde hoy, martes, con un nuevo equipamiento sociocultural y para promocionar la participación ciudadana. Se trata del Centro Cívico “La Esquina”, un local situado en el antiguo colegio de Puente que ha sido reformado por el Ayuntamiento y que se ha dotado con la colaboración económica de la Fundación Cepsa.

    El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, la teniente de alcalde delegada de Bahía, Mónica Córdoba, y Estrella Blanco, representante de la Fundación Cepsa, han cortado la cinta inaugural junto a otros miembros de la Corporación y numerosos vecinos, tras lo cual se descubrió una placa conmemorativa. Seguidamente se realizó una visita a las instalaciones, que cuentan con numeroso equipamiento para el uso vecinal y también para el programa municipal de transformación social para la barriada, subvencionado por la Junta de Andalucía y en el que participan también distintos colectivos.

    Tras la proyección de un vídeo informativo, tomaron la palabra Juan Carlos Ruiz Boix, Mónica Córdoba y Estrella Blanco. El alcalde, que invitó a acompañarle en el estrado a la concejal de Igualdad y Bienestar Social, María Teresa Benítez, indicó que este local estaba muy ligado con su historia personal, porque pasó aquí sus primeros cuatro años de colegio y, ya en su juventud, realizó por las tardes la Prestación Social Sustitutoria siendo objetor de conciencia, mientras que por la mañana vendía naranjas en la barriada, de lo cual dijo estar muy orgulloso aunque “hay algunos que lo ven como algo negativo”.

    Más tarde presidió desde este local la Asociación Juvenil La Esquina durante seis años: cuatro años con sus amigos, “dando vida, dinamizando la barriada con distintas actividades”, y tras un paréntesis, otros dos años para intentar que el colectivo no se perdiera, así como el local de Juventud, un proyecto que lideraba María Jesús García Illescas, para la que pidió un aplauso.

    Recordó que en 2017 se le planteó la necesidad de poner en marcha este centro cívico, y también dio las gracias al equipo de Asuntos Sociales que tanto había apostado por este proyecto. Asimismo, agradeció a José Antonio Rojas y a la Delegación de Obras y Servicios por haber ejecutado la obra de reforma, así como la cooperación de la Fundación Cepsa.

    “Hemos llenado de contenido el edificio antes de terminar la obra”, apuntó, y recordó que en el antiguo colegio se llevan a cabo actividades como la ludoteca de la Coordinadora Alternativas para más de cien niños y niñas, las clases de refuerzo educativo y aula de convivencia, y las actividades del Programa Diviértete en Puente.

    Para el alcalde, Puente Mayorga “es una barriada social, pujante, estupenda y excelente”, y pidió a sus vecinos que la defiendan ante los que la critican. Para ello, solicitó a los presentes que este edificio se llene siempre de público que de contenido a las actividades planteadas.

    Por su parte, la teniente de alcalde Mónica Córdoba explicó que este centro cívico es “un sueño hecho realidad” y espera que “sea un espacio de encuentro para los vecinos de la barriada”. Indicó que este equipamiento ha sido posible gracias al esfuerzo municipal y a la colaboración de la Fundación Cepsa, pero sobre todo agradeció su colaboración y asistencia a los distintos colectivos y personas de la barriada.

    En cuanto a Estrella Blanco, señaló que la colaboración para la puesta en marcha de este proyecto es una muestra más del compromiso de la Fundación Cepsa con el municipio y con la barriada en concreto, que también se materializa en el apoyo a la Feria de Puente Mayorga y a los campamentos de verano. Espera que, además de un espacio de ocio, formación y de dinamización cultural, este centro cívico sea un lugar en el que la Fundación Cepsa pueda acercarse más a los vecinos de la barriada, y dio la enhorabuena por este logro.

    A continuación, Isabel Bermejo, alumna del Taller de Memoria de Puente Mayorga, leyó un texto titulado “Una crónica sobre Puente Mayorga”, en el que remontaba la historia de la barriada a la antigua ciudad de Carteia, sobre la que se asienta en parte. También recorrió algunos recuerdos de su infancia y mostró documentos de cuando su abuelo era consignatario de buques, porque en Puente Mayorga existió una aduana.

    El acto finalizó con la actuación del grupo de Flamenco y Folclore de la Universidad Popular, a cargo de la monitora Chari Expresati, que interpretó el Fandango de Punta y Tacón, tradicional de San Roque.

    Hay que señalar que para la ocasión se han organizado actividades paralelas en el Centro Cívico “La Esquina”. Además de una exposición fotográfica sobre la barriada, a cargo de la artista local Carmen Soto, se llevó a cabo una merienda de convivencia a cargo del grupo de catering de Asansull. Los alumnos del Centro Villa Carmela, usuarios de unas instalaciones municipales gestionadas por Asansull, realizaron para la ocasión un obsequio con el lema “Puente Mayorga, Barriada Inclusiva”. Y, finalmente, se llevaron a cabo actividades de animación para niños y jóvenes, a cargo de la Coordinadora Comarcal “Alternativas”, que también realiza una gran labor en la barriada, especialmente entre los más jóvenes.

    El Centro Cívico “La Esquina” se sitúa en la antigua escuela de la barriada, en la calle Soleares. Se ha proyectado como un equipamiento municipal, gestionado por el propio Ayuntamiento, para la prestación integrada de servicios públicos, y como un lugar de encuentro de colectivos vecinales. Este centro impulsará la programación y desarrollo de la actividad sociocultural de la barriada, así como la promoción de la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos del municipio. El nuevo centro cívico lleva el nombre de una asociación con mucha vinculación a la barriada, con más de 20 años de trayectoria, como fue la Asociación Juvenil La Esquina.

    En enero de 2017, el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y el representante de la Fundación Cepsa en San Roque y director de la Refinería, Miguel Pérez de la Blanca, firmaron un convenio de colaboración mediante el cual la Fundación Cepsa subvencionaba la puesta en marcha de un “Centro Cívico” en la Barriada de Puente Mayorga.

    Mediante este convenio, la Fundación Cepsa aportó un montante económico destinado a sufragar parte del coste de las obras de reforma y adaptación del local que alberga el Centro Cívico de Puente Mayorga, y el equipamiento y mobiliario necesarios para sus dependencias, entre otras cuestiones.

    Hay que recordar que en los últimos años se ha recuperado totalmente el antiguo colegio de Puente Mayorga para su uso ciudadano. Así, se arregló el patio para ubicar juegos infantiles tradicionales, mientras que en las aulas se imparten talleres de la Universidad Popular y funciona la Ludoteca de la Coordinadora Alternativas. También se cuenta con un salón multiusos con capacidad para 150 personas, donde se han realizado talleres y actividades como la recepción de los Reyes Magos.