Busqueda

The search found 5 results in 0.403 seconds.

Search results

    Visita al CEIP Santa Rita para informar a la comunidad educativa sobre obras en el centro

    Las delegadas de Educación y Zona Bahía, Belén Jiménez y Mónica Córdoba, se han reunido hoy, lunes, con miembros de la comunidad educativa del CEIP Santa Rita, de Campamento, para informarles sobre los proyectos de algunas obras que habían solicitado y que ya se han redactado desde la Delegación de Educación.

    La concejal de Educación recordó que “a principios de mandato me desplacé a todos los centros educativos del municipio con un técnico de la Delegación de Urbanismo para conocer sus necesidades. Hoy hemos trasladado a la Asociación de Madres y Padres y a la dirección del Colegio Santa Rita los resultados de la visita al centro”.

    “Les hemos presentado dos proyectos -continuó Belén Jiménez-, y también hemos hablado de cómo queremos calendarizar otras actuaciones futuras en función del presupuesto y de los operarios disponibles. Ya tenemos cerradas dos actuaciones, como la apertura de una puerta en Infantil para acceder al patio de manera directa, así como la instalación de unas marquesinas que nos había solicitado el AMPA para resguardar a los niños en los días de lluvia. Estamos ahora en la fase de cerrar fechas para estas obras”, concretó.

    Por su parte, Mónica Córdoba manifestó que “como responsable de la Zona de Bahía he acompañado a la delegada de Educación en la presentación de estos proyectos y para hacerles un seguimiento con la comunidad educativa. Ahora estamos sólo pendientes de concretar las fechas para hacer posibles estas reformas”, concluyó.

    Visita al Centro Hípico Solidario para conocer el proyecto de formación premiado por la Fundación Cepsa

    El jurado de la última edición de los Premios al Valor Social, que cada año concede la Fundación Cepsa, ha visitado hoy, jueves, el Centro Hípico Solidario que tiene la Fundación Santa María Polo en San Roque Club. Se trataba de conocer “in situ” uno de los proyectos galardonados en dicha convocatoria, consistente en la formación como “Mozo de Cuadra” de seis jóvenes con distintas discapacidades intelectuales.

    La concejal de Igualdad y Asuntos Sociales, María Teresa Benítez, también participó en la visita, y destacó tanto el gran trabajo que realiza la Fundación Santa María Polo con estos jóvenes y con su servicio de hipoterapia, como la importancia del apoyo de la Fundación Cepsa a proyectos solidarios a través de sus Premios al Valor Social. Benítez recordó también que el Centro Hípico Solidario forma parte del Consejo Local de Personas con Discapacidad.

    Por su parte, la directora técnica del Centro Hípico Solidario, María del Carmen del Castillo, explicó que los jóvenes que realizan este curso han sido antes usuarios de la hipoterapia. “Desde febrero -precisó-, y gracias a la ayuda de la Fundación Cepsa, hemos conseguido hacer un grupo con seis chavales: dos de ellos con autismo, uno con retraso madurativo y tres con síndrome de Down. Durante ocho meses están aprendiendo a cuidar no sólo de los caballos, sino también de las instalaciones, preparación del material... Y, como coincidían con un grupo de niños pequeños con autismo, están trabajando también como auxiliares en terapias ecuestres. Así se han visto no sólo como usuarios, sino que todo lo que han aprendido en la época en que recibían sus terapias lo han podido poner en práctica, y se sienten muy útiles”.

    “Están muy motivados -señaló Del Castillo- porque es una actividad que les gusta y se hace al aire libre. Al principio dábamos el curso todos los días a la semana, pero ahora vienen uno o dos días por semana. Ahora vienen con muchas ganas, porque no se saturan de las mismas actividades. Además, cada semana les vamos enseñando una diferente, aunque siempre tienen que hacer una misma rutina: limpian corrales, arreglan el patio, cepillan caballos, preparan actividades... y luego les introducimos algo nuevo, como hoy que se han dedicado a liar las vendas que ponemos a los caballos cuando concursan”.

    El director de la Refinería Gibraltar-San Roque, Miguel Pérez de la Blanca, indicó al respecto que “este programa es muy bonito. Se ve a los chavales con ilusión, trabajando con los caballos... Es una actividad que la organización ha sabido preparar para que estas personas puedan desarrollarse. Quiero dar la enhorabuena a la Fundación Santa María Polo por este programa, que esperamos que tenga mucho futuro y mucho éxito”.

    En el mismo sentido se pronunció el subdelegado de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar, Ángel Gavino, quien además fue el presidente del jurado de los premios. Señaló Gavino que en los últimos días ha podido comprobar “in situ” el funcionamiento de varios de los programas premiados, y que la sensación es muy satisfactoria. En especial, recalcó la importancia de este proyecto del Centro Hípico Solidario, porque no sólo facilita la integración de estos jóvenes con discapacidad, sino que incluso puede ser una salida laboral para alguno de ellos.

    El jurado de los Premios al Valor Social de la Fundación Cepsa en el Campo de Gibraltar seleccionó en noviembre los proyectos presentados por la Fundación Santa María Polo de San Roque; el Nuevo Hogar Betania y la Coordinadora Despierta de La Línea; Barrio Vivo; la Asociación Española contra el Cáncer; y la Asociación de Enfermos de Alzheimer de Algeciras como ganadores de la edición 2017 de esta convocatoria solidaria. Concurrieron 39 proyectos distintos.

    El Centro de Hipoterapia Santa María se dedica a la estimulación, el desarrollo psíquico, físico, sensorial, emocional y ocupacional de personas con discapacidad física o psíquica, o con necesidades especiales, mediante la realización de ejercicios y actividades que contribuyen a paliar los efectos de las diferentes discapacidades. En la actualidad más de 100 personas son atendidas por este centro, ubicado en San Roque Club.

    El caballo es, en este tipo de terapias, el elemento integrador, rehabilitador, educador y socializador. Los programas del Centro de Hipoterapia de la Fundación Santa María están impartidos por personal altamente cualificado y cuyos efectos son la clara mejora en habilidades sociales, motrices y psíquicas de las personas tratadas.

    Inauguración del Centro Cívico “La Esquina”, un local para los vecinos de Puente Mayorga

    Los habitantes de Puente Mayorga cuentan desde hoy, martes, con un nuevo equipamiento sociocultural y para promocionar la participación ciudadana. Se trata del Centro Cívico “La Esquina”, un local situado en el antiguo colegio de Puente que ha sido reformado por el Ayuntamiento y que se ha dotado con la colaboración económica de la Fundación Cepsa.

    El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, la teniente de alcalde delegada de Bahía, Mónica Córdoba, y Estrella Blanco, representante de la Fundación Cepsa, han cortado la cinta inaugural junto a otros miembros de la Corporación y numerosos vecinos, tras lo cual se descubrió una placa conmemorativa. Seguidamente se realizó una visita a las instalaciones, que cuentan con numeroso equipamiento para el uso vecinal y también para el programa municipal de transformación social para la barriada, subvencionado por la Junta de Andalucía y en el que participan también distintos colectivos.

    Tras la proyección de un vídeo informativo, tomaron la palabra Juan Carlos Ruiz Boix, Mónica Córdoba y Estrella Blanco. El alcalde, que invitó a acompañarle en el estrado a la concejal de Igualdad y Bienestar Social, María Teresa Benítez, indicó que este local estaba muy ligado con su historia personal, porque pasó aquí sus primeros cuatro años de colegio y, ya en su juventud, realizó por las tardes la Prestación Social Sustitutoria siendo objetor de conciencia, mientras que por la mañana vendía naranjas en la barriada, de lo cual dijo estar muy orgulloso aunque “hay algunos que lo ven como algo negativo”.

    Más tarde presidió desde este local la Asociación Juvenil La Esquina durante seis años: cuatro años con sus amigos, “dando vida, dinamizando la barriada con distintas actividades”, y tras un paréntesis, otros dos años para intentar que el colectivo no se perdiera, así como el local de Juventud, un proyecto que lideraba María Jesús García Illescas, para la que pidió un aplauso.

    Recordó que en 2017 se le planteó la necesidad de poner en marcha este centro cívico, y también dio las gracias al equipo de Asuntos Sociales que tanto había apostado por este proyecto. Asimismo, agradeció a José Antonio Rojas y a la Delegación de Obras y Servicios por haber ejecutado la obra de reforma, así como la cooperación de la Fundación Cepsa.

    “Hemos llenado de contenido el edificio antes de terminar la obra”, apuntó, y recordó que en el antiguo colegio se llevan a cabo actividades como la ludoteca de la Coordinadora Alternativas para más de cien niños y niñas, las clases de refuerzo educativo y aula de convivencia, y las actividades del Programa Diviértete en Puente.

    Para el alcalde, Puente Mayorga “es una barriada social, pujante, estupenda y excelente”, y pidió a sus vecinos que la defiendan ante los que la critican. Para ello, solicitó a los presentes que este edificio se llene siempre de público que de contenido a las actividades planteadas.

    Por su parte, la teniente de alcalde Mónica Córdoba explicó que este centro cívico es “un sueño hecho realidad” y espera que “sea un espacio de encuentro para los vecinos de la barriada”. Indicó que este equipamiento ha sido posible gracias al esfuerzo municipal y a la colaboración de la Fundación Cepsa, pero sobre todo agradeció su colaboración y asistencia a los distintos colectivos y personas de la barriada.

    En cuanto a Estrella Blanco, señaló que la colaboración para la puesta en marcha de este proyecto es una muestra más del compromiso de la Fundación Cepsa con el municipio y con la barriada en concreto, que también se materializa en el apoyo a la Feria de Puente Mayorga y a los campamentos de verano. Espera que, además de un espacio de ocio, formación y de dinamización cultural, este centro cívico sea un lugar en el que la Fundación Cepsa pueda acercarse más a los vecinos de la barriada, y dio la enhorabuena por este logro.

    A continuación, Isabel Bermejo, alumna del Taller de Memoria de Puente Mayorga, leyó un texto titulado “Una crónica sobre Puente Mayorga”, en el que remontaba la historia de la barriada a la antigua ciudad de Carteia, sobre la que se asienta en parte. También recorrió algunos recuerdos de su infancia y mostró documentos de cuando su abuelo era consignatario de buques, porque en Puente Mayorga existió una aduana.

    El acto finalizó con la actuación del grupo de Flamenco y Folclore de la Universidad Popular, a cargo de la monitora Chari Expresati, que interpretó el Fandango de Punta y Tacón, tradicional de San Roque.

    Hay que señalar que para la ocasión se han organizado actividades paralelas en el Centro Cívico “La Esquina”. Además de una exposición fotográfica sobre la barriada, a cargo de la artista local Carmen Soto, se llevó a cabo una merienda de convivencia a cargo del grupo de catering de Asansull. Los alumnos del Centro Villa Carmela, usuarios de unas instalaciones municipales gestionadas por Asansull, realizaron para la ocasión un obsequio con el lema “Puente Mayorga, Barriada Inclusiva”. Y, finalmente, se llevaron a cabo actividades de animación para niños y jóvenes, a cargo de la Coordinadora Comarcal “Alternativas”, que también realiza una gran labor en la barriada, especialmente entre los más jóvenes.

    El Centro Cívico “La Esquina” se sitúa en la antigua escuela de la barriada, en la calle Soleares. Se ha proyectado como un equipamiento municipal, gestionado por el propio Ayuntamiento, para la prestación integrada de servicios públicos, y como un lugar de encuentro de colectivos vecinales. Este centro impulsará la programación y desarrollo de la actividad sociocultural de la barriada, así como la promoción de la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos del municipio. El nuevo centro cívico lleva el nombre de una asociación con mucha vinculación a la barriada, con más de 20 años de trayectoria, como fue la Asociación Juvenil La Esquina.

    En enero de 2017, el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y el representante de la Fundación Cepsa en San Roque y director de la Refinería, Miguel Pérez de la Blanca, firmaron un convenio de colaboración mediante el cual la Fundación Cepsa subvencionaba la puesta en marcha de un “Centro Cívico” en la Barriada de Puente Mayorga.

    Mediante este convenio, la Fundación Cepsa aportó un montante económico destinado a sufragar parte del coste de las obras de reforma y adaptación del local que alberga el Centro Cívico de Puente Mayorga, y el equipamiento y mobiliario necesarios para sus dependencias, entre otras cuestiones.

    Hay que recordar que en los últimos años se ha recuperado totalmente el antiguo colegio de Puente Mayorga para su uso ciudadano. Así, se arregló el patio para ubicar juegos infantiles tradicionales, mientras que en las aulas se imparten talleres de la Universidad Popular y funciona la Ludoteca de la Coordinadora Alternativas. También se cuenta con un salón multiusos con capacidad para 150 personas, donde se han realizado talleres y actividades como la recepción de los Reyes Magos.

    Villa Carmela albergará un centro de día para disminuidos psíquicos

    El Boletín oficial de la provincia publicará en breve el anuncio con las bases para la adjudicación de la gestión del servicio público de la unida diurna con terapia ocupacional para personas con discapacidad psíquica de San Roque.

    El tte de alcalde de contratación, Manuel Melero, ha señalado que “este servicio, tal y como recoge el pliego de condiciones, no va a costar absolutamente nada al Consistorio, que únicamente pone a disposición las instalaciones de Villa Carmela, en Puente Mayorga”. Melero señaló que “este servicio es uno de los más demandados en la comarca y se ofertará para atender a unas 30 personas por un periodo de 10 años. La empresa adjudicataria tendrá posteriormente que conveniar el servicio con la Junta de Andalucía, ya que el Ayuntamiento no asumirá el servicio”. En los últimos años, del análisis de las necesidades y demandas expuestas por los ciudadanos de San Roque ante los Servicios Sociales Comunitarios se detectó la existencia, cada vez mayor, de numerosas unidades familiares que conviven y atienden a personas con discapacidad en situación de dependencia. Por lo general las características más comunes de éstas unidades familiares cuidadoras son: falta de tiempo para proporcionar los cuidados, desbordamiento ante los cuidados que precisan los miembros dependientes, falta de entrenamiento y habilidades para proporcionar los cuidados necesarios etc. Todo ello configura un grupo muy numeroso de familias que necesitan soporte y ayuda para continuar atendiendo a los familiares que precisan atenciones especiales por razones de la discapacidades que presentan; evitándose así que la familia encuentre como única salida a esta situación la adopción de otras medidas como el ingreso en Centros Residenciales. En concreto, desde los Servicios Sociales Comunitarios del Municipio, se ha registrado una demanda, en constante aumento, de medidas alternativas al internamiento de personas con discapacidad. Incide además negativamente otro hecho en la realidad actual del Municipio de San Roque, y es la inexistencia de recursos para este sector de población. Esto obliga a las personas usuarias a tener que desplazarse a los Municipios de Algeciras y La Línea para sera atendidos. En tal sentido, y al amparo de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a loas Personas en situación de Dependencias; se estima que la puesta en marcha en nuestro Municipio de una Unidad de Estancia Diurna, con Centro Ocupacional para personas con discapacidad, es la respuesta más adecuada a muchas de las necesidades planteadas por las familias. La concejal de Bienestar Social, Ana Maria Rojas, señaló que “con ello se garantiza una adecuada atención a las personas con discapacidad y en estado de dependencia, su permanencia en el contexto familiar y la ayuda necesaria que las propias familias solicitan”. El Servicio de Centro de Día para personas con discapacidad en situación de dependencia está destinado a aquellas personas que por su gravedad y necesidad de atención continuada, no pueden ser atendidas por su entorno familiar durante el día, o aquellas que debido a su discapacidad no pueden integrarse, transitoria o permanentemente, en un medio laboral especial o normalizado, en cuyo caso se denomina Servicio de Centro de Día con Terapia Ocupacional. Este servicio ofrece atención integral y específica durante el período diurno. Los usuarios deben tener garantizada la disponibilidad de los servicios de comedor y transporte, adecuados a las características de sus necesidades, así como la atención sanitaria especializada y psico-social. Además, contarán con una programación detallada e individualizada en la que se fijarán los objetivos a alcanzar, la metodología a seguir y su evaluación. En el caso de la Unidad de Estancia Diurna con terapia ocupacional, a través de la realización de tareas prelaborales u ocupacionales, se pretende la integración social y, en su caso, laboral de las personas destinatarias, mejorar su adaptación personal y social, normalizar sus condiciones de vida y, cuando sea posible, habilitarles laboralmente garantizando su igualdad de oportunidades. Este servicio garantiza una asistencia mínima de 39 horas semanales, 5 días a la semana y 11 meses al año para unas 30 personas. EI edificio destinado a la prestación del servicio de Unidad de Estancia Diurna con Terapia Ocupacional se encuentra finalizado de obras y pintado a la espera de ser dotado con el equipamiento necesario. La inversión necesaria para hacer frente a las necesidades de equipamientos recae sobre el adjudicatario del contrato. La población a atender son personas con discapacidad psíquica o intelectual, que precisan de la ayuda generalizada de otra persona para la realización de las actividades de la vida diaria. Los objetivos generales son ofertar una asistencia integral durante el día a personas con discapacidad que precisen apoyos en sus cuidados, tanto en su atención física y psíquica, como en su nivel relacional. Se pretende proporcionar a las unidades familiares cuidadoras recursos de atención a personas dependientes, para que su cuidado no suponga graves trastornos a nivel familiar pudiendo continuar compatibilizando sus vidas con el cuidado a dichas personas. Además, se tiene como objetivos específicos el apoyar y descargar a la familia cuidadora habitual de las personas con discapacidad; propiciar la permanencia de las personas con discapacidad en su entorno y favorecer la autonomía personal para la realización de la vida diaria. Se persigue igualmente retrasar o evitar el ingreso en Centros Residenciales; y ofrecer a los usuarios una atención cotidiana, en un ambiente familiar; potenciar las posibilidades personales, tanto a nivel personal como social, para que desarrollen conductas adaptadas en un ambiente y asistencias directas con una atención que armonicen el trato personal, el afecto y las relaciones interpersonales. Finalmente se quiere con este servicio desarrollar unos mecanismos que posibiliten al individuo favorecer y recuperar un mayor número de facultades y destrezas; de habituarlas con un sentido progresivo de pertenencia a la adecuación de situaciones vivenciales que aseguren una mayor facilidad de obrar y motivar las relaciones con personas de su entorno. El Centro de Día tiene 293 metros cuadros de superficie, en el que se habilitarán una sala de estar común de más de 60 metros cuadrados, un comedor de 45 metros cuadros, así como recepción, administración, aseos, sala de visita, almacenes, etc. La Guardería, que lleva varios años funcionando, tiene 315 metros cuadrados de superficie y cuenta con 2 aulas, un patio ajardinado de más de 260 metros cuadrados de uso exclusivo para los pequeños, además de despachos, aseos, vestíbulo, recepción, etc. El Ayuntamiento de San Roque adquirió, para darle un uso público y social, la finca de San Francisco, más conocida como Villa Carmela, en la entrada de la barriada de Puente Mayorga. Esta finca conocida por Villa Carmela, que se situada enfrente de la conocida `Venta Pérez´, es ya parte fundamental de la historia de Puente Mayorga. Posee una gran casa que no se encuentra en buenas condiciones y fue en los años de la Segunda Guerra Mundial cuando adquirió notoriedad, sobre todo entre los espías de diversos servicios secretos que la utilizaron como base de operaciones para estudiar el tránsito marítimo en el Estrecho y en la colonia de Gibraltar. Más tarde sería deshabitada y un incendio provocó graves desperfectos en varias dependencias de la casa. La casa posee grandes salones, además de amplios jardines por alrededor con mucha vegetación arbórea. El Ayuntamiento de San Roque se interesó tanto por la buena situación de la finca como por las dimensiones de la misma, y desde el primer momento tenía como objetivo destinarla para un uso público de los vecinos de esta barriada y abierta también a todo el municipio de San Roque. Para su rehabilitación se contó con la ayuda de Cepsa.

    Asansull gestionará Villa Carmela como centro de día para personas con discapacidad intelectual

    La Asociación Pro-Personas con Necesidades Socio-Educativas Especiales del Campo de Gibraltar Asansull, gestionará las instalaciones de Villa Carmela, en Puente Mayorga, como Unidad de Estancia Diurna, con Terapia ocupacional, para personas con discapacidad intelectual., tras haber ganado el concurso para la gestión del servicio público convicado por el ayuntamiento de San Roque.

    Este servicio, tal y como recoge el pliego de condiciones, no va a costar absolutamente nada al Consistorio, que únicamente pone a disposición las instalaciones de Villa Carmela, en Puente Mayorga. El servicio se ofertará para atender a unas 30 personas por un periodo de 10 años. La adjudicataria, Asansull, tendrá posteriormente que conveniar el servicio con la Junta de Andalucía para el concierto de las plazas El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha recibido esta semana a la presidenta de Asansull, María Luisa Escribano, con la que firmó el contrato, en presencia de la secretaria accidental y las concejales de Igualdad, Mercedes Sánchez, y Bienestar Social, Ana María Rojas. La presidenta,María Luisa Escribano, anunció que “se pondrá en marcha una vez finalizados los trámites previos y equipado el centro” Además, el alcalde desveló que Asansull esta también muy interesada en la prestación del servicio de Centro de Atención Infantil Temprana (CAET), que hasta ahora prestaban la coordinadora Abril en la sede de la asociación Amanecer, tras un convenio que se firmó en su fecha entre ambas entidades para el uso de dichas instalaciones, en unos locales municipales en la planta superior de Mercadona,. Tras los problemas de Abril con la Junta, el alcalde indicó que “no queremos que se pierda este servicio que se prestaba a unos 40 niños con discapacidad del municipio y de poblaciones cercanas, y tanto Asansull como el Ayuntamiento están muy interesados en que se siga prestando este servicio, por lo que vamos a intentar un acuerdo entre todos los interesados para poder seguir prestando el servicio de logopeda y fisioterapia que hasta ahora se ofrecían”. En lo que se refiere al Centro de Día de Villa Carmela, en los últimos años, del análisis de las necesidades y demandas expuestas por los ciudadanos de San Roque ante los Servicios Sociales Comunitarios se detectó la existencia, cada vez mayor, de numerosas unidades familiares que conviven y atienden a personas con discapacidad en situación de dependencia. Por lo general las características más comunes de éstas unidades familiares cuidadoras son: falta de tiempo para proporcionar los cuidados, desbordamiento ante los cuidados que precisan los miembros dependientes, falta de entrenamiento y habilidades para proporcionar los cuidados necesarios etc. Todo ello configura un grupo muy numeroso de familias que necesitan soporte y ayuda para continuar atendiendo a los familiares que precisan atenciones especiales por razones de la discapacidades que presentan; evitándose así que la familia encuentre como única salida a esta situación la adopción de otras medidas como el ingreso en Centros Residenciales. En concreto, desde los Servicios Sociales Comunitarios del Municipio, se ha registrado una demanda, en constante aumento, de medidas alternativas al internamiento de personas con discapacidad. Incide además negativamente otro hecho en la realidad actual del Municipio de San Roque, y es la inexistencia de recursos para este sector de población. Esto obliga a las personas usuarias a tener que desplazarse a los Municipios de Algeciras y La Línea para sera atendidos. En tal sentido, y al amparo de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a loas Personas en situación de Dependencias; se estima que la puesta en marcha en nuestro Municipio de una Unidad de Estancia Diurna, con Centro Ocupacional para personas con discapacidad, es la respuesta más adecuada a muchas de las necesidades planteadas por las familias. La concejal de Bienestar Social, Ana Maria Rojas, señaló que “con ello se garantiza una adecuada atención a las personas con discapacidad y en estado de dependencia, su permanencia en el contexto familiar y la ayuda necesaria que las propias familias solicitan”. El Servicio de Centro de Día para personas con discapacidad en situación de dependencia está destinado a aquellas personas que por su gravedad y necesidad de atención continuada, no pueden ser atendidas por su entorno familiar durante el día, o aquellas que debido a su discapacidad no pueden integrarse, transitoria o permanentemente, en un medio laboral especial o normalizado, en cuyo caso se denomina Servicio de Centro de Día con Terapia Ocupacional. Este servicio ofrece atención integral y específica durante el período diurno. Los usuarios deben tener garantizada la disponibilidad de los servicios de comedor y transporte, adecuados a las características de sus necesidades, así como la atención sanitaria especializada y psico-social. Además, contarán con una programación detallada e individualizada en la que se fijarán los objetivos a alcanzar, la metodología a seguir y su evaluación. En el caso de la Unidad de Estancia Diurna con terapia ocupacional, a través de la realización de tareas prelaborales u ocupacionales, se pretende la integración social y, en su caso, laboral de las personas destinatarias, mejorar su adaptación personal y social, normalizar sus condiciones de vida y, cuando sea posible, habilitarles laboralmente garantizando su igualdad de oportunidades. Este servicio garantiza una asistencia mínima de 39 horas semanales, 5 días a la semana y 11 meses al año para unas 30 personas. EI edificio destinado a la prestación del servicio de Unidad de Estancia Diurna con Terapia Ocupacional se encuentra finalizado de obras y pintado a la espera de ser dotado con el equipamiento necesario. La inversión necesaria para hacer frente a las necesidades de equipamientos recae sobre el adjudicatario del contrato. La población a atender son personas con discapacidad psíquica o intelectual, que precisan de la ayuda generalizada de otra persona para la realización de las actividades de la vida diaria. Los objetivos generales son ofertar una asistencia integral durante el día a personas con discapacidad que precisen apoyos en sus cuidados, tanto en su atención física y psíquica, como en su nivel relacional. Se pretende proporcionar a las unidades familiares cuidadoras recursos de atención a personas dependientes, para que su cuidado no suponga graves trastornos a nivel familiar pudiendo continuar compatibilizando sus vidas con el cuidado a dichas personas. Además, se tiene como objetivos específicos el apoyar y descargar a la familia cuidadora habitual de las personas con discapacidad; propiciar la permanencia de las personas con discapacidad en su entorno y favorecer la autonomía personal para la realización de la vida diaria. Se persigue igualmente retrasar o evitar el ingreso en Centros Residenciales; y ofrecer a los usuarios una atención cotidiana, en un ambiente familiar; potenciar las posibilidades personales, tanto a nivel personal como social, para que desarrollen conductas adaptadas en un ambiente y asistencias directas con una atención que armonicen el trato personal, el afecto y las relaciones interpersonales. Finalmente se quiere con este servicio desarrollar unos mecanismos que posibiliten al individuo favorecer y recuperar un mayor número de facultades y destrezas; de habituarlas con un sentido progresivo de pertenencia a la adecuación de situaciones vivenciales que aseguren una mayor facilidad de obrar y motivar las relaciones con personas de su entorno. El Centro de Día tiene 293 metros cuadros de superficie, en el que se habilitarán una sala de estar común de más de 60 metros cuadrados, un comedor de 45 metros cuadros, así como recepción, administración, aseos, sala de visita, almacenes, etc. La Guardería, que lleva varios años funcionando, tiene 315 metros cuadrados de superficie y cuenta con 2 aulas, un patio ajardinado de más de 260 metros cuadrados de uso exclusivo para los pequeños, además de despachos, aseos, vestíbulo, recepción, etc. El Ayuntamiento de San Roque adquirió, para darle un uso público y social, la finca de San Francisco, más conocida como Villa Carmela, en la entrada de la barriada de Puente Mayorga. Esta finca conocida por Villa Carmela, que se situada enfrente de la conocida `Venta Pérez´, es ya parte fundamental de la historia de Puente Mayorga. Posee una gran casa que no se encuentra en buenas condiciones y fue en los años de la Segunda Guerra Mundial cuando adquirió notoriedad, sobre todo entre los espías de diversos servicios secretos que la utilizaron como base de operaciones para estudiar el tránsito marítimo en el Estrecho y en la colonia de Gibraltar. Más tarde sería deshabitada y un incendio provocó graves desperfectos en varias dependencias de la casa. La casa posee grandes salones, además de amplios jardines por alrededor con mucha vegetación arbórea. El Ayuntamiento de San Roque se interesó tanto por la buena situación de la finca como por las dimensiones de la misma, y desde el primer momento tenía como objetivo destinarla para un uso público de los vecinos de esta barriada y abierta también a todo el municipio de San Roque. Para su rehabilitación se contó con la ayuda de Cepsa.