Busqueda

The search found 1 result in 0.299 seconds.

Search results

    Una representación del Ayuntamiento asiste en Jimena a la inauguración de la Casa de la Memoria

    La Casa de la Memoria “La Sauceda”, situada en Jimena, y que hoy ha sido inaugurada tiene como objetivo reflejar la verdad de la represión franquista durante y tras la Guerra Civil. Una representación del Ayuntamiento sanroqueño ha acompañado a los cientos de ciudadanos que han participado en el acto oficial de apertura.

    Se trata de una iniciativa de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo de la Sauceda y el Marrufo y el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar. El edificio se localiza en el casco histórico de Jimena, concretamente en el número 53 de la calle Sevilla.

    El tte de alcalde José Antonio Rojas ha participado en representación del Ayuntamiento sanroqueño en el acto de inauguración oficial de la Casa de la Memoria, junto a los alcaldes de Castellar y Jimena, el subdelegado de la Junta en la comarca, el director general de Memoria Democrática de la Junta, y un representante del Gobierno de Gibraltar.

    Fue tanto el público que se congregó en el acto de inauguración que muchos de los asistentes tuvieron que seguir el acto desde la contigua Casa Verde de Agaden. Entre los gestos destaca la gran bandera republicana que se desplegó en la fachada de la Casa de la Memoria.

    El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, que visito hace unos días estas instalaciones y que no ha podido estar presente en la inauguración por motivos de agenda, ha enviado un saludo y felicitación por la consecución de este proyecto.

    El trabajo realizado por los impulsores de La Casa de la Memoria “La Sauceda” ya es una referencia en Andalucía en lo concerniente a Memoria Histórica, y pretende ser un espacio físico y virtual de encuentro que recoja las diferentes sensibilidades en torno a la Memoria Histórica, que sirva de referencia y que aglutine los diferentes proyectos en la materia en la Comunidad Autónoma, al tratarse de la única instalación de estas características en toda Andalucía.

    La Casa de la Memoria se plantea como un punto de encuentro para investigadores, para alcanzar acuerdos con universidades, de manera que ese esfuerzo de divulgación permita a las nuevas generaciones conocer la verdad, la justicia y la reparación porque, todavía, hay muchas deudas pendientes.

    La Casa de la Memoria dispone de 400 metros cuadrados y contiene una biblioteca con 1.400 volúmenes sobre Memoria Histórica, sala de conferencias, archivo, oficina, sala de reuniones, patio y terraza.

    Además, cuenta con una sala de exposiciones que aloja paneles didácticos sobre distintos sucesos y periodos relacionados con el golpe de Estado de 1936 y la posterior dictadura, con especial atención a los hechos acaecidos en La Sauceda y el Marrufo.

    Los promotores de la iniciativa han contado con la ayuda de la Diputación Provincial de Cádiz, la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, los ayuntamientos de Jimena de la Frontera, Castellar y Casares y el Gobierno de Gibraltar.

    Tras la inauguración, el tte de alcalde José Antonio Rojas señaló que “desde el Ayuntamiento de San Roque colaboramos con este proyecto para recuperar la Memoria de los fallecidos”.

    Confía Rojas en que “la inauguración de esta Casa de la Memoria Histórica sea el inicio de algo importante en la comarca y en toda Andalucía, dotándola de más contenido y enriquecerla”.

    Por su parte, Andrés Rebolledo, presidente del Foro y de la Asociación que impulsan este proyecto, apuntó que “este proyecto es la culminación de las catas que iniciamos en 2011 en El Marrufo. Ha sido un trabajo arduo de cinco años, siempre con la mente puesta en conseguir esta casa. Nuestro objetivo principal es la divulgación, porque entendemos que hay una asignatura pendiente en este país (la Memoria Histórica) que es necesario subsanar por el bien de la sociedad”.

    Andrés Rebolledo confía en que el nuevo centro “sea un referente a nivel nacional. Desde luego ahora mismo no hay nada igual en todo el país”.

    El alcalde de Jimena, Pascual Collado, ha valorado la incorporación de la Casa de la Memoria como “un punto de referencia” en una disciplina que aún tiene mucha tarea por delante en lo que respecta a la recuperación de la historia del franquismo y su represión.

    Juan Carlos Ruiz Boix, en su visita esta semana, señaló que “desde el Ayuntamiento de San Roque siempre hemos apoyado la justa causa de las personas que deseaban recuperar los cuerpos de sus familiares víctimas de la represión, así como la labor de divulgación de los colectivos memorialistas”.

    “De hecho -recordó-, en instalaciones municipales se han expuesto muestras como la dedicada a la represión franquista en el Campo de Gibraltar, y en el Curso de Verano se incluye un seminario sobre Memoria Histórica. También tenemos en marcha una comisión municipal sobre este tema que ya ha puesto remedio a algunas injusticias, retirando una serie de homenajes que se realizaron durante el franquismo a algunas de sus figuras más relevantes”.

    “En cuanto a esta Casa de la Memoria -continuó Ruiz Boix-, hemos apoyado la idea desde sus inicios, y aquí se puede ver parte de una exposición que se gestó en San Roque sobre el exilio. Debo resaltar la labor del Foro por la Memoria Histórica del Campo de Gibraltar y de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo de La Sauceda y el Marrufo. Sin ellos no sería posible este magnífico centro de difusión e investigación sobre unos hechos que debemos conocer para que no se vuelvan a repetir”.

    Hay que recordar que la Diputación de Cádiz se ha implicado directamente con la apertura de la Casa de la Memoria mediante la firma de dos convenios de colaboración, rubricados el pasado mes de abril, con la Asociación Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar que han permitido adquirir parte del equipamiento y afrontar gastos derivados del funcionamiento de las instalaciones así como la realización de actividades en las mismas. La aportación total a través de estos acuerdos asciende a 14.000 euros y se pretende que se repita en años venideros.