Busqueda

The search found 136 results in 0.348 seconds.

Resultados de la búsqueda

    Consumo recuerda consejos de compras en el Día del Consumidor

    La delegación de Consumo del Ayuntamiento de San Roque, que preside la edil Belén Jiménez, ha querido recordar consejos para realizar compras, ante la celebración mañana 15 de marzo del Día Mundial del Consumidor. Se trata de “siete consejos útiles para consumir mejor”.

    En concreto, desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor se aconseja que “antes de comprar en un establecimiento debemos informarnos sobre su política de cambios y devoluciones”; que “antes de contratar un servicio hay que solicitar un presupuesto”, o que “antes de firmar un contrato hay que leer todo el texto, incluso la letra pequeña”.

    Además, se recuerda que “todos los bienes de consumo tienen una garantía legal de dos años”; “todos los productos deben estar perfectamente etiquetados en español e indicar su precio”; y que “todos los establecimientos deben disponer de hojas de reclamaciones a disposición de los consumidores”.
    Por último, desde la delegación de Consumo en esta campaña, que tiene el lema “te informamos con–sumo gusto”; se recomienda “analizar y reflexionar sobre la publicidad”.

     

    Pilar Núñez, delegada de la OMIC, aconseja un consumo responsable en época navideña

    La teniente de alcalde delegada de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, Pilar Núñez, ha desvelado que su oficina realiza una campaña informativa de Navidad consistente en una serie de consejos para realizar compras seguras en esta época navideña, cuando el consumo aumenta considerablemente.
     

    Núñez ha indicado que desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor, situada en la planta baja de la Casa Consistorial, se presta un servicio gratuito y es donde se pueden gestionar las denuncias y demandas relacionadas con reclamaciones que tengan que ver con las compras a empresas privadas.

    La OMIC ofrece un servicio de mediación para llegar a un acuerdo amistoso entre las dos partes. Las recomendaciones más destacadas por Núñez consisten en pedir y conservar todas las facturas y tickets de compras que sirven como garantía, además ha recordado que la publicidad es vinculante y puede exigirse su cumplimiento, y que si se tiene alguna incidencia tras la compra de un producto puede reclamar a la empresa, que debe contestar en el plazo de un mes.

    Además, la edil recalcó que en caso de usar tarjeta de crédito es muy recomendable identificarse para que el comercio compruebe que somos la persona titular. También es bueno tener cuidado con la tarjeta para evitar la pérdida, el robo o cualquier uso fraudulento.

    En cuanto a alimentación, recomienda evitar las compras de última hora y con prisas, porque así se podrán encontrar productos con una mayor relación calidad/precio. En cuanto a la adquisición de juguetes, Núñez indicó que en el mercado existe una amplia gama de juguetes, aunque no todo son adecuados ni presentan la misma calidad.

    Se recomienda tener en cuenta cuestiones relacionadas con la seguridad del producto, la edad del menor así como los valores y capacidades que el menor puede llegar a desarrollar con su uso.

    El consumidor debe asumir que muchas veces la publicidad es engañosa o confusa respecto a la apariencia y uso de los juguetes, por lo que se debe verificar los elementos que se venden con el juguete y los que habría que adquirir por separado. Tampoco estaría de más la solicitud de una prueba de uso o manejo del juguete en la propia tienda.

    Hay que tener cuidado con los juguetes adquiridos en bazares asiáticos ya que en demasiadas ocasiones se han detectado etiquetados y marcados CE falsificados. Existen una serie de datos informativos que deben figurar en el juguete, en su embalaje, o en los folletos que lo acompañen como el marcado CE; nombre, razón social y marca; dirección del fabricante, importador y del representante autorizado en la UE; potencia máxima, tensión de alimentación tipoliogía de consumo energético; instrucciones de uso en español, etc.

    Hay que tener en cuenta también en la elección de los juguetes sobre la toxicidad de ellos, posibilidad de descargas eléctricas, tamaño de piezas y elementos que propicien ahogamientos o estrangulamientos, elementos cortantes o que puedan causar daño, necesidad de tutela por parte de adultos..., y se debe cuidar que los juguetes no inciten a los niños y niñas a situaciones peligrosas y que no promuevan conductas violentas, sexistas, injustas, insolidarias, insalubres o medioambientalmente irresponsables.

    Siempre se debe contemplar la posibilidad de comprar juguetes ecológicos o de recuperar o reciclar juguetes tradicionales antiguos, y es necesario recordar que el juego fomenta el desarrollo intelectual, emocional y creativo de niños y niñas y que son importantes los juguetes que apoyan la sociabilidad y el ejercicio físico.
     

    La OMIC recomienda un consumo responsable en Rebajas

    El período de rebajas acaba de comenzar y se extenderá hasta marzo, una vez finalizada la campaña de Navidad. La teniente de alcalde de Relaciones Externas y Consumo, Mercedes Serrano, ha recordado que los usuarios tienen una serie de derechos y deberes a la hora de realizar sus compras, y ante cualquier duda o problema, cuentan en San Roque con la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

    En Andalucía, las rebajas de invierno tienen lugar desde el 7 de enero hasta el 7 de marzo. “En esta época -ha apuntado Serrano- tenemos los mismos derechos que durante el resto del año. No obstante, es recomendable ser prudentes y hacer uso de un consumo responsable durante las rebajas”.

    “El consumidor cuenta con derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad, entre otras cuestiones”, matizó la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar para evitar compras impulsivas.

    Por otra parte, se recuerda que es muy importante tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo.

    Otros consejos que recomienda la oficina municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías.

    Según aclaró Mercedes Serrano, “como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación”.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en metálico.

    En este sentido, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada, eso sí, a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras se les haya aplicado una bajada del precio original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación.

    En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    Belén Jiménez recomienda desde la OMIC un consumo responsable en Rebajas

    Una vez finalizada la campaña de Navidad, comienzan las rebajas. Desde la OMIC, la concejal responsable de Consumo, Belén Jiménez, recuerda que los consumidores tienen los mismos derechos a la hora de hacer sus compras. La edil recomienda responsabilidad en el consumo e insta a que acudan a la oficina ante cualquier duda o problema.

    Jiménez ha hecho una serie de recomendaciones con motivo de las rebajas de invierno, que en Andalucía comprende oficialmente el periodo del 7 de enero al 7 de marzo.

    Entre otras cuestiones, la edil ha recordado que el consumidor tiene una serie de derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad. Jiménez ha señalado que los consejos son los mismos de todos los años y de cada temporada. “Hay que tener en cuenta que los derechos del usuario no cambian durante todo el año, independientemente de si se está o no en época de rebajas” ha apuntado la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar, en aras de evitar compras impulsivas, sobre todo en tiempos de crisis económica.

    “Pero es de suma importancia -concretó la concejal- tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo”.

    Otros consejos que recomienda la oficina municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías.

    Como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras, se les ha aplicado una bajada de su coste original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

     

    Pilar Núñez recomienda desde la OMIC un consumo responsable en época de rebajas

    Una vez finalizada la campaña de Navidad, comienzan las rebajas. Desde la OMIC, la teniente de alcalde Pilar Núñez recuerda que los consumidores tienen los mismos derechos a la hora de hacer sus compras. La edil recomienda responsabilidad en el consumo e insta a que acudan a la oficina ante cualquier duda o problema.

    La teniente de alcalde Pilar Núñez ha hecho una serie de recomendaciones con motivo de las rebajas de invierno, que en Andalucía comprende el periodo del 7 de enero al 7 de marzo. Entre otras cuestiones, la edil ha recordado que el consumidor tiene una serie de derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad. Núñez ha señalado que los consejos son los mismos de todos los años y de cada temporada. “Hay que tener en cuenta que los derechos del usuario no cambian durante todo el año, independientemente de si se está o no en época de rebajas” ha apuntado la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar, en aras de evitar compras impulsivas, sobre todo en tiempos de crisis económica. “Pero es de suma importancia -concretó la concejal- tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo”. Otros consejos que recomienda la oficinal municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías. Como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras, se les ha aplicado una bajada de su coste original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    La OMIC pone en marcha una campaña informativa con motivo de las rebajas de enero

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) ha iniciado una campaña con consejos para las compras en las rebajas de enero. Según ha especificado la delegada de Consumo, Belén Jiménez, se trata de una serie de recomendaciones para la compra tanto en establecimientos como a través de Internet, válido para estas rebajas, aunque trasladable a cualquier época del año.

    La concejal de Consumo, Belén Jiménez, señala que para sacar el máximo provecho al periodo de descuentos, desde la OMIC se facilitan los siguientes consejos, tales como hacer una lista con lo que se quiere adquirir para evitar las compras compulsivas y determinar un límite en el dinero a gastar. Por otra parte, los productos rebajados deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes.

    Desde la Oficina de Consumo se recuerda además que los objetos rebajados deben mostrar su precio original junto al rebajado. Si se trata de una reducción porcentual de un conjunto de artículos, bastaría con el anuncio genérico de la misma, sin que tenga que constar individualmente en cada artículo.

    Jiménez apunta que, ante todo, hay que tener en cuenta que en este periodo lo que se rebaja es el precio y no la calidad, por lo que se aconseja que se examine bien los productos para cerciorarse de que no tienen defectos (en este caso se trataría de saldos) y en caso de comprobar que está defectuoso una vez adquirido, el consumidor tiene los mismos derechos de devolución.

    En este sentido, la OCU recuerda que si el consumidor tiene algún problema durante las rebajas, lo mejor es actuar igual que en cualquier otro momento. En el periodo de rebajas se recortan los precios, pero nunca los derechos como consumidores y si no se consigue una solución amistosa, hay que exigir la hoja de reclamaciones. También resulta recomendable comparar entre distintos establecimientos para encontrar la mejor opción.

    La OMIC recuerda que la legislación no establece los márgenes que han de alcanzar los descuentos. La mayoría rondan el 50% aunque según los productos pueden ir desde el 10% hasta el 70 %.

    La OCU apunta a que en algunos establecimientos se establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre la aceptación del pago con tarjeta, las devoluciones,etc). Pueden hacerlo, están en su derecho, pero esas condiciones deben indicarse expresamente.

    En caso de duda, se deberá preguntar al responsable del establecimiento. Asimismo, Jiménez recuerda que siempre se aconseja conservar el tique o factura simplificada de las compras, pues es necesario para cualquier reclamación ó cambio, aunque este consejo es aplicable a cualquier época del año, en rebajas aún más.

    Por otro lado, el servicio postventa y la aplicación de la garantía son iguales, independientemante de que se compre el producto durante las rebajas o fuera de ese periodo. Finalmente, la edil de Consumo, Belén Jiménez, recuerda que si el usuario ha adquirido un artículo fuera del periodo de rebajas y decide devolverlo en periodo de descuento, el comercio está obligado a respetar el dinero que costaba cuando fue adquirido , tanto si se trata de una devolución en metálico como un cambio por otro producto.

    Como consecuencia de la crisis económica que llevaba haciendo mella durante años en el sector comercial y en especial en el de la moda, el Gobierno acordó mediante el decreto ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad en las medidas de liberalización comercial “que se concede plena libertad a los comerciantes para determinar los periodos de rebajas y su duración”.

    Asimismo “también se permite, en la venta en promoción, adquirir productos destinados a tal fin y no se condicionen los porcentajes de reducción de precios, que el comerciante podrá establecer en función de sus estrategias”.

     

    La OMIC hace públicas las recomendaciones a los consumidores para las rebajas de invierno

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), que coordina la teniente de alcalde Pilar Núñez, ha hecho una serie de recomendaciones para los compradores con motivo de las rebajas de invierno, que se extienden en Andalucía hasta el próximo 7 de marzo. Entre las mismas se contienen cuestiones como la elaboración previa de un presupuesto, la comprobación de la calidad de los productos y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Núñez ha apuntado al respecto que “si bien estos consejos son los mismos de todos los años, no por repetidos conviene bajar la guardia, porque los problemas a los que se enfrentan los consumidores son también los mismos cada temporada. Y nunca se nos puede olvidar que los derechos del comprador no cambian durante todo el año, estemos o no en rebajas”.

    “La elaboración de una lista de productos que se necesitan y ajustarse al presupuesto -explicó la edil- es un requisito indispensable para evitar las compras impulsivas, que suelen acabar generando frustración además de que pueden afectar gravemente la economía familiar. En estos tiempos de crisis es más importante que nunca el no caer en este tipo de excesos”.

    “También hay que tener en cuenta -añadió- que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, durante un mes antes del comienzo de las rebajas, por lo que esta tarea de elaborar la lista previa puede llevarse a cabo incluso durante las fechas navideñas, cuando los precios eran mucho más altos. Trabajar con previsión es siempre lo más adecuado”, sostuvo Núñez.

    “El resto de las recomendaciones -explicó la teniente de alcalde- tienen mucho de sentido común: comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo; constatar que los productos no tienen taras o están deteriorados u obsoletos; no abusar de las tarjetas de crédito; comprar en Internet sólo en sitios seguros; conocer la política de devoluciones de cada comercio; guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías; y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) facilitaremos las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta última situación”, finalizó Pilar Núñez.

    Entrando en más detalle en estos consejos, desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo.

    La OMIC también recomienda hacer las compras en efectivo, ya que las tarjetas de crédito distorsionan la visión de los gastos realizados. Pero aún más peligrosos son los créditos rápidos, ya que suelen tener elevados tipos de interés. Eso sí, ningún establecimiento está obligado a aceptar el pago con tarjeta de crédito o débito, si bien tiene que indicarlo a sus clientes de forma visible.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    Finalmente, la OMIC recomienda comprar en establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo. Así se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    La OMIC de San Roque recomienda un consumo responsable en las rebajas

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), que coordina la concejal Belén Jiménez, hace públicas una serie de recomendaciones para los compradores con motivo de las rebajas de invierno, que se extienden desde enero hasta marzo. Entre éstas se destacan cuestiones encaminadas a comprobar la calidad de los productos y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Jiménez además recuerda que en estas fechas se recomienda elaborar un presupuesto con una lista de productos para evitar compras excesivas o compulsivas, y que pueden afectar a la economía familiar.

    Aunque los consejos no varían de un año a otro, “siempre es bueno recordarlos para no bajar la guardia, ya que los problemas a los que pueden enfrentarse los consumidores tampoco varían demasiado”, ha señalado la edil.

    Por otra parte, desde la OMIC se recuerda que los artículos, ahora en rebajas, tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, durante un mes antes del comienzo de las mismas, cuando los precios eran más altos.

    Otras recomendaciones típicas también se dan la mano con el sentido común: comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo; comprobar que los productos no tienen taras o están deteriorados; no abusar de las tarjetas de crédito; comprar en Internet sólo en sitios seguros; conocer la política de devoluciones de cada comercio; guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías; y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Por último, Belén Jiménez ha querido recordar que “en la oficina de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan todas estas recomendaciones para las rebajas, como también las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en situación de conflicto con un comercio”.

    Como consecuencia de la crisis económica que llevaba haciendo mella durante años en el sector comercial y en especial en el de la moda, el Gobierno acordó mediante el Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad en las medidas de liberalización comercial, concediéndose plena libertad a los comerciantes para determinar los periodos de rebajas y su duración.

    Asimismo también se permite, en la venta en promoción, adquirir productos destinados a tal fin, y que no se condicionen los porcentajes de reducción de precios, que el comerciante podrá establecer en función de sus estrategias.

    Para sacar el máximo provecho al periodo de descuentos, desde la OMIC se facilitan los siguientes consejos: cuando un artículo tiene un defecto, se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo.

    La OMIC también recomienda hacer las compras en efectivo, ya que las tarjetas de crédito distorsionan la visión de los gastos realizados. Pero aún más peligrosos son los créditos rápidos, ya que suelen tener elevados tipos de interés. Eso sí, ningún establecimiento está obligado a aceptar el pago con tarjeta de crédito o débito, si bien tiene que indicarlo a sus clientes de forma visible.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    Finalmente, la OMIC recomienda comprar en establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo. Así se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    La OMIC recomienda un consumo responsable en las rebajas de invierno

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), que coordina la concejal Belén Jiménez, hace públicas una serie de recomendaciones para los compradores con motivo de las rebajas de invierno, que se extienden desde el 7 de enero hasta el 7 de marzo en Andalucía. Entre éstas se destacan cuestiones encaminadas a comprobar la calidad de los productos y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Jiménez además recuerda que en estas fechas es idóneo la elaboración previa un presupuesto con una lista de productos para evitar compras excesivas o compulsivas, y que pueden afectar a la economía familiar.

    Aunque los consejos no varían de un año a otro, “siempre es bueno recordarlos para no bajar la guardia, ya que los problemas a los que pueden enfrentarse los consumidores tampoco varían demasiado”, ha señalado la edil.

    Por otra parte, desde la OMIC se recuerda que los artículos, ahora en rebajas, tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, durante un mes antes del comienzo de las mismas, cuando los precios eran más altos.

    Otras recomendaciones típicas también se dan la mano con el sentido común: comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo; comprobar que los productos no tienen taras o están deteriorados; no abusar de las tarjetas de crédito; comprar en Internet sólo en sitios seguros; conocer la política de devoluciones de cada comercio; guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías; y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Por último, Belén Jiménez, ha querido recordar que “en las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan todas estas recomendaciones para las rebajas, como también las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en situación de conflicto con un comercio”.

    Como consecuencia de la crisis económica que llevaba haciendo mella durante años en el sector comercial y en especial en el de la moda, el Gobierno acordó mediante el Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad en las medidas de liberalización comercial, concediéndose plena libertad a los comerciantes para determinar los periodos de rebajas y su duración.

    Asimismo también se permite, en la venta en promoción, adquirir productos destinados a tal fin, y que no se condicionen los porcentajes de reducción de precios, que el comerciante podrá establecer en función de sus estrategias.

    Para sacar el máximo provecho al periodo de descuentos, desde la OMIC se facilitan los siguientes consejos:

    Cuando un artículo tiene un defecto, se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo.

    La OMIC también recomienda hacer las compras en efectivo, ya que las tarjetas de crédito distorsionan la visión de los gastos realizados. Pero aún más peligrosos son los créditos rápidos, ya que suelen tener elevados tipos de interés. Eso sí, ningún establecimiento está obligado a aceptar el pago con tarjeta de crédito o débito, si bien tiene que indicarlo a sus clientes de forma visible.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    Finalmente, la OMIC recomienda comprar en establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo. Así se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    El Mercado de Levante abre en La Marina de Sotogrande por segundo año consecutivo

    Sotogrande ha apostado, por segundo año consecutivo, por revitalizar la Ribera del Marlin, inundándola de ofertas gastronómicas y de ocio, a través de la iniciativa “Mercado de Levante”. El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y otros ediles de la Corporación, asistieron a la inauguración oficial de esta iniciativa que permanecerá en la zona hasta el 31 de agosto.

    El Mercado de Levante en La Marina de Sotogrande abre por segundo año consecutivo y es mayor que el año pasado. Fácilmente uno de las mejores áreas de compras y ocio de Andalucía, trae consigo un impresionante restaurante, mercadillos y entretenimiento para las familias durante todo el verano.

    El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, indicó que cuando Ayuntamiento y propietarios privados pensaron en una ampliación de La Marina, fue una idea similar a lo que poco a poco se va teniendo en la Ribera del Marlin, “que contó hace poco con una inversión de Sotogrande, S.A., con un espacio comercial amplísimo frente al Puerto Deportivo, pero lamentablemente su construcción coincidió con la época de la crisis que todavía sufrimos, pero ya van instalándose poco a poco mayor cantidad de comercios”.

    El primer edil recordó que el año pasado ya tuvieron la idea de este Mercado de Levante, con 'food trucks' y nuevas alternativas a los vecinos, turistas y para todo el conjunto del municipio.

    “Además supone una actividad generadora de empleo con mas de 180 puestos de trabajo en La Marina, lo que entiendo que es positivo, y que competa la ya atractiva oferta gastronómica que tiene el municipio de San Roque desde el conjunto histórico, pasando por todas las barriadas, por el Valle del Guadiaro y por esta zona de la Marina del Puerto Deportivo”, comentó Ruiz Boix.

    El alcalde reconoció que poco a poco La Marina va recibiendo mayor cantidad de visitantes en estas instalaciones de primer nivel. Finalizó deseando que los comerciantes tengan el mismo éxito que el año pasado.

    “Espero que superen las cifras de visitantes, y que cada vez más comerciantes sigan adquiriendo locales para que todo esto se habilite como una gran zona comercial del municipio, y podamos seguir disfrutando del Mercado de Levante en este paseo tan agradable”.

    Por su parte, el director de operaciones de Sotogrande, S.A., Stefan Weber, comentó que el objetivo es que se amplíe la experiencia del pasado año y que vaya hacia delante esta iniciativa. “Que le dé vida a esto y a todo Sotogrande.

    Que suponga algo distinto al quehacer diario, con la pretensión de que sea toda una experiencia”, comentó Weber, quien insistió en que esta iniciativa se pretende que no sólo sea temporal, “sino que los restaurantes estén permanentemente aquí durante todo el año”.

    Finalmente, el director de restauración de Sotogrande, Miguel Hernández, recordó que es el segundo año consecutivo de la puesta en marcha del Mercado de Levante. “Queremos continuar con la idea que buscábamos, que no era otra que crear tendencia dentro de Sotogrande, y que esta zona que estaba tan infrautilizada, se convierta en un referente”.

    Hernández indicó que se concibe como un espacio multidisciplinar, en el que se unen moda, arte y gastronomía, “y ésta última tiene un papel fundamental. Además del restaurante que gestionamos con 'food trucks -continuó- tenemos dos mercadillos nocturnos, otro vintage y el tradicional de los domingos”, apuntó.

    Abarcando la deliciosa tradición española de comer relajadamente al aire libre, compras ocasionales por la tarde-noche y de sociabilizar con amigos y conocidos, el Mercado de Levante es un concepto que nace de un nuevo enfoque para el tradicional mercado de temporada. En contraste con el agradable telón de fondo que ofrece la Marina, todo El Mercado de Levante es vibrante y pintoresco, exquisitamente diseñado y con un estilo acorde a su ubicación junto al mar.

    La Marina hace de anfitriona, no sólo de un restaurante a base de ‘food trucks’, mercadillos nocturnos y vintage, sino también de espectáculos en vivo, zona de juego para niños, tiendas, galerías de arte y eventos especiales. También hay una serie de tiendas de diseño de interiores cuidadosamente seleccionadas que ofrecen una colorida selección de lámparas, muebles, telas y piezas decorativas.

    El Mercado de Levante es una de las mejores zonas de ocio y compras de Andalucía, fácilmente reconocible por su ubicación única al aire libre dentro de La Marina.

    Además cuenta con parking gratis, con más de 350 plazas disponibles en el parking público gratuito bajo Ribera del Marlin.

Páginas