Busqueda

The search found 8 results in 0.387 seconds.

Resultados de la búsqueda

    Pilar Núñez, delegada de la OMIC, aconseja un consumo responsable en época navideña

    La teniente de alcalde delegada de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), Pilar Núñez, ha presentado en el programa de Canal San Roque TV “Todo Incluido” la campaña informativa de Navidad que realiza dicha oficina, consistente en una serie de consejos para realizar compras seguras en esta época navideña, cuando el consumo aumenta considerablemente.

    Núñez ha indicado que desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor, situada en la planta baja de la Casa Consistorial, se presta un servicio gratuito y es donde se pueden gestionar las denuncias y demandas relacionadas con reclamaciones que tengan que ver con las compras a empresas privadas. “La OMIC ofrece un servicio de mediación para llegar a un acuerdo amistoso entre las dos partes”, apuntó.

    Las recomendaciones más destacadas por Núñez consisten en pedir y conservar todas las facturas y tickets de compras que sirven como garantía, ha recordado que la publicidad es vinculante y puede exigirse su cumplimiento, y si tiene alguna incidencia tras la compra de un producto puede reclamar a la empresa, que debe contestar en el plazo de un mes.

    La teniente de alcalde señaló también varios consejos destinados a que los consumidores realicen unas compras responsables en la época navideña. En cuanto a alimentación, recomienda evitar las compras de última hora y con prisas, porque así se podrán encontrar productos con una mayor relación calidad/precio. Por ello, la OMIC insta a anticipar las compras para evitar la subida de precios y evitar dejarse llevar por las ofertas gancho que son muy típicas de estas fechas.

    En cuanto a la adquisición de juguetes, Nuñez indicó que “en el mercado existe una amplia gama de juguetes, aunque no todo son adecuados ni presentan la misma calidad. Recomendamos tener en cuenta cuestiones relacionadas con la seguridad del producto, la edad del menor así como los valores y capacidades que el menor puede llegar a desarrollar con su uso”.

    La edil recalcó que en caso de usar tarjeta de crédito “es muy recomendable identificarse para que el comercio compruebe que nosotros somos la persona titular. También es bueno tener cuidado con la tarjeta para evitar la pérdida, el robo o cualquier uso fraudulento”.

    Pilar Núñez, delegada de la OMIC, aconseja un consumo responsable en época navideña

    La teniente de alcalde delegada de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, Pilar Núñez, ha desvelado que su oficina realiza una campaña informativa de Navidad consistente en una serie de consejos para realizar compras seguras en esta época navideña, cuando el consumo aumenta considerablemente.
     

    Núñez ha indicado que desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor, situada en la planta baja de la Casa Consistorial, se presta un servicio gratuito y es donde se pueden gestionar las denuncias y demandas relacionadas con reclamaciones que tengan que ver con las compras a empresas privadas.

    La OMIC ofrece un servicio de mediación para llegar a un acuerdo amistoso entre las dos partes. Las recomendaciones más destacadas por Núñez consisten en pedir y conservar todas las facturas y tickets de compras que sirven como garantía, además ha recordado que la publicidad es vinculante y puede exigirse su cumplimiento, y que si se tiene alguna incidencia tras la compra de un producto puede reclamar a la empresa, que debe contestar en el plazo de un mes.

    Además, la edil recalcó que en caso de usar tarjeta de crédito es muy recomendable identificarse para que el comercio compruebe que somos la persona titular. También es bueno tener cuidado con la tarjeta para evitar la pérdida, el robo o cualquier uso fraudulento.

    En cuanto a alimentación, recomienda evitar las compras de última hora y con prisas, porque así se podrán encontrar productos con una mayor relación calidad/precio. En cuanto a la adquisición de juguetes, Núñez indicó que en el mercado existe una amplia gama de juguetes, aunque no todo son adecuados ni presentan la misma calidad.

    Se recomienda tener en cuenta cuestiones relacionadas con la seguridad del producto, la edad del menor así como los valores y capacidades que el menor puede llegar a desarrollar con su uso.

    El consumidor debe asumir que muchas veces la publicidad es engañosa o confusa respecto a la apariencia y uso de los juguetes, por lo que se debe verificar los elementos que se venden con el juguete y los que habría que adquirir por separado. Tampoco estaría de más la solicitud de una prueba de uso o manejo del juguete en la propia tienda.

    Hay que tener cuidado con los juguetes adquiridos en bazares asiáticos ya que en demasiadas ocasiones se han detectado etiquetados y marcados CE falsificados. Existen una serie de datos informativos que deben figurar en el juguete, en su embalaje, o en los folletos que lo acompañen como el marcado CE; nombre, razón social y marca; dirección del fabricante, importador y del representante autorizado en la UE; potencia máxima, tensión de alimentación tipoliogía de consumo energético; instrucciones de uso en español, etc.

    Hay que tener en cuenta también en la elección de los juguetes sobre la toxicidad de ellos, posibilidad de descargas eléctricas, tamaño de piezas y elementos que propicien ahogamientos o estrangulamientos, elementos cortantes o que puedan causar daño, necesidad de tutela por parte de adultos..., y se debe cuidar que los juguetes no inciten a los niños y niñas a situaciones peligrosas y que no promuevan conductas violentas, sexistas, injustas, insolidarias, insalubres o medioambientalmente irresponsables.

    Siempre se debe contemplar la posibilidad de comprar juguetes ecológicos o de recuperar o reciclar juguetes tradicionales antiguos, y es necesario recordar que el juego fomenta el desarrollo intelectual, emocional y creativo de niños y niñas y que son importantes los juguetes que apoyan la sociabilidad y el ejercicio físico.
     

    La OMIC recomienda un consumo responsable en Rebajas

    El período de rebajas acaba de comenzar y se extenderá hasta marzo, una vez finalizada la campaña de Navidad. La teniente de alcalde de Relaciones Externas y Consumo, Mercedes Serrano, ha recordado que los usuarios tienen una serie de derechos y deberes a la hora de realizar sus compras, y ante cualquier duda o problema, cuentan en San Roque con la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

    En Andalucía, las rebajas de invierno tienen lugar desde el 7 de enero hasta el 7 de marzo. “En esta época -ha apuntado Serrano- tenemos los mismos derechos que durante el resto del año. No obstante, es recomendable ser prudentes y hacer uso de un consumo responsable durante las rebajas”.

    “El consumidor cuenta con derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad, entre otras cuestiones”, matizó la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar para evitar compras impulsivas.

    Por otra parte, se recuerda que es muy importante tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo.

    Otros consejos que recomienda la oficina municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías.

    Según aclaró Mercedes Serrano, “como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación”.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en metálico.

    En este sentido, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada, eso sí, a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras se les haya aplicado una bajada del precio original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación.

    En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    Belén Jiménez recomienda desde la OMIC un consumo responsable en Rebajas

    Una vez finalizada la campaña de Navidad, comienzan las rebajas. Desde la OMIC, la concejal responsable de Consumo, Belén Jiménez, recuerda que los consumidores tienen los mismos derechos a la hora de hacer sus compras. La edil recomienda responsabilidad en el consumo e insta a que acudan a la oficina ante cualquier duda o problema.

    Jiménez ha hecho una serie de recomendaciones con motivo de las rebajas de invierno, que en Andalucía comprende oficialmente el periodo del 7 de enero al 7 de marzo.

    Entre otras cuestiones, la edil ha recordado que el consumidor tiene una serie de derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad. Jiménez ha señalado que los consejos son los mismos de todos los años y de cada temporada. “Hay que tener en cuenta que los derechos del usuario no cambian durante todo el año, independientemente de si se está o no en época de rebajas” ha apuntado la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar, en aras de evitar compras impulsivas, sobre todo en tiempos de crisis económica.

    “Pero es de suma importancia -concretó la concejal- tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo”.

    Otros consejos que recomienda la oficina municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías.

    Como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras, se les ha aplicado una bajada de su coste original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

     

    Pilar Núñez recomienda desde la OMIC un consumo responsable en época de rebajas

    Una vez finalizada la campaña de Navidad, comienzan las rebajas. Desde la OMIC, la teniente de alcalde Pilar Núñez recuerda que los consumidores tienen los mismos derechos a la hora de hacer sus compras. La edil recomienda responsabilidad en el consumo e insta a que acudan a la oficina ante cualquier duda o problema.

    La teniente de alcalde Pilar Núñez ha hecho una serie de recomendaciones con motivo de las rebajas de invierno, que en Andalucía comprende el periodo del 7 de enero al 7 de marzo. Entre otras cuestiones, la edil ha recordado que el consumidor tiene una serie de derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad. Núñez ha señalado que los consejos son los mismos de todos los años y de cada temporada. “Hay que tener en cuenta que los derechos del usuario no cambian durante todo el año, independientemente de si se está o no en época de rebajas” ha apuntado la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar, en aras de evitar compras impulsivas, sobre todo en tiempos de crisis económica. “Pero es de suma importancia -concretó la concejal- tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo”. Otros consejos que recomienda la oficinal municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías. Como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras, se les ha aplicado una bajada de su coste original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    La OMIC de San Roque recomienda un consumo responsable en las rebajas

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), que coordina la concejal Belén Jiménez, hace públicas una serie de recomendaciones para los compradores con motivo de las rebajas de invierno, que se extienden desde enero hasta marzo. Entre éstas se destacan cuestiones encaminadas a comprobar la calidad de los productos y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Jiménez además recuerda que en estas fechas se recomienda elaborar un presupuesto con una lista de productos para evitar compras excesivas o compulsivas, y que pueden afectar a la economía familiar.

    Aunque los consejos no varían de un año a otro, “siempre es bueno recordarlos para no bajar la guardia, ya que los problemas a los que pueden enfrentarse los consumidores tampoco varían demasiado”, ha señalado la edil.

    Por otra parte, desde la OMIC se recuerda que los artículos, ahora en rebajas, tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, durante un mes antes del comienzo de las mismas, cuando los precios eran más altos.

    Otras recomendaciones típicas también se dan la mano con el sentido común: comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo; comprobar que los productos no tienen taras o están deteriorados; no abusar de las tarjetas de crédito; comprar en Internet sólo en sitios seguros; conocer la política de devoluciones de cada comercio; guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías; y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Por último, Belén Jiménez ha querido recordar que “en la oficina de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan todas estas recomendaciones para las rebajas, como también las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en situación de conflicto con un comercio”.

    Como consecuencia de la crisis económica que llevaba haciendo mella durante años en el sector comercial y en especial en el de la moda, el Gobierno acordó mediante el Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad en las medidas de liberalización comercial, concediéndose plena libertad a los comerciantes para determinar los periodos de rebajas y su duración.

    Asimismo también se permite, en la venta en promoción, adquirir productos destinados a tal fin, y que no se condicionen los porcentajes de reducción de precios, que el comerciante podrá establecer en función de sus estrategias.

    Para sacar el máximo provecho al periodo de descuentos, desde la OMIC se facilitan los siguientes consejos: cuando un artículo tiene un defecto, se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo.

    La OMIC también recomienda hacer las compras en efectivo, ya que las tarjetas de crédito distorsionan la visión de los gastos realizados. Pero aún más peligrosos son los créditos rápidos, ya que suelen tener elevados tipos de interés. Eso sí, ningún establecimiento está obligado a aceptar el pago con tarjeta de crédito o débito, si bien tiene que indicarlo a sus clientes de forma visible.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    Finalmente, la OMIC recomienda comprar en establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo. Así se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    La OMIC recomienda un consumo responsable en las rebajas de invierno

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), que coordina la concejal Belén Jiménez, hace públicas una serie de recomendaciones para los compradores con motivo de las rebajas de invierno, que se extienden desde el 7 de enero hasta el 7 de marzo en Andalucía. Entre éstas se destacan cuestiones encaminadas a comprobar la calidad de los productos y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Jiménez además recuerda que en estas fechas es idóneo la elaboración previa un presupuesto con una lista de productos para evitar compras excesivas o compulsivas, y que pueden afectar a la economía familiar.

    Aunque los consejos no varían de un año a otro, “siempre es bueno recordarlos para no bajar la guardia, ya que los problemas a los que pueden enfrentarse los consumidores tampoco varían demasiado”, ha señalado la edil.

    Por otra parte, desde la OMIC se recuerda que los artículos, ahora en rebajas, tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, durante un mes antes del comienzo de las mismas, cuando los precios eran más altos.

    Otras recomendaciones típicas también se dan la mano con el sentido común: comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo; comprobar que los productos no tienen taras o están deteriorados; no abusar de las tarjetas de crédito; comprar en Internet sólo en sitios seguros; conocer la política de devoluciones de cada comercio; guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías; y reclamar en caso de conflicto con el establecimiento.

    Por último, Belén Jiménez, ha querido recordar que “en las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan todas estas recomendaciones para las rebajas, como también las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en situación de conflicto con un comercio”.

    Como consecuencia de la crisis económica que llevaba haciendo mella durante años en el sector comercial y en especial en el de la moda, el Gobierno acordó mediante el Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad en las medidas de liberalización comercial, concediéndose plena libertad a los comerciantes para determinar los periodos de rebajas y su duración.

    Asimismo también se permite, en la venta en promoción, adquirir productos destinados a tal fin, y que no se condicionen los porcentajes de reducción de precios, que el comerciante podrá establecer en función de sus estrategias.

    Para sacar el máximo provecho al periodo de descuentos, desde la OMIC se facilitan los siguientes consejos:

    Cuando un artículo tiene un defecto, se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo.

    La OMIC también recomienda hacer las compras en efectivo, ya que las tarjetas de crédito distorsionan la visión de los gastos realizados. Pero aún más peligrosos son los créditos rápidos, ya que suelen tener elevados tipos de interés. Eso sí, ningún establecimiento está obligado a aceptar el pago con tarjeta de crédito o débito, si bien tiene que indicarlo a sus clientes de forma visible.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    Finalmente, la OMIC recomienda comprar en establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo. Así se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    CONSUMO RESPONSABLE EN NAVIDAD

    Quedan pocos días para el 25 de diciembre y muchas ya deben estar pensando en cómo hacer que el proceso de las compras sea rápido y sin dolor, por es aquí les damos algunos consejos.

    La Navidad es una de las festividades más esperadas por todos, debido a que es la instancia perfecta para reunirse y compartir en familia, sin embargo también puede volverse un infierno si es que no organizamos bien las compras y caemos en los excesos propios de esta época.

    Para que el nacimiento de Jesús no se convierta en un dolor de cabeza, y aunque no existen fórmulas mágicas para conseguir ahorrar en estas fechas, sí podemos ayudarte dándote a continuación algunos consejos para que puedas conseguir los productos y regalos que quieres.

     

     

     

     

     

     

    CONSUMO RESPONSABLE TODO EL AÑO...ESPECIALMENTE EN NAVIDAD.

     

    ALIMENTACIÓN

     

    - Evita comprar a última hora y con prisas, esto te ayudará a encontrar los productos con una mayor relación calidad/precio, y contribuirá a que compres lo que realmente necesitas. Te aconsejamos que elabores una lista de la compra.

    - Para evitar las subidas de los precios típicas de la Navidad, anticipa la compra de los productos no perecederos.

    - En el caso de los productos perecederos, puedes comprarlos también con anticipación, pero poniendo especial cuidado en su conservación, por ejemplo, congelando los alimentos.

    - Puedes preparar menús con productos alternativos cuyos precios no se eleven en estas fechas, pudiendo optar por platos más económicos y saludables.

    - Recuerda que un precio desmesurado no es sinónimo de calidad.

    - Compara precios en distintos establecimientos, tanto convencionales como alternativos.

    - Infórmate bien antes de comprar los alimentos, leyendo con detenimiento la etiqueta y atendiendo especialmente a la fecha de caducidad y a la identificación del producto.

    - Puedes recurrir a gangas de última hora, cuando muchos comercios se ven obligados a poner los alimentos que todavía no han vendido a precios más bajos.

     

    - No te dejes llevar por las ofertas-gancho, muy típicas de estas fechas.

    - Vigila siempre la calidad, la higiene en la manipulación y el estado de conservación de los productos que vayas a comprar, sobre todo en el caso de pescados y mariscos.

     

    Guirnaldas luminosas

     

    Otro producto que se ha convertido en típico de la Navidad son las guirnaldas luminosas. Aquí te damos una serie de consejos:

     

    - Comprueba que las guirnaldas luminosas con lámparas conectadas en serie llevan indicación de la referencia del tipo de lámparas o de sus características y de la tensión nominal del conjunto de la guirnalda.

    - No debes quitar ni insertar lámparas mientras la guirnalda está conectada a la red de alimentación.

    - Las lámparas de las guirnaldas conectadas en serie, distintas de las selladas, que hayan fallado, deben ser sustituidas inmediatamente por otras de la misma tensión y potencia nominal. Así evitarás calentamientos.

    - No conectes la guirnalda a la red de alimentación mientras se encuentre en el embalaje.

    - No utilices en exteriores guirnaldas luminosas que indiquen en su etiquetado que están destinadas únicamente para su utilización en interiores.

    - Comprueba que las guirnaldas luminosas no previstas para interconectarse entre ellas incluyen la siguiente advertencia: "No conectar eléctricamente esta guirnalda con otra guirnalda".

    - Si las guirnaldas conectadas en serie utilizan lámparas con fusible no se deberán sustituir por otras sin fusible.

     

    ÁRBOL DE NAVIDAD

    Una propuesta ecológica y barata.

     

    De todos es conocida la tradición de colocar un árbol de Navidad en las casas durante las fechas navideñas. Esto conlleva, en algunos casos, el corte de abetos u otras pináceas directamente del monte, lo cual implica a corto/medio plazo una disminución de la fertilidad de los suelos, pérdidas de productividad, degradación y arrastre de tierras, así como colmatación de los embalses.

    Para paliar o evitar estas circunstancias, posees una serie de alternativas al corte directo del árbol del monte:

    En el mercado existe una amplia gama de juguetes pero no todos son adecuados ni presentan la misma calidad.

    Recurre al árbol de Navidad artificial, que puede ser reutilizado de un año a otro.

    Adquiere el árbol de Navidad en viveros especializados en la cría.

     

    JUGUETES

     

    En el mercado existe una amplia gama de juguetes, sin embargo, no todos son adecuados ni presentan la misma calidad. Por eso, antes de elegir un juguete hay que tener en cuenta ciertas cuestiones relacionadas con la seguridad del producto, la edad del menor, así como con los valores y capacidades que el menor puede llegar a desarrollar con su uso.

    En la Red de Alerta de Productos de Consumo, que se constituye como un Sistema de Intercambio Rápido de Información entre las Autoridades de Consumo de los países de la Unión Europea, y en la que participan las Comunidades Autónomas, son precisamente los juguetes los productos más introducidos por resultar inseguros, con los peligros que ello conlleva.

     

    RECOMENDACIONES A LA HORA DE ADQUIRIR LOS JUGUETES

     

    • Piense que los juguetes tienen que servir para divertir los pequeños.

    • Tenga en cuenta la edad y la madurez de los niños.

    • Valore los contenidos de los juegos y los aspectos educativos.

    • Evite la distinción sexista y la incitación a la violencia.

    • Lea las etiquetas, las reglas y las instrucciones del juego.

    Fíjese en los datos mínimos obligatorios que tienen que aparecer:

    • La marca CE, que significa que el juguete cumple las exigencias esenciales de seguridad contenidas en las normas comunitarias.

       

    • El nombre y la marca del producto.

       

    • La razón social y la dirección del fabricante o importador o vendedor.

    • Las instrucciones y advertencias de uso y restricciones de edad, si hay.

    • Los juguetes de funcionamiento eléctrico tienen que especificar la potencia máxima, la tensión de alimentación que necesitan y el consumo energético que hacen.

    • Los juguetes hechos con materiales renovables (madera, cartón...) tienen, usualmente, un impacto ambiental más bajo en el proceso de fabricación que las que se hacen mediante procesos industriales (materiales sintéticos, plásticos...).

    • Hay que comprobar si el juguete contiene piezas pequeñas que se pueden separar, si tiene partes o cantos que puedan pinchar o cortar, si dispone de aperturas donde el niño pueda introducir los dedos o las manos y no las pueda sacar.

    • Dosificar los regalos: Si finalmente los Reyes Magos o Papá Noel han sido muy generosos, una buena idea es guardar algunos de los regalos y aprovechar para entregárselos a los niños un día especial, como premio o una tarde de lluvia que les impida salir a jugar al parque.

     

    Recomendaciones a la hora de comprar videojuegos

     

    Sepa que hay diferentes tipos de videojuegos en el mercado (de acción, de aventuras, de estrategia, de deportes, educativos, de fantasía, históricos, simuladores, puzzles ...).

    Elija el videojuego más adecuado a la edad, personalidad y sensibilidad de la persona usuaria, especialmente si es menor de edad.

    Compruebe que el etiquetado:

    • Indica la razón social y la dirección del fabricante o importador o del vendedor.

    • Incluye las instrucciones de uso y sus características.

     

    • Tiene el Código PEGI, que es el código de conducta de la industria europea del software interactivo, que establece una clasificación por edades y contenidos.

    •  
    • La clasificación del juego debe aparecer en la parte frontal inferior y en la parte trasera del videojuego. Hace referencia a la adecuación del contenido visual, pero nunca al grado de dificultad o las habilidades que requiere.

    6 CONSEJOS PARA COMPRAR ONLINE.

     

    Cada vez son más los internautas que apuestan por las compras online en unas fechas en que las tiendas están saturadas de compradores de última hora. El considerable ahorro de tiempo, la comodidad de comprar desde casa y una exhibición online tan sugerente y atractivo como el de las propias tiendas físicas, contribuyen a esta tendencia.

     

    La Navidad es uno de los periodos donde se intensifica está actividad, así como los intentos de estafa asociados. En estas fechas, los ciberdelincuentes redoblan sus esfuerzos y se multiplican los fraudes, entre ellos las campañas de spam con contenido navideño (ofertas, regalos, etc.), los intentos de phising o los correos electrónicos procedentes de importantes compañías de servicios de mensajería cargados de facturas pendientes.

    El objetivo no varía y es siempre el mismo: el dinero de falsas ventas electrónicas que nunca llegan a sus destinos y los valiosos datos personales de los compradores, entre ellos contraseñas y datos de acceso a los servicios de pago y cuentas de correo electrónico.

    Las tres estafas más frecuentes en época navideña:

     

    Notificaciones procedentes de servicios de mensajerías y entrega de paquetes

    Los regalos navideños comprados en tiendas online son generalmente entregados por servicios de paquetería. En consecuencia, los estafadores llevan tiempo aprovechando esta circunstancia e inundando la Red con correos electrónicos enviados en nombre de importantes empresas de paquetería en los que muestran facturas y solicitan todo tipo de confirmaciones. Los mensajes sugieren que el paquete en cuestión no se pudo entregar o aluden a ciertos recargos por las entregas realizadas solicitando al usuario nuevos pagos y confirmación de datos personales. Además, estos correos pueden camuflar archivos adjuntos capaces de infectar la computadora con todo tipo de programas espía.

    Ofertas y artículos de lujo a precios bajos

    Suelen llegar en correos electrónicos (spam) donde los estafadores prometen productos de marcas exclusivas, desde relojes de lujo a smartphones y todo tipo de gadgets tecnológicos hasta bolsos o zapatos de diseño, a precios ridículos. Como es habitual, los enlaces a estas ofertas nos conducirán a páginas infectadas de malware o a falsas tiendas online capaces de robarnos nuestros datos bancarios y personales durante el proceso de compra.

    Tarjetas navideñas falsas

    Las postales navideñas adulteradas son otro de los intentos de estafa más populares. Suelen incluir malware adjunto o bien enlaces que dirigen a websites infectados.

    Seis consejos para realizar compras seguras en Navidad

    1. Equipe su PC con una solución antivirus.

    2. Mantenga su equipo actualizado y cierre brechas de seguridad.

    3. Asegure su banca online.

    4. Examine la tienda online.

    5. El correo spam, directo a la papelera.

    6. Permanezca atento a su navegador.

     

     

    TARJETA DE CRÉDITO

     

    Si utiliza la tarjeta de crédito identifíquese porque el establecimiento compruebe que es la persona titular de la tarjeta que utiliza.

    Custodie la tarjeta de crédito para evitar la pérdida, el robo o cualquier uso fraudulento.

     

    Pida y conserve todas las facturas o los tickets de compra, puesto que son su garantía y los puede necesitar en caso de reclamación.

     

    La publicidad es vinculante y puede exigir el cumplimiento, guarde los documentos de oferta de servicios, las instrucciones, los catálogos ...

     

    Cuando compre un producto, si tiene alguna incidencia, reclame a la empresa que se lo ha vendido y que tiene un mes para contestar.

     

    Los establecimientos comerciales disponen de hojas oficiales de reclamación/denuncia. Es una garantía contratar con una empresa adherida al sistema arbitral de consumo, fíjese en el distintivo de adhesión.

     

    Y RECUERDE:

     

    "Si tienes la factura, tienes la garantía".

       

      Es un consejo de la Oficina Municipal de Información al Consumidor.

       

       

      Ilustre Ayuntamiento de San Roque.

      Plaza de las Constituciones S.N.

      Teléfono 956 780106

      Ext. 2021

       

       

       

       

       

       

      Compra navidad