Busqueda

The search found 19 results in 0.382 seconds.

Resultados de la búsqueda

    La OMIC inicia una campaña informativa con motivo de las compras navideñas

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) ha puesto en marcha una campaña con consejos para el consumo en Navidad. Se trata de una serie de recomendaciones para la compra tanto en establecimientos como a través de Internet, así como a la hora de adquirir productos típicos de estas fechas, como juguetes y árboles de Navidad.

    La concejal delegada de Consumo, Belén Jiménez, ha señalado que “además de la atención al público cuando se presentan reclamaciones, una de las funciones principales de la OMIC es la de ofrecer información de interés en materia de consumo, especialmente en fechas en las que se incrementa el número de compras, como Navidades y rebajas de enero y agosto”.

    “Por eso -continuó- lanzamos ahora esta campaña informativa, que consta de carteles, trípticos y que se apoya también en los medios de comunicación municipales, principalmente radio y televisión. En realidad, se trata de una serie de consejos de sentido común y de datos a tener en cuenta, como los referentes al etiquetado o a los servidores seguros de Internet para realizar las compras por ese conducto”.

    “Espero -dijo Belén Jiménez- que la campaña informativa cale entre los consumidores del término municipal, para que las Navidades no se les amarguen por culpa de las compras. Pondremos los carteles en edificios municipales, establecimientos y zonas de compras, donde también se podrán recoger los trípticos”, finalizó.

    Los “Consejos para el Consumo en Navidad” de la OMIC se dividen en varios apartados. En el denominado “Infórmese y compare” se insta a los consumidores a leer las etiquetas “para conocer las características de los productos, y compruebe que están redactadas al menos en castellano. No olvide mirar la fecha de caducidad de los alimentos.Infórmese sobre todas las condiciones de venta de los bienes y servicios que compre, con especial atención a las ofertas y promociones. Compre en establecimientos de confianza, comparando, antes, precios, características y calidades”.
    El apartado “Evite la compra por impulso” recomienda al consumidor que se “pare a reflexionar, haga una previsión de gastos y una lista previa; cíñase a ella cuando haga sus compras navideñas. Intente no comprar en el último momento; un adelanto en sus compras puede suponer mayor variedad en la oferta, mejores precios y menos aglomeraciones”.

    Otra de las cuestiones en la que se incide en esta campaña es en la preservación del medioambiente. Así, el apartado “Recicle su Navidad” señala que “contribuya a una Navidad sostenible y respetuosa con el Medio Ambiente. Siga estas tres reglas de oro del consumidor responsable: reducir, reutilizar y reciclar. No gaste por gastar, reutilice envoltorios y adornos de otros años, separe las basuras para meter cada residuo en su contenedor y utilice pilas recargables para los juguetes y aparatos electrónicos. Los árboles de Navidad artificiales duran muchos años y no precisan cuidados. Si se decide por un árbol natural, escoja uno que provenga de un vivero o plantación controlada y cómprelo en maceta, así se podrá replantar; si compra acebo, que también sea de vivero”.

    Se hace también especial incidencia en los consejos a la hora de adquirir juguetes. Así, el apartado “Para los niños, seguridad” señala que “los juguetes no pueden venderse en el territorio de la Unión Europea sin el marcado CE. Si no tienen este distintivo no los compre, pueden ser inseguros y no cumplir las obligaciones mínimas de calidad legalmente exigidas. Rechace, igualmente, los juguetes que no tengan el etiquetado, instrucciones de uso y advertencias de seguridad en castellano. Compruebe que los juguetes que compre son adecuados para la edad, características y gustos del niño”.
    También se tienen en cuenta los nuevos hábitos de consumo. Así, existe un apartado titulado “Si compra por Internet, hágalo en sitios seguros”, donde se recomienda que “busque indicadores que demuestren la seguridad de la página web, como el icono del candado cerrado en la barra de direcciones o en la barra de estado . La dirección de la página tiene que empezar por https://, con la “s” de seguridad, en vez de http://. Investigue qué dicen otros usuarios sobre el comerciante, sobre todo cuando es poco conocido y cuando hay ofertas tan ventajosas que son difíciles de creer”.
    También se recuerda que “Puede exigir lo que se anuncia: La publicidad es vinculante, es decir, el anunciante debe cumplir el contenido de la misma, entregando exactamente lo ofertado. Es conveniente conservar los folletos publicitarios y todos aquellos documentos donde se han anunciado los bienes o servicios adquiridos, por si surge alguna irregularidad”.

    En el apartado “Su garantía está en el tique” se recomienda que “conserve la factura o el ticket de compra, será imprescindible su presentación si necesita hacer efectiva la garantía o interponer una reclamación. Si compra en comercios adheridos al Sistema Arbitral de Consumo podrá resolver sus reclamaciones de consumo de forma rápida, sencilla y gratuita. Sus resoluciones son de obligado cumplimiento y tienen los mismos efectos que una sentencia judicial firme”.
    No faltan los consejos para el bienestar físico. En el apartado “Navidades saludables” se insta a “una alimentación equilibrada, la práctica regular de actividad física y no beber en exceso es la mejor receta para celebrar las fiestas navideñas de una forma sana. Para disfrutar de la Navidad no es necesario dejar a un lado estos hábitos de vida saludables, ni poner en riesgo la salud”.
    Finalmente, una recomendación solidaria: “Regale Comercio Justo: En Navidad, y en cualquier época de año, sí puede pasarse de la raya con la solidaridad. El Comercio Justo ofrece la posibilidad de ayudar de manera efectiva a las poblaciones más desfavorecidas,disfrutando, a la vez, de productos de calidad a precios asequibles”.

    Consejos de la OMIC para las compras durante el Black Friday y Cyber Monday

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor “OMIC” de San Roque, que coordina la concejal Belén Jiménez, ofrece una serie de consejos útiles y orientativos para que los usuarios puedan realizar las compras con garantías durante el periodo que comprende el Black Friday y el Cyber Monday.

    El Black Friday 2018 tiene lugar hoy, 23 de noviembre, el primer viernes después de Acción de Gracias, aunque los descuentos de este día se suelen extender, en algunos comercios, a toda la semana. El Black Friday también viene acompañado del Cyber Monday, el lunes siguiente, día 26 de noviembre. Durante estos días, y en especial durante el actual fin de semana, se pueden conseguir ofertas y descuentos irrepetibles.

    De esta manera, Belén Jiménez ha recordado que, al igual que ocurre en época de rebajas de verano e invierno, es interesante elaborar un presupuesto familiar con una lista de aquellos productos de mayor necesidad, recomendándose a los usuarios que no se dejen llevar por las compras excesivas o compulsivas, que puedan afectar a la economía familiar.

    La concejal recomienda a los consumidores durante estos días que no se dejen de llevar por la publicidad mediática sin revisar detenidamente las características técnicas de los productos, adquiriendo siempre todos los que mejores garantías ofrezcan al mejor precio.

    Jiménez además apunta que en caso de problemas o dudas, los interesados pueden contar con la OMIC de San Roque, situada en la Casa Consistorial, y en caso necesario, también pueden contactar con el Centro Europeo del Consumidor en España, de forma gratuita a través de www.cec-msssi.es.

    En cuanto a compras en territorio europeo, la OMIC informa de que existen una serie de derechos para el usuarios. Los consumidores tienen el derecho de información, que implica derecho a recibir información exacta, suficiente y comprensible. Cualquier ambigüedad se interpretará a su favor y las condiciones injustas no serán vinculantes. En rebajas, puede haber “condiciones especiales”.

    En estos casos, se informará de forma clara y visible. La información sobre el precio debe incluir el precio original y/o porcentaje de la rebaja; impuestos y gastos de envío; posibles costes adicionales y garantía legal mínima, de 2 años en productos nuevos y de 12 meses en aquellos de segunda mano. La calidad de un mismo producto, rebajado o no, debe ser siempre la misma.

    En lo referente a reparación, sustitución, descuento o reembolso, si el producto está defectuoso o no se ajusta a lo anunciado, tiene derecho a su reparación o sustitución. Si no fuera posible, podría solicitar un reembolso total o parcial.

    La calidad de un mismo producto, rebajado o no, debe ser siempre la misma. En la compras a distancia o fuera del establecimiento, salvo en determinadas excepciones, hay un plazo de 14 días para rescindir el contrato sin justificar el motivo. Puede devolver el producto y recuperar todo su dinero sin penalización.

    En cuanto a las recomendaciones, desde la OMIC se recuerda que antes de comprar, es beneficioso hacer una lista de los productos que quiere, fijar un presupuesto y comparar el producto con suficiente antelación y en distintos establecimientos. También se le recomienda al consumidor que lea siempre los términos y condiciones, y que efectúe las compras en páginas web seguras, todas aquellas que empiezan por el “https”.

    También se ha de tener claro dónde compra y que se desconfíe en caso de duda. Se recuerda que todas las tiendas online están obligadas a ofrecer información gratuita y visible para identificar fácilmente al comerciante. En la medida de lo posible, es recomendable pagar con tarjeta de crédito, evitando las transferencias bancarias, conservando el ticket de compra.

    Por último, para conocer con rigor los derechos como consumidor, los interesados pueden consultar la legislación española y las directivas de la legislación europea.

    Para mayor información, también se puede contactar a través de la OMIC de San Roque en la siguiente dirección web: http://www.sanroque.es/content/black-friday.

    La OMIC comienza a calentar motores de cara a la campaña de compras navideñas

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) comienza a calentar motores de cara a la inminente campaña de compras navideñas. La concejal delegada de Consumo, Belén Jiménez, y la técnico responsable de este departamento han sido entrevistadas en Canal San Roque RTV para explicar en qué consiste la OMIC y para alertar a los consumidores sobre qué cuestiones tienen que tener en cuenta a la hora de adquirir productos para evitar problemas posteriores.

    Jiménez explicó que “falta muy poco para que comience la temporada de compras navideñas, para la que se llevará a cabo la habitual campaña informativa desde la OMIC con las recomendaciones que tienen que tener en cuenta los consumidores”.

    “Es importante -continuó- que conozcamos nuestros derechos como compradores, y prevenir problemas para evitar el tener que acudir a la OMIC, aunque allí estaremos para atenderles con mucho gusto. Estas campañas se llevarán a cabo también en otras épocas del año, como con ocasión de las rebajas”.

    Añadió la edil que “en el último Pleno Ordinario se aprobó inicialmente una Ordenanza en la que entre otras cuestiones se introduce la posibilidad de contar con un inspector de Consumo que se sume al equipo actual de la OMIC. También, la creación de un Consejo Sectorial de Consumo para canalizar los intereses de las asociaciones. Se está elaborando el reglamento de dicho consejo, que esperamos llevar al próximo pleno”, concluyó Belén Jiménez.

    En el último Pleno Ordinario, del pasado 29 de octubre, se votó por unanimidad la aprobación inicial de la Ordenanza Reguladora de los Servicios Locales de Consumo. Esta Ordenanza contempla asuntos como: la definición de consumidor y usuario; derechos de los consumidores; asociaciones de consumidores y usuarios; organización municipal en materia de Consumo; competencias de la OMIC; Inspección de Consumo; Consejo Local Sectorial de Consumo; Junta Arbitral de Consumo; y tipos de infracciones y multas.

    Desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor, situada en la planta baja de la Casa Consistorial, se presta un servicio gratuito y es donde se pueden gestionar las denuncias y demandas relacionadas con reclamaciones que tengan que ver con las compras a empresas privadas. La OMIC ofrece un servicio de mediación para llegar a un acuerdo amistoso entre las dos partes.

    Recomendaciones de la OMIC de San Roque en unas rebajas marcadas por la COVID-19

    Tras finalizar la campaña de Navidad comienza el período de rebajas, que contarán con restricciones de aforo y donde cobrarán especial protagonismo las compras “online”. No obstante, desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de San Roque se recuerda que, a pesar de las limitaciones impuestas por el coronavirus, los usuarios siguen teniendo los mismos derechos y deberes que en cualquier época del año.

    Tras la festividad de Reyes, en Andalucía comienzan las rebajas, que abarcan desde el 7 de enero hasta el 7 de marzo, en un año especialmente marcado por la pandemia por Covid-19.

    La teniente de alcalde de Consumo, Belén Jiménez, ha recordado que en 2020 este período comenzó con total normalidad, y casi se vio truncado por las restricciones del confinamiento domiciliario que se iniciaron en la segunda quincena de marzo.

    Aclaró la edil que “estas rebajas estarán especialmente marcadas por las restricciones de aforo impuestas por el estado de alarma por coronavirus. Las limitaciones dependen de cada comunidad autónoma y varían según el nivel de alerta en el que nos encontremos en cada momento”.

    Jiménez recordó que “la situación sigue siendo la misma, donde una reducción de precio no equivale a una merma en la calidad del producto o en los derechos de los consumidores”.

    Por otro lado, la concejal ha pedido a los sanroqueños que extremen las precauciones a la hora de realizar compras en los establecimientos, guardando todas las medidas sanitarias posibles, englobadas en las 3M: mascarillas, metros de distancia de seguridad y limpieza de manos.

    Indicó Belén Jiménez que “en estos momentos de cierre perimetral por municipios, decretado por la Junta de Andalucía, los consumidores solo podrán hacer sus compras en el término municipal de San Roque, por el momento hasta que esa orden no sea levantada por el ente autonómico, en principio el 23 de enero”.

    La edil recomendó también la realización de compras a través de Internet en las web certificadas como “sitios seguros”, lo que a su juicio redundará en una mayor seguridad al evitarse el contacto con personas y el consiguiente riesgo de contagio por coronavirus.

    Según los expertos, la campaña de 2021 puede llegar a ser la peor de la historia, teniendo en cuenta las limitaciones de aforo y la crisis económica derivada de la pandemia, en un período marcado por EREs, ERTEs y de mayor destrucción de empleo.

    No obstante, teniendo en cuenta las limitaciones de aforo, se prevé un incremento en la compra “online”, aunque los consumidores contarán con un menor presupuesto, teniendo en cuenta las circunstancias anteriores.

    Con todo, y al igual que en anteriores rebajas, los usuarios tienen una serie de derechos y deberes a la hora de realizar sus compras, y ante cualquier duda o problema, cuentan en San Roque con la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

    En Andalucía, las rebajas de invierno tienen lugar desde el 7 de enero hasta el 7 de marzo, y los consumidores cuentan con los mismos derechos que durante el resto del año. No obstante, se recomienda ser prudentes y hacer uso de un consumo responsable durante las rebajas.

    El consumidor cuenta con derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad, entre otras cuestiones.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar para evitar compras impulsivas.

    Por otra parte, se recuerda que es muy importante tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo.

    Otros consejos que recomienda la oficina municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías.

    Como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en metálico.

    En este sentido, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada, eso sí, a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras se les haya aplicado una bajada del precio original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación.

    En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

     

    Pilar Núñez, delegada de la OMIC, aconseja un consumo responsable en época navideña

    La teniente de alcalde delegada de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), Pilar Núñez, ha presentado en el programa de Canal San Roque TV “Todo Incluido” la campaña informativa de Navidad que realiza dicha oficina, consistente en una serie de consejos para realizar compras seguras en esta época navideña, cuando el consumo aumenta considerablemente.

    Núñez ha indicado que desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor, situada en la planta baja de la Casa Consistorial, se presta un servicio gratuito y es donde se pueden gestionar las denuncias y demandas relacionadas con reclamaciones que tengan que ver con las compras a empresas privadas. “La OMIC ofrece un servicio de mediación para llegar a un acuerdo amistoso entre las dos partes”, apuntó.

    Las recomendaciones más destacadas por Núñez consisten en pedir y conservar todas las facturas y tickets de compras que sirven como garantía, ha recordado que la publicidad es vinculante y puede exigirse su cumplimiento, y si tiene alguna incidencia tras la compra de un producto puede reclamar a la empresa, que debe contestar en el plazo de un mes.

    La teniente de alcalde señaló también varios consejos destinados a que los consumidores realicen unas compras responsables en la época navideña. En cuanto a alimentación, recomienda evitar las compras de última hora y con prisas, porque así se podrán encontrar productos con una mayor relación calidad/precio. Por ello, la OMIC insta a anticipar las compras para evitar la subida de precios y evitar dejarse llevar por las ofertas gancho que son muy típicas de estas fechas.

    En cuanto a la adquisición de juguetes, Nuñez indicó que “en el mercado existe una amplia gama de juguetes, aunque no todo son adecuados ni presentan la misma calidad. Recomendamos tener en cuenta cuestiones relacionadas con la seguridad del producto, la edad del menor así como los valores y capacidades que el menor puede llegar a desarrollar con su uso”.

    La edil recalcó que en caso de usar tarjeta de crédito “es muy recomendable identificarse para que el comercio compruebe que nosotros somos la persona titular. También es bueno tener cuidado con la tarjeta para evitar la pérdida, el robo o cualquier uso fraudulento”.

    Pilar Núñez, delegada de la OMIC, aconseja un consumo responsable en época navideña

    La teniente de alcalde delegada de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, Pilar Núñez, ha desvelado que su oficina realiza una campaña informativa de Navidad consistente en una serie de consejos para realizar compras seguras en esta época navideña, cuando el consumo aumenta considerablemente.
     

    Núñez ha indicado que desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor, situada en la planta baja de la Casa Consistorial, se presta un servicio gratuito y es donde se pueden gestionar las denuncias y demandas relacionadas con reclamaciones que tengan que ver con las compras a empresas privadas.

    La OMIC ofrece un servicio de mediación para llegar a un acuerdo amistoso entre las dos partes. Las recomendaciones más destacadas por Núñez consisten en pedir y conservar todas las facturas y tickets de compras que sirven como garantía, además ha recordado que la publicidad es vinculante y puede exigirse su cumplimiento, y que si se tiene alguna incidencia tras la compra de un producto puede reclamar a la empresa, que debe contestar en el plazo de un mes.

    Además, la edil recalcó que en caso de usar tarjeta de crédito es muy recomendable identificarse para que el comercio compruebe que somos la persona titular. También es bueno tener cuidado con la tarjeta para evitar la pérdida, el robo o cualquier uso fraudulento.

    En cuanto a alimentación, recomienda evitar las compras de última hora y con prisas, porque así se podrán encontrar productos con una mayor relación calidad/precio. En cuanto a la adquisición de juguetes, Núñez indicó que en el mercado existe una amplia gama de juguetes, aunque no todo son adecuados ni presentan la misma calidad.

    Se recomienda tener en cuenta cuestiones relacionadas con la seguridad del producto, la edad del menor así como los valores y capacidades que el menor puede llegar a desarrollar con su uso.

    El consumidor debe asumir que muchas veces la publicidad es engañosa o confusa respecto a la apariencia y uso de los juguetes, por lo que se debe verificar los elementos que se venden con el juguete y los que habría que adquirir por separado. Tampoco estaría de más la solicitud de una prueba de uso o manejo del juguete en la propia tienda.

    Hay que tener cuidado con los juguetes adquiridos en bazares asiáticos ya que en demasiadas ocasiones se han detectado etiquetados y marcados CE falsificados. Existen una serie de datos informativos que deben figurar en el juguete, en su embalaje, o en los folletos que lo acompañen como el marcado CE; nombre, razón social y marca; dirección del fabricante, importador y del representante autorizado en la UE; potencia máxima, tensión de alimentación tipoliogía de consumo energético; instrucciones de uso en español, etc.

    Hay que tener en cuenta también en la elección de los juguetes sobre la toxicidad de ellos, posibilidad de descargas eléctricas, tamaño de piezas y elementos que propicien ahogamientos o estrangulamientos, elementos cortantes o que puedan causar daño, necesidad de tutela por parte de adultos..., y se debe cuidar que los juguetes no inciten a los niños y niñas a situaciones peligrosas y que no promuevan conductas violentas, sexistas, injustas, insolidarias, insalubres o medioambientalmente irresponsables.

    Siempre se debe contemplar la posibilidad de comprar juguetes ecológicos o de recuperar o reciclar juguetes tradicionales antiguos, y es necesario recordar que el juego fomenta el desarrollo intelectual, emocional y creativo de niños y niñas y que son importantes los juguetes que apoyan la sociabilidad y el ejercicio físico.
     

    La OMIC recomienda un consumo responsable en Rebajas

    El período de rebajas acaba de comenzar y se extenderá hasta marzo, una vez finalizada la campaña de Navidad. La teniente de alcalde de Relaciones Externas y Consumo, Mercedes Serrano, ha recordado que los usuarios tienen una serie de derechos y deberes a la hora de realizar sus compras, y ante cualquier duda o problema, cuentan en San Roque con la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

    En Andalucía, las rebajas de invierno tienen lugar desde el 7 de enero hasta el 7 de marzo. “En esta época -ha apuntado Serrano- tenemos los mismos derechos que durante el resto del año. No obstante, es recomendable ser prudentes y hacer uso de un consumo responsable durante las rebajas”.

    “El consumidor cuenta con derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad, entre otras cuestiones”, matizó la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar para evitar compras impulsivas.

    Por otra parte, se recuerda que es muy importante tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo.

    Otros consejos que recomienda la oficina municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías.

    Según aclaró Mercedes Serrano, “como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación”.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en metálico.

    En este sentido, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada, eso sí, a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras se les haya aplicado una bajada del precio original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación.

    En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    Belén Jiménez recomienda desde la OMIC un consumo responsable en Rebajas

    Una vez finalizada la campaña de Navidad, comienzan las rebajas. Desde la OMIC, la concejal responsable de Consumo, Belén Jiménez, recuerda que los consumidores tienen los mismos derechos a la hora de hacer sus compras. La edil recomienda responsabilidad en el consumo e insta a que acudan a la oficina ante cualquier duda o problema.

    Jiménez ha hecho una serie de recomendaciones con motivo de las rebajas de invierno, que en Andalucía comprende oficialmente el periodo del 7 de enero al 7 de marzo.

    Entre otras cuestiones, la edil ha recordado que el consumidor tiene una serie de derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad. Jiménez ha señalado que los consejos son los mismos de todos los años y de cada temporada. “Hay que tener en cuenta que los derechos del usuario no cambian durante todo el año, independientemente de si se está o no en época de rebajas” ha apuntado la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar, en aras de evitar compras impulsivas, sobre todo en tiempos de crisis económica.

    “Pero es de suma importancia -concretó la concejal- tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo”.

    Otros consejos que recomienda la oficina municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías.

    Como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras, se les ha aplicado una bajada de su coste original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

     

    Pilar Núñez recomienda desde la OMIC un consumo responsable en época de rebajas

    Una vez finalizada la campaña de Navidad, comienzan las rebajas. Desde la OMIC, la teniente de alcalde Pilar Núñez recuerda que los consumidores tienen los mismos derechos a la hora de hacer sus compras. La edil recomienda responsabilidad en el consumo e insta a que acudan a la oficina ante cualquier duda o problema.

    La teniente de alcalde Pilar Núñez ha hecho una serie de recomendaciones con motivo de las rebajas de invierno, que en Andalucía comprende el periodo del 7 de enero al 7 de marzo. Entre otras cuestiones, la edil ha recordado que el consumidor tiene una serie de derechos, entre ellos la reclamación en caso de conflicto con el establecimiento. Éste, por su parte, debe garantizar unas normas mínimas de calidad. Núñez ha señalado que los consejos son los mismos de todos los años y de cada temporada. “Hay que tener en cuenta que los derechos del usuario no cambian durante todo el año, independientemente de si se está o no en época de rebajas” ha apuntado la edil.

    Entre las recomendaciones de la OMIC, se insta a que los usuarios elaboren una lista con los productos que se necesitan para ajustarse al presupuesto familiar, en aras de evitar compras impulsivas, sobre todo en tiempos de crisis económica. “Pero es de suma importancia -concretó la concejal- tener en cuenta que los artículos tienen que haber estado expuestos en las tiendas, al menos, un mes antes del comienzo de las rebajas, y comprobar que en la etiqueta aparece también el precio anterior del artículo”. Otros consejos que recomienda la oficinal municipal son los de constatar que los productos no tengan defectos o estén obsoletos; realizar compras en Internet en sitios seguros; además de conocer la política de devoluciones de cada comercio y guardar los comprobantes de pago, tiques de compra y garantías. Como última medida, el consumidor puede reclamar en caso de conflicto con el establecimiento. En las oficinas de la OMIC (Casa Consistorial, Plaza de las Constituciones) se facilitan las gestiones necesarias a los consumidores que se encuentren en esta situación.

    Desde la OMIC se recuerda que cuando un artículo tiene un defecto se puede exigir al vendedor el abono de la compra, sin la obligación de aceptar cheques, vales ni cambios, tanto si se pagó con tarjeta como si se hizo en efectivo. De hecho, no se deben confundir las rebajas con las ventas de promoción, saldos y liquidaciones, ya que en el primer caso los artículos obligatoriamente deben ser de igual calidad que en cualquier otra temporada si bien a un precio más bajo. Se trata de rebajas de artículos de la temporada anterior, no de prendas que por tener taras, se les ha aplicado una bajada de su coste original.

    En cuanto a las compras por Internet, lo más seguro es hacerlo en páginas adscritas al Sistema Arbitral de Consumo. Y, sobre todo, cuando se introduzcan los datos bancarios hay que comprobar que la dirección del navegador comienza por “https”, lo que significa que se trata de una página web segura (frente al encabezado común: http).

    Además de comprobar en todo caso lo referente a cambios y devoluciones de cada comercio, hay que tener en cuenta que en caso de deterioro, defecto de origen o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o mal uso, el comprador tiene derecho al reembolso del dinero o al cambio del artículo.

    La OMIC recomienda guardar siempre los justificantes de compra, facturas y tiques como únicas garantías ante un posible cambio, devolución o reclamación. En este sentido, los certificados de garantía tienen que estar cumplimentados, y hay que tener en cuenta que todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano comprados en tiendas cuentan, como mínimo, con una garantía de un año.

    En cuanto a comprar en los establecimientos acogidos al Sistema Arbitral de Consumo, se garantiza que, en el caso de reclamación, la resolución no requerirá llegar a los tribunales y será rápida, imparcial y gratuita.

    La OMIC pone en marcha una campaña informativa con motivo de las rebajas de enero

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) ha iniciado una campaña con consejos para las compras en las rebajas de enero. Según ha especificado la delegada de Consumo, Belén Jiménez, se trata de una serie de recomendaciones para la compra tanto en establecimientos como a través de Internet, válido para estas rebajas, aunque trasladable a cualquier época del año.

    La concejal de Consumo, Belén Jiménez, señala que para sacar el máximo provecho al periodo de descuentos, desde la OMIC se facilitan los siguientes consejos, tales como hacer una lista con lo que se quiere adquirir para evitar las compras compulsivas y determinar un límite en el dinero a gastar. Por otra parte, los productos rebajados deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes.

    Desde la Oficina de Consumo se recuerda además que los objetos rebajados deben mostrar su precio original junto al rebajado. Si se trata de una reducción porcentual de un conjunto de artículos, bastaría con el anuncio genérico de la misma, sin que tenga que constar individualmente en cada artículo.

    Jiménez apunta que, ante todo, hay que tener en cuenta que en este periodo lo que se rebaja es el precio y no la calidad, por lo que se aconseja que se examine bien los productos para cerciorarse de que no tienen defectos (en este caso se trataría de saldos) y en caso de comprobar que está defectuoso una vez adquirido, el consumidor tiene los mismos derechos de devolución.

    En este sentido, la OCU recuerda que si el consumidor tiene algún problema durante las rebajas, lo mejor es actuar igual que en cualquier otro momento. En el periodo de rebajas se recortan los precios, pero nunca los derechos como consumidores y si no se consigue una solución amistosa, hay que exigir la hoja de reclamaciones. También resulta recomendable comparar entre distintos establecimientos para encontrar la mejor opción.

    La OMIC recuerda que la legislación no establece los márgenes que han de alcanzar los descuentos. La mayoría rondan el 50% aunque según los productos pueden ir desde el 10% hasta el 70 %.

    La OCU apunta a que en algunos establecimientos se establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre la aceptación del pago con tarjeta, las devoluciones,etc). Pueden hacerlo, están en su derecho, pero esas condiciones deben indicarse expresamente.

    En caso de duda, se deberá preguntar al responsable del establecimiento. Asimismo, Jiménez recuerda que siempre se aconseja conservar el tique o factura simplificada de las compras, pues es necesario para cualquier reclamación ó cambio, aunque este consejo es aplicable a cualquier época del año, en rebajas aún más.

    Por otro lado, el servicio postventa y la aplicación de la garantía son iguales, independientemante de que se compre el producto durante las rebajas o fuera de ese periodo. Finalmente, la edil de Consumo, Belén Jiménez, recuerda que si el usuario ha adquirido un artículo fuera del periodo de rebajas y decide devolverlo en periodo de descuento, el comercio está obligado a respetar el dinero que costaba cuando fue adquirido , tanto si se trata de una devolución en metálico como un cambio por otro producto.

    Como consecuencia de la crisis económica que llevaba haciendo mella durante años en el sector comercial y en especial en el de la moda, el Gobierno acordó mediante el decreto ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad en las medidas de liberalización comercial “que se concede plena libertad a los comerciantes para determinar los periodos de rebajas y su duración”.

    Asimismo “también se permite, en la venta en promoción, adquirir productos destinados a tal fin y no se condicionen los porcentajes de reducción de precios, que el comerciante podrá establecer en función de sus estrategias”.

     

Páginas