Busqueda

The search found 1 result in 0.975 seconds.

Search results

    El alcalde exige la aprobación de la bonificación del agua en el balance del año en Canal San Roque TV

    La exigencia a Mancomunidad de que apruebe definitivamente la bonificación de los 20 primeros metros cúbicos de agua consumida por los sanroqueños y la oposición rotunda al fondeadero exterior planteado por la Autoridad Portuaria han sido dos de los asuntos más destacables de la entrevista que han realizado hoy, lunes, al alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, en Canal San Roque TV tres periodistas comarcales. Entre los deseos del primer edil, que haya campogibraltareños con responsabilidades de gobierno en la Junta y en el Estado.

    Como ha hecho cada año desde que asumió la Alcaldía en 2011, Ruiz Boix se ha sometido a las preguntas de tres periodistas en un programa de televisión producido por la empresa municipal Multimedia. Se trataba de Cándido Romaguera (Radio Algeciras-Cadena Ser), Yolanda Olivares (7Directo) y Alberto Rodríguez (Europa Sur), quienes durante una hora y media le han podido plantear cuestiones de índole económica, social y de política de partidos.

    La entrevista se ha realizado en el Palacio de los Gobernadores, con la presentación y moderación a cargo del coordinador de Multimedia, Dionisio Castilla. El programa se ha emitido a partir de las 20.30 horas, al finalizar el Informativo de Canal San Roque RTV, y también ha podido verse a través de www.multimediasanroque.com. Además, se va a subir a Canal San Roque en Youtube.

    La primera pregunta versó sobre las políticas llevadas a cabo para fomentar el empleo en el municipio. Reconoció Ruiz Boix que si bien en los últimos cinco años se ha reducido el número de desempleados en 1.600 personas, todavía se está lejos de la cifra de antes de la crisis.

    Dijo que además de fomentar la implantación de empresas y las inversiones privadas, desde el Consistorio se han puesto en marcha planes de empleo con fondos propios, que han permitido la contratación de más de 500 personas por Emadesa y sacar del paro en breve a 27 personas a través de Amanecer, en un programa destinado principalmente a discapacitados. Con estas medidas, señaló, no sólo se cubren necesidades del Ayuntamiento para las cuales no se puede contratar a personal fijo debido a las limitaciones gubernamentales, sino que, sobre todo, muchas familias con pocos recursos cuentan con unos ingresos que les resultan muy necesarios.

    El alcalde espera que el nuevo Gobierno de la Nación “mejore la Reforma Laboral del PP”, de manera que fomente la creación de empleo estable. En cualquier caso, señaló que en el municipio está revitalizándose el sector de la construcción, en especial en las zonas de Sotogrande y Alcaidesa, mientras que en el sector turístico se van a abrir 28 habitaciones en el Casino Admiral. Recordó el apoyo municipal al gran proyecto de Santa María Polo Club para Los Pinos, así como el fomento a la implantación de pequeñas y medianas empresas industriales en el Polígono de Guadarranque.

    El primer edil confirmó su oposición a la regla del techo de gasto, que espera que el Gobierno de Pedro Sánchez derogue o suavice. “Hay que exigir a los gobiernos que no generen deuda -sostuvo-, pero sí que los ingresos se puedan utilizar en cumplir los compromisos electorales”.

    En este sentido, puso el ejemplo del Ayuntamiento de San Roque, donde se han bajado impuestos como el IBI y el “sello del coche” al mínimo que impone la Ley, mientras que se ha fijado un precio simbólico de 1 euro a la renovación de los nichos de los cementerios. “Podríamos -recalcó- haber pensado en las grandes empresas a la hora de reducir impuestos, pero hemos pensado en las familias”.

    Para el alcalde, esta rebaja fiscal es posible porque se han realizado planes de inspección que han permitido crecer en ingresos, a la vez que una mayor equidad al aumentar el número de contribuyentes. Además, no existe deuda con bancos y proveedores (que cuando asumió la Alcaldía, dijo, superaba los 57 millones de euros), de manera que se cuenta con un equilibrio presupuestario que genera superávit en las arcas municipales.

    Cuando se le preguntó sobre la polémica con el alcalde de La Línea, Juan Franco, sobre la ubicación de un segundo centro en el Campo de Gibraltar para realizar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), señaló que en 2016 un grupo de empresarios del transporte le planteó la necesidad de unas instalaciones de estas características, y le señalaron que San Roque sería ideal por albergar la mayor concentración de grandes empresas y por su situación geográfica en la comarca.

    Dijo que “ante esta carencia, ofrecimos suelo a la Junta de Andalucía. Hasta tres emplazamientos posibles”, de los que Ruiz Boix prefiere uno situado en el Polígono Industrial La Pólvora por su situación cercana a las industrias y porque podría ayudar a comercializar parcelas en la segunda fase de este parque empresarial. Indicó que se había concertado una visita al municipio de responsables autonómicos a principios de 2018 para conocer las tres ubicaciones y tomar una decisión, pero ante la polémica surgida desde La Línea, esa visita se suspendió.

    En materia social, el alcalde de San Roque destacó que durante sus dos mandatos se ha conseguido multiplicar por seis el volumen de ayudas directas a las familias con menos recursos. Además, se han creado nuevos programas como los talleres de memoria (con más de 250 usuarios) y este año se han destinado 20.000 euros a las becas para alumnos de entre 3 y 5 años. También en este ejercicio se han puesto en marcha dos nuevos programas de becas: uno para material escolar de alumnos de Primaria y otro para estudiantes de Bachiller y Ciclos Formativos.

    Preguntado sobre su postura acerca del Estudio Epidemiológico, Ruiz Boix indicó que “queremos que lo haga la Administración competente, que es la Junta de Andalucía. Y ésta dice que se están realizando los estudios necesarios y que se está dentro de los parámetros legales”, aunque admitió que puedan darse “problemas técnicos o humanos” que generan contaminación, pero que al no tener continuidad en el tiempo, no se consideran peligrosos. En cualquier caso, le consta de que “en episodios puntuales ha habido incluso multas”.

    Para el alcalde, “en San Roque ya tenemos suficiente actividad industrial”, y defendió que la implantación necesaria de nuevas industrias para aumentar el PIB de Andalucía se lleve a cabo en otros puntos de la Comunidad Autónoma.

    Reconoció el regidor sanroqueño que en el municipio hay más de 600 demandantes de vivienda inscritos en el listado municipal, y señaló que la mayoría piden viviendas de alquiler. Para afrontar la situación, el Ayuntamiento ha alquilado un edificio en el Camino del Almendral que ha permitido cubrir esa necesidad a 17 familias, y se ha invitado a los propietarios de edificios vacíos del Casco Histórico a llegar a acuerdos como el siguiente: “Si de la rehabilitación de una vivienda antigua -dijo- podemos sacar seis apartamentos, se pueden dar dos al propietario y poner los otros cuatro en alquiler para familias que lo necesitan. De esta manera revitalizaríamos la zona”.

    Juan Carlos Ruiz Boix tiene claro que “las barriadas demandan igualdad, que se presten los mismos servicios en Guadarranque que en el Casco”. En este sentido, recordó que en el municipio existen cuatro cementerios, siete campos de fútbol (de los cuales la mayoría cuentan con césped artificial) y uno de rugby, así como cuatro pabellones cubiertos. Destacó también la calidad y dispersión de servicios como la Red de Bibliotecas. Y si bien admitió que existen problemas para dar la cobertura en materia de seguridad que se precisa en diversos puntos del término, recordó que San Roque cuenta con el triple de efectivos de la Policía Local de los que recomienda la Federación Española de Municipios y Provincias para un municipio de su población.

    Respecto al fondeadero exterior que la Autoridad Portuaria plantea para el litoral mediterráneo, el primer edil se mostró “rotundamente en contra”, y dijo que a su posición no sólo se habían sumado los ecologistas, sino otros partidos políticos, colectivos ciudadanos e incluso empresas, de manera que “es una postura compartida por la sociedad sanroqueña”.

    Recordó Ruiz Boix que la pujanza del turismo en San Roque no sólo beneficia al municipio, sino también a otras zonas de la comarca, “porque el turista que juega el golf en Sotogrande por la mañana, luego se va de tapas a La Línea o a visitar Baelo Claudia”. “Si el fondeadero es tan necesario -dijo- que se ubique en otro lugar donde no perjudique a este motor económico” que, señaló, “ha convivido durante cincuenta años con la actividad industrial”.

    El alcalde indicó que “San Roque ya ha entregado cinco kilómetros de su costa a la Autoridad Portuaria”, y lamentó que las barriadas de la Zona de Bahía no han sido compensadas por ello con suficientes inversiones. “No tenemos playas de tolerancia recreativa. Ya hemos perdido dos fortines y la comunicación a pie a través de la costa entre Guadarranque y Puente Mayorga se ha interrumpido debido a cambios en el litoral” que son consecuencia última de distintas obras portuarias, señaló.

    A continuación, el primer edil se refirió a que la Junta de Comarca aún no ha aprobado de manera definitiva la bonificación de los primeros 20 metros cúbicos de agua a la que se había comprometido el gobierno de la Mancomunidad de Municipios en el acuerdo por el que el Ayuntamiento de San Roque apartaba su pretensión de recuperar de Arcgisa los servicios de agua domiciliaria y recogida de basuras.

    Explicó Ruiz Boix que “pensábamos que esta bonificación iba a llegar a los sanroqueños en el recibo del tercer trimestre del año”, ya que ha sido aprobada inicialmente, se han recibido los informes preceptivos que la permiten y ha pasado el plazo de exposición pública. “La Junta de Comarca -apuntó- se reunió por última vez en el mes de julio, y debería haberse reunido de manera ordinaria pasados dos meses. O sea, en septiembre. Pero nos estamos acercando ya a los cuatro meses y sigue sin reunirse de manera ordinaria ni extraordinaria”.

    En su opinión, este retraso se debe a que el “presidente okupa” de la Mancomunidad, Luis Ángel Fernández, y el PP de San Roque no quieren aprobar esta medida de manera definitiva porque temen que esta medida pueda beneficiar electoralmente al PSOE sanroqueño. También sugirió que es posible que desde el PA de Los Barrios, como socio del PP en el gobierno del ente comarcal, se esté presionando para retrasar la aprobación definitiva hasta contar con la documentación necesaria para poder presentar una aprobación inicial a otra bonificación similar para dicho municipio.

    Al preguntársele sobre una posible pérdida de peso del Campo de Gibraltar en las listas por Cádiz de los principales partidos a las elecciones autonómicas, Ruiz Boix dijo que “me gustaría tener a representantes del Campo de Gibraltar en los gobiernos, no tanto en los legislativos”, ya que son los ejecutivos los que cuentan con presupuestos donde se pueden recoger partidas para la comarca. Recordó que él mismo es vicepresidente de la Diputación de Cádiz, pero nunca ha existido ni un consejero campogibraltareño en la Junta de Andalucía ni tampoco un ministro, y pensaba que tampoco un secretario de Estado.

    En este sentido, el alcalde sostuvo que, igual que desde la Junta de Andalucía se reclama un 18% de inversión estatal en función de la población andaluza en el total de España, los campogibraltareños debemos reclamar que el porcentaje de población de la comarca tenga su justa correlación en el porcentaje de las inversiones que reciba la provincia de Cádiz.

    En los cinco minutos que se ofrecieron a Ruiz Boix para que planteara sus propios temas, habló sobre la reciente aprobación del programa Edusi, que permitirá la inversión de seis millones de euros (5 millones de fondos europeos y el resto municipales) en la revitalización de Los Olivillos, Simón Susarte y parte baja de San Roque Casco. También de los 12 millones de euros presupuestados para inversiones este año, entre los que citó la finalización del carril bici al Pinar del Rey (600.000 euros); la remodelación de la calle Málaga (un millón); la reforma de la antigua Casa Consistorial (casi dos millones); la renovación de los centros médicos de la Estación y Taraguilla; la finalización del pabellón cubierto de Taraguilla; la rehabilitación de las barriadas Cepsa y Nazaret, de Puente Mayorga; las obras en la Finca Russo y en el antiguo Casino de Campamento; el vivero de empresas de Pueblo Nuevo; los nuevos parques en el recinto ferial de Guadiaro; o el centro de salud de Torreguadiaro.

    Considera que se ha podido cumplir el 85% del programa electoral con el que se presentó en 2015, aunque reconoció que “tengo la espina clavada” de la senda peatonal al Casino, “que fue bloqueada por el Gobierno de Mariano Rajoy”.